How Masks Help Stop COVID-19: HD Live! This Friday at 2:30 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

En el 'ojo de la tormenta': los enfermeros de EE. UU. se enfrentan a un estrés extremo con el coronavirus

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 23 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- "He trabajado los cuatro últimos días, y he llorado cada día".

Eileen McStay, enfermera registrada del Hospital Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York, está en primeras líneas de la pandemia del COVID-19, que la está agotando mental y emocionalmente, a ella y a sus colegas.

McStay trabaja en una sala de hospital llena de pacientes de coronavirus solos y asustados, algunos de los cuales luchan por sus vidas.

Vuelve a casa a un apartamento vacío: sus cuatro hijos están quedándose con su papá durante la crisis, y no permite que su novio la visite por el miedo de infectarlo.

"En el trabajo nos dicen que nos tratemos a nosotros mismos como si estuviéramos infectados", comentó McStay. "El médico de enfermedades infecciosas nos dijo que, estadísticamente, un 100 por ciento de los trabajadores de salud habrán dado positivo cuando esto acabe", añadió.

"No me han abrazado en siete días", dijo McStay. "Ni mis hijos. Ni mis padres. Y esto me mata".

La mayoría de las personas están afrontando el aislamiento de quedarse en casa para prevenir la propagación del COVID-19.

Pero los trabajadores de la atención de la salud que deben acudir a atender a las personas necesitadas pagan un precio incluso más alto, en términos de su propia salud emocional.

Las lecciones de Wuhan

Un nuevo estudio de los trabajadores de la atención de la salud chinos provee cierta comprensión sobre lo que McStay y sus colegas afrontan mientras cuidan a los demás.

Los investigadores han encontrado que los trabajadores de atención de la salud de primera línea en Wuhan, el epicentro de la pandemia, eran mucho más propensos a reportar depresión, ansiedad e insomnio que las personas que trabajaban en otros lugares de China.

Los trabajadores de la atención de la salud de primera línea implicados directamente en el tratamiento de los pacientes con COVID-19 tienen tres veces más probabilidades de sufrir insomnio y un 50 por ciento más de probabilidades de sufrir depresión o ansiedad, según los resultados, que se publicaron en la edición en línea del 23 de marzo de la revista JAMA Network Open.

El Dr. Roy Perlis es psiquiatra en el Hospital General de Massachusetts, en Boston, y escribió un editorial publicado junto con el estudio. "El punto importante que este trabajo plantea es el nivel de depresión, ansiedad e insomnio que ya estamos viendo en los trabajadores de la atención de la salud. Describen unos niveles de estrés que predicen fuertemente un riesgo de trastorno por estrés postraumático más adelante", advirtió.

McStay se mostró de acuerdo en que las vidas de las personas se verán alteradas de manera permanente por sus experiencias en esta pandemia.

"Los últimos cuatro días he trabajado en una planta en que todos los pacientes eran COVID-19 positivos. Es imposible estar más dentro del 'ojo de la tormenta'", comentó McStay.

Hay más de 20,875 casos confirmados de COVID-19 en Nueva York, declaró durante una conferencia de prensa el lunes el gobernador Andrew Cuomo. Es una cantidad mucho mayor que en los demás estados.

'Asustados y solos'

McStay casi lloró cuando hablaba sobre los pacientes que luchan por respirar, y las decisiones de vida y muerte que se están tomando sobre dónde dirigir los recursos.

"Son personas que no reciben visitas. No se permiten visitantes en el hospital. Las personas están tan asustadas y tan solas, igual que nosotros", lamentó McStay.

Todos los colegas de McStay están en autocuarentena cuando no están en el trabajo, para proteger a sus familias, así que fluctúan entre la desesperanza en el trabajo y el aislamiento en casa.

Los nervios comienzan a fallar, incluso entre los profesionales.

"Ayer en el trabajo hubo discusiones, y nunca había habido, nunca ese tipo de discusiones hostiles", lamentó McStay. "Todos sentimos un miedo palpable".

Mount Sinai está haciendo todo lo que puede para respaldarlos, aseguró McStay.

El director ejecutivo les envía bandejas de barritas de granola y cereales, y fruta, con notas de respaldo firmadas a mano. Los gerentes y los administradores visitan con regularidad para compartir la información más reciente de salud pública.

Hay consejeros espirituales y redes de respaldo activos, ofreciendo ayuda a los pacientes y miembros del personal necesitados. Todos los trabajadores han recibido una aplicación en que pueden monitorizar sus síntomas, de forma en que otros miembros del personal puedan decirles si deben preocuparse de estar infectados.

"La mente nos hace trucos", dijo McStay. "El miedo está ganando".

Héroes, pero humanos

McStay dijo que todos los días tiene que subir una empinada cuesta para ir al trabajo, y ayer se preocupó cuando le faltó el aliento mientras la subía.

"Me faltaba el aliento. Me faltaba el aliento", recuerda McStay. "Entonces pensé, qué idiota soy, me falta el aliento todos los días".

Perlis aseguró que lo mejor que se puede hacer para ayudar a profesionales como McStay es asegurarse de que tengan todos los recursos que necesiten, en términos de las máscaras y los guantes y el acceso a las pruebas del COVID-19.

"Se les está pidiendo que hagan una tarea muy difícil sin los recursos adecuados", señaló Perlis. "Hay cosas muy prácticas que deben suceder para reducir ese estrés".

También hay que desplegar a psiquiatras, como él, para dar a los trabajadores de la atención de la salud la consejería que necesitan, añadió.

"Ahora mismo hay muchísimos héroes, y es fácil olvidar el hecho de que esos héroes también son humanos", enfatizó. "Cuando pausan para hacer un breve descanso, cuando llegan a casa tras un turno, son igual de susceptibles a las consecuencias de ese estrés que todo el mundo".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre la salud mental y las habilidades de afrontamiento durante la pandemia.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Eileen McStay, R.N., nurse, Mount Sinai Hospital, New York City; Roy Perlis, M.D., psychiatrist, Massachusetts General Hospital, Boston; March 23, 2020, JAMA Network Open, online

Last Updated: