Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Con el distanciamiento social, reabrir las escuelas este otoño debería ser seguro, señalan los expertos

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 10 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Los niños deberían poder volver a las escuelas reabiertas de forma segura este otoño, y reanudar sus estudios con poco riesgo de contribuir a la pandemia de COVID-19, plantean algunos expertos en enfermedades infecciosas.

Las evidencias científicas recolectadas hasta ahora indican que los niños no tienden a propagarse el nuevo coronavirus entre sí, ni parecen infectar a los adultos de forma regular, afirma un nuevo editorial de la revista Pediatrics.

"En general, mientras más joven se es, menos probable es transmitirlo a otros niños o adultos", aseguró el coautor de la editorial, el Dr. William Raszka Jr., especialista en enfermedades infecciosas pediátricas del Colegio de Medicina Larner de la Universidad de Vermont, en Burlington.

"Las escuelas deben reabrir, con medidas de precaución", dijo Raszka.

El próximo año escolar también se ha convertido en un tema político, y el Presidente Donald Trump ha amenazado con retirar la financiación federal de las escuelas que no reabran por completo en otoño.

Pero el esfuerzo por reabrir las escuelas cuenta con el respaldo de evidencias epidemiológicas crecientes de que los niños no parecen tener un rol importante en la propagación de la COVID-19, indicó el Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore.

"Hemos visto que lugares como Dinamarca y Finlandia abren las escuelas sin ningún problema, y las guarderías han estado abiertas para los trabajadores esenciales durante toda la pandemia", apuntó Adalja. "Será importante que las escuelas desarrollen un plan para afrontar los casos y permitir el distanciamiento social, pero estamos haciendo daño a toda una generación de estudiantes que no podrán recibir una educación adecuada".

Sin embargo, no todos los expertos médicos comparten esta opinión.

Los estados que tienen las tasas de infección de la COVID-19 bajo control quizá puedan reabrir las escuelas, pero otros lugares que están en medio de un aumento grave de las infecciones con el coronavirus se lo deben pensar dos veces, advirtió el Dr. Matthew Heinz, médico de hospital e internista de Tucson, Arizona.

"Sin duda en mi estado no, si la cifras siguen como van", comentó Heinz respecto a reabrir las escuelas en Arizona. "Estamos en una situación fulminante de un virus enfurecido. No veo cómo sería seguro. Les advertiría a los líderes de los estados que están más afectados que tomen unas medidas adecuadas para retrasar la reapertura".

Unos estudios iniciales muestran que los niños pequeños no infectan a los demás

El editorial de Raszka, que aparece en la edición del 10 de julio de la revista Pediatrics, se publicó junto con un nuevo estudio de familias de Suiza que encontró que lo más frecuente era que los adultos mayores transmitieran el coronavirus a los niños.

Los niños parecieron transmitir la COVID-19 a sus familiares mayores apenas alrededor de un 8 por ciento de las veces, encontraron los investigadores. La mayoría de las veces, los adultos infectaron a los niños.

"Esto contribuye a la mayoría de las evidencias, que apuntan a que los niños son infectados por los adultos, pero no viceversa", comentó el investigador sénior, el Dr. Arnaud L'Huillier, especialista en enfermedades infecciosas pediátricas de los Hospitales de la Universidad de Ginebra, en Suiza. "Reabrir las escuelas no parece ser un problema de salud pública, cuando se compara con reabrir los restaurantes, los bares y las tiendas".

Raszka, editor asociado de la revista Pediatrics, también citó otras evidencias pediátricas que han surgido durante la pandemia:

  • Un estudio chino encontró que casi todos los niños diagnosticados con la COVID-19 habían contraído el virus de un adulto infectado.
  • Un chico francés con COVID-19 expuso a más de 80 compañeros de clases en tres escuelas a la enfermedad, pero ninguno se infectó.
  • En Nueva Gales del Sur, nueve estudiantes y nueve miembros del personal expusieron a un total de 735 estudiantes y 128 miembros del personal en 15 escuelas distintas. Apenas resultaron dos infecciones, y una fue un adulto que transmitió el coronavirus a un niño.

"Lo que hemos visto hasta ahora en exámenes de los contactos familiares y la experiencia en todo el mundo en las escuelas es que los niños pequeños transmiten el virus de forma muy poca frecuente a otros niños y a los adultos, lo que de verdad respalda la idea de que los niños pequeños, particularmente, pueden reingresar al sistema escolar", dijo Raszka.

"Siempre me parece algo confuso: permitimos que los adultos vayan a bares a beber sin máscaras, y a congregarse durante horas y horas, pero no mandamos a los niños a las escuelas", añadió Raszka. "Me parece asombroso".

Nadie sabe por qué los niños no parecen propagar la COVID-19, dijo, en particular dado su activo rol en la propagación de la influenza y otros gérmenes.

"En la influenza, los niños son propagadores bien conocidos de la enfermedad", apuntó Raszka. "Esta ha sido una de las mayores sorpresas, que los niños no parecen propagar ni transmitir el coronavirus con la misma eficiencia. El motivo de que los niños parezcan infectarse con menos frecuencia, y que en general tengan una enfermedad mucho menos grave y que no la transmitan con tanta frecuencia. es más bien un misterio".

De cualquier forma, si las escuelas reabren, deben usar el distanciamiento social

Quizá los niños con COVID-19 no tosan tanto porque no enferman tanto como los adultos, o tal vez no tengan los mismos tipos de conversaciones largas entre sí que los adultos tienen, planteó Raszka.

A pesar de las evidencias, Raszka dijo que las escuelas deben de cualquier forma tomar medidas para reducir el riesgo de transmisión, al fomentar el distanciamiento social, requerir que los estudiantes usen máscaras, y eliminar las actividades que requieran que unos grupos grandes de niños se congreguen en espacios cerrados.

Las escuelas deben separar los pupitres lo más posible, hacer que todos los estudiantes miren hacia la misma dirección, e incluso requerir que los estudiantes coman el almuerzo en el aula en que reciben clases, sugirió.

"Hacer que 150 niños coman el almuerzo en una sala pequeña potencialmente fomentaría la transmisión", advirtió Raszka. "Aunque pensamos que es muy poco probable, es algo que podemos hacer para minimizar el riesgo de infección".

Trump ha criticado a las directrices para la reapertura de las escuelas de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., que indican este tipo de medidas de protección, pero los funcionarios de los CDC han dicho que no modificarán sus directrices, sino que crearán documentos de orientación adicionales para las autoridades escolares.

Heinz apuntó que le preocupa que los distritos escolares de EE. UU. simplemente no puedan asumir el costo de implementar las medidas que aconsejan los CDC y expertos como Raszka.

"Históricamente, no hemos financiado a nuestras escuelas de forma adecuada, en lo absoluto. ¿De dónde saldrá el presupuesto para las protecciones y los protocolos varios?", se preguntó Heinz. "No tienen dinero para nada, en algunos casos ni para los suministros básicos de los estudiantes, y mucho menos un presupuesto para la gestión de una pandemia viral".

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) ha respaldado oficialmente la reapertura, instando a los distritos escolares en un informe reciente a hacer todo lo posible porque los estudiantes vuelvan a las aulas.

"Los niños reciben mucho más que una educación en la escuela", comentó durante una reunión en la Casa Blanca la presidenta de la AAP, La Dra. Sally Goza, reportó el Washington Post. "Estar lejos de sus compañeros, maestros y los servicios escolares tiene efectos duraderos en los niños. Aunque no será fácil, los pediatras propugnan con firmeza que comencemos con la meta de que los estudiantes estén presentes físicamente en la escuela este otoño".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre las escuelas y la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: William Raszka Jr., MD, pediatric infectious disease specialist, University of Vermont's Larner College of Medicine, Burlington, Vt.; Amesh Adalja, MD, senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Matthew Heinz, MD, hospital physician and internist, Tucson, Ariz.; Arnaud L'Huillier, MD, pediatric infectious disease specialist, Geneva University Hospitals, Switzerland; Pediatrics, July 10, 2020

Last Updated: