Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Cuando la COVID-19 se propagó por un campamento de verano de Georgia, los niños fueron transmisores 'eficientes'

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 31 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Las escuelas van a reabrir en apenas unas semanas, y un informe sobre cómo el nuevo coronavirus se propagó con rapidez en un campamento de verano de Georgia sugiere que los niños transmiten el virus muy bien.

Casi 600 jóvenes campistas y consejeros asistieron al campamento en junio, y de los 344 que recibieron la prueba de la COVID-19, un 76 por ciento habían tenido un resultado positivo a mediados de julio. Tres cuartas partes de los casos de COVID-19 de los que hubo información disponible implicaron síntomas, como dolor de garganta, dolor de cabeza y fiebre.

El campamento abrió para el personal el 17 de junio, y los niños comenzaron a llegar cuatro días más tarde. El primer caso conocido implicó a un miembro del personal del campamento, un adolescente que desarrolló escalofríos el 23 de junio, y que tuvo un resultado positivo de la COVID-19 al día siguiente.

Después de eso, el campamento se desmontó con rapidez, y cerró el 27 de junio.

No se requirió que los campistas, con una edad promedio de 12 años, usaran máscaras, aunque el personal del campamento usó máscaras, comentaron los investigadores.

También hubo una "variedad de actividades bajo techo y al aire libre, que incluyeron cantar y vitorear de forma vigorosa a diario", actividades que tienen un importante rol en la propagación de las gotitas respiratorias cargadas del coronavirus.

Los campistas también se alojaron en espacios reducidos (en promedio, 15 en cada cabina), según un equipo dirigido por Christine Szablewski, del Departamento de Salud Pública de Georgia. Entre las 31 cabinas, la tasa promedio de propagación de la COVID-19 fue del 50 por ciento.

Las probabilidades de que el virus "atacara" a un campista "aumentaron junto con el tiempo que pasaron en el campamento", apuntaron los investigadores. Esto significa que el personal del campamento, que llegó más o menos una semana antes que los campistas, experimentó la tasa más alta de ataque, de un 56 por ciento.

El grupo de Szablewski dijo que también es "probable" que la tasa de infección reportada en el estudio "sea una subestimación, porque se podrían haber pasado casos por alto entre las personas que no realizaron la prueba".

También anotaron que, bajo una orden ejecutiva reciente de Georgia, era obligatorio que los niños y el personal del campamento tuvieran un resultado negativo en una prueba de la COVID-19 administrada 12 días o menos antes de permitirles la entrada al campamento. Pero de cualquier forma no fue suficiente para mantener la infección a raya.

Entonces, mientras hay un acalorado debate sobre la seguridad de enviar a los niños a la escuela en otoño, "esta investigación amplía las evidencias que demuestran que los niños de todas las edades son susceptibles a la infección con el SARS-CoV-2, y, lo que contradice a informes anteriores, podrían tener un importante rol en la transmisión", aseguró el grupo de Szablewski.

El Dr. Robert Glatter es un médico de medicina de emergencias que está en primera línea de la pandemia en el Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York. Al revisar el informe, se mostró de acuerdo en que "refuerza los hallazgos de investigaciones recientes, que indican que los niños de todas las edades no solo son susceptibles al SARS-CoV-2, sino que son capaces de transmitir el virus a otros".

Glatter anotó que otro estudio, publicado a principios de semana, "encontró que los niños [infectados] menores de 5 años portan un nivel de material genético viral [del SARS-CoV-2] que es hasta 100 veces más alto, en comparación con los adultos".

El hecho de que el virus se propagara con tanta rapidez cuando los adultos usaban máscaras, pero los niños no, sugiere que los niños pueden ser propagadores eficientes de la COVID-19, anotó Glatter.

"Hace meses que hay algo que está muy claro: debemos implementar una política nacional integral sobre el uso universal de las máscaras", añadió. "Esta sencilla medida puede salvar vidas".

El estudio se publicó el 31 de julio en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report, de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Robert Glatter, MD, emergency medicine physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Morbidity and Mortality Weekly Report, July 31, 2020

Last Updated: