Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

El impacto de la pandemia en los hospitales de EE. UU. es mayor de lo que se pensaba, según un estudio

In English

VIERNES, 29 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Los pacientes hospitalizados con COVID-19 en Estados Unidos pasan más tiempo en el hospital y son más propensos a requerir cuidados intensivos que los pacientes en China, señala un estudio reciente.

Los hallazgos sugieren que la pandemia del coronavirus podría estar suponiendo una presión más grande para los hospitales de EE. UU. de lo que se suponía, según los investigadores.

"Los recursos hospitalarios necesarios para satisfacer las necesidades de los pacientes enfermos de gravedad son sustanciales", comentó el autor principal, Joseph Lewnard, profesor asistente de epidemiología de la Universidad de California, en Berkeley.

"Encontramos que las observaciones de China quizá no provean un fundamento suficiente para anticipar la demanda de atención de la salud en EE. UU.", planteó en un comunicado de prensa de la universidad.

Lewnard y sus colaboradores analizaron los expedientes médicos de casi 1,300 miembros de Kaiser Permanente de California y el estado de Washington que fueron hospitalizados con casos confirmados de COVID-19 entre principios del año y principios de abril.

De ellos, un 42 por ciento requirieron cuidados intensivos, y un 18 por ciento fallecieron de COVID-19. Los estimados de China sugieren que alrededor de un 30 por ciento de los pacientes hospitalizados con COVID-19 requieren cuidados intensivos.

Los investigadores dijeron que sus hallazgos muestran la necesidad de recolectar datos de distintas regiones y distintos ámbitos de atención de la salud en todo el mundo. Advirtieron que no se debe depender en exceso de modelos basados en los datos de otros países.

"La propagación de la COVID-19 y su impacto en los sistemas locales de atención de la salud muestran diferencias en todo el mundo", comentó el coautor del estudio, Vincent Liu, científico investigador de la División de Investigación de Kaiser Permanente en el norte de California.

Apuntó que los sistemas de atención de la salud son distintos, y que sus capacidades y estructuras afectan a la respuesta local. Como resultado, es importante comprender cómo los datos locales se comparan con la experiencia observada en otros países.

El estudio también proveyó más evidencias de que las personas mayores son las más afectadas por la COVID-19. Alrededor de un 50 por ciento de las hospitalizaciones fueron entre adultos de a partir de 60 años, y un 25 por ciento entre adultos de a partir de 73 años.

Y los hombres parecen tener un riesgo más alto que las mujeres. Los hombres hospitalizados mayores de 80 años tenían un riesgo de muerte de un 58 por ciento, mientras que el riesgo era de un 32 por ciento entre las mujeres hospitalizadas de la misma edad.

El estudio sí arrojó algunos hallazgos positivos, al mostrar que las medidas de distanciamiento social "aplanan la curva" de nuevas transmisiones del coronavirus de forma exitosa.

"Esos esfuerzos serán esenciales en esta próxima fase, en que las medidas de distanciamiento social se relajan de manera gradual", añadió Liu en el comunicado de prensa. "Necesitamos que nuestras comunidades permanezcan realmente implicadas, porque estos datos muestran que incluso las acciones de los individuos y los grupos pequeños pueden de verdad tener un impacto en la propagación del virus".

El estudio aparece en la edición en línea del 26 de mayo de la revista BMJ.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: University of California, Berkeley, news release, May 26, 2020

--

Last Updated: