Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Una secuela de la pandemia de COVID-19 será una crisis de salud mental?

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 6 de julio de 2020 (HealthDay News) -- ¿Darle clases a su hijo en casa lo tiene estresado? ¿Se siente solo por el confinamiento? ¿Está preocupado porque uno de sus seres queridos está aislado en un hogar de ancianos? ¿Le preocupa la posibilidad de perder su trabajo?

La pandemia de COVID-19 en curso está afectando la salud mental de todo el mundo, de formas pequeñas y grandes, y a los expertos les preocupa que, para muchos, la ansiedad de hoy se convierta en un maremoto de problemas de salud mental en los próximos años.

La pandemia está profundizando lo que ya era una crisis de salud mental no reconocida en Estados Unidos, según el Dr. Don Mordecai, líder nacional de salud mental y bienestar de Kaiser Permanente, en Oakland, California.

Las tasas de ansiedad y salud mental han estado aumentando de forma constante durante años, al igual que las muertes por desesperación relacionadas con el suicidio y las sobredosis de drogas, comentó durante una entrevista de HD Live!.

"En realidad, todo esto ha estado sucediendo durante décadas, y ahora llegó la pandemia", dijo Mordecai. "No estábamos en buena forma en términos de nuestra salud mental, y ahora está empeorando. Más bien no estábamos en buena forma, y ahora llega otro gran factor estresante".

A Jelena Kecmanovic, psicóloga clínica, también le preocupa la carga de los cambios en la vida cotidiana, que producen estrés, que las personas están soportando.

"La ansiedad es agotadora y terrorífica", señaló Kecmanovic, directora del Instituto de Terapia Conductual de Arlington/DC en Arlington, Virginia. "Si sucede durante suficiente tiempo, provoca depresión. Provoca desesperanza, e incluso tal vez ideación suicida".

Prevé algunas cicatrices emocionales a largo plazo.

"Esto pasará durante suficiente tiempo y será suficientemente traumático para suficientes personas como para que no sea realista prever que volvamos a la normalidad", advirtió Kecmanovic.

La crisis de salud mental relacionada con la pandemia en EE. UU. no se ha desplegado como podría preverse, afirmó. No hubo un gran aumento inicial en las personas que buscaban ayuda, a medida que el confinamiento alteró la vida cotidiana de formas profundas.

"Tras el primer par de meses, comenzó la reapertura, y entonces comenzamos de verdad a ver que la salud mental de las personas empeoraba bastante", dijo.

¿Qué ha cambiado?

"Nos estamos dando cuenta de que esto es para largo plazo", apuntó Kecmanovic. "La incertidumbre de verdad está afectando a las personas, que esto será un año o un año y medio de vida en esta nueva situación normal que siempre está cambiando. La nueva situación normal cambia cada día, cada semana".

Las encuestas han mostrado que a las personas les preocupa el efecto de la pandemia en su salud mental, y que los síntomas de ansiedad y depresión están aumentando, comentó Mordecai.

Pero "eso es distinto que un trastorno de salud mental en toda regla", anotó. "Creo que está por verse en qué se convierte a largo plazo".

Las personas con el mayor riesgo de problemas a largo plazo son las que han sido impactadas de forma más directa por la COVID-19, apuntaron Mordecai y Kecmanovic. Entre ellas se encuentran los trabajadores de atención de la salud en primera línea, las personas que se han infectado, y las que han perdido a seres queridos.

"Habrá una tremenda cantidad... de luto que no se está procesando", dijo Kecmanovic, y añadió que evadirlo es imposible. "Al final nos alcanzará".

Todo esto suena funesto, pero ambos expertos predicen que la mayoría de las personas se recuperarán.

"Espero que la resiliencia humana básica venza. Quizá las personas no puedan volver a la normalidad de la noche a la mañana, pero en general estarán bien", aseguró Kecmanovic.

Mordecai dijo que la experiencia ofrece motivos de esperanza.

"Cuando observamos estudios sobre desastres naturales y pandemias en el pasado, la mayoría de las personas están bien, y creo que eso me da motivos para el optimismo", dijo. "Pero algunas personas tendrán efectos a largo plazo. Serán las personas que han sido profundamente afectadas por la pandemia".

Las personas preocupadas de su propia salud mental deben duplicar sus esfuerzos por mantenerse sanas y felices, enfatizó Mordecai.

"El mayor riesgo es que cuando las personas se aíslan socialmente, abandonan sus rutinas de mantenimiento de su salud mental y su salud física, y de verdad se crea un terreno fértil", apuntó.

El ejercicio diario puede reducir mucho el estrés. Las personas también deben pensar en la meditación o el yoga como medio de reducir el estrés, además de limitar su consumo de noticias, añadió Mordecai.

No se obsesione con las noticias, aconsejó.

"Es importante mantenerse actualizado, pero esto no requiere horas y horas al día", dijo Mordecai. "Si la televisión siempre está encendida en el fondo, tal vez deba apagarla, porque es un mensaje constante que provoca ansiedad".

También es importante reconocer cómo se siente, y que sus sentimientos son válidos, apuntó Kecmanovic. "Es un tiempo de locura. Es una época sin precedentes. Con razón me siento ansiosa, y no pasa nada", dijo.

La pandemia también podría tener algunos puntos positivos. Algunas personas podrían al final tener un sentimiento de orgullo por haber aguantado la crisis, observó.

"Quizá sea darse cuenta... de que uno es más fuerte de lo que creía", señaló Kecmanovic. "Nunca pensé que era una persona fuerte y sana, pero es increíble que haya podido superar lo que he vivido en el último año y medio".

Los expertos también esperan que lo que las personas han soportado las ayude a empatizar con los que tienen dificultades de salud mental.

"Una de las cosas positivas de esto es que tantos hemos tenido que afrontar síntomas de ansiedad y preocupaciones sobre el aislamiento", observó Mordecai. "Son cosas que las personas con afecciones de la salud mental saben hace mucho. Si los demás en esencia lo experimentamos, ¿nos permitirá esto hablar más abiertamente al respecto? Eso espero".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo sobrellevar el estrés durante la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Don Mordecai, M.D., national mental health and wellness lead, Kaiser Permanente, Oakland, Calif.; Jelena Kecmanovic, Ph.D., director, Arlington/DC Behavior Therapy Institute, Arlington, Va.

Last Updated: