Value of Masks Amid COVID-19: Replay July 10 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Unos fármacos, los interferones, podrían ayudar a luchar contra la COVID-19?

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES, 15 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- En la carrera por encontrar tratamientos para la COVID-19, el antiviral remdesivir ha recibido gran parte de la atención. Pero los investigadores señalan que una clase de medicamentos que se han utilizado desde hace mucho tiempo, los interferones, también parece promisoria.

Se están llevando a cabo ensayos para evaluar los medicamentos en varios países. Un estudio de tamaño reducido que se publicó la semana pasada en la revista The Lancet encontró que un régimen de tres medicamentos, que contuvo un interferón, ayudó a los pacientes hospitalizados con COVID-19 a irse a casa unos días antes.

Pero debería haber un mayor esfuerzo investigativo para evaluar los interferones como tratamientos independientes, planteó Eleanor Fish, profesora de inmunología de la Universidad de Toronto, en Canadá.

En Wuhan, China, donde la pandemia se originó, los médicos usaron el interferón alfa-2b para tratar a algunos pacientes hospitalizados que todavía no estaban tan enfermos como para necesitar un ventilador.

En promedio, la táctica ayudó a los sistemas inmunitarios de los pacientes a eliminar al coronavirus con mayor rapidez. También pareció reducir ciertas proteínas inflamatorias vinculadas con unas graves complicaciones de la COVID-19.

Fish y sus colaboradores describen los resultados, de 77 pacientes, en la edición del 15 de mayo de la revista Frontiers in Immunology.

Los interferones son proteínas que el cuerpo produce como parte de sus defensas naturales. Dan la alarma de que hay un invasor foráneo, haciendo que el sistema inmunitario se active.

Los medicamentos de la clase de los interferones son versiones de esas proteínas producidas en el laboratorio. Funcionan con el sistema inmunitario, pero también tienen unos efectos antivirales directos, apuntó Fish. Los médicos han usado los medicamentos durante años para tratar afecciones como la hepatitis C (una infección del hígado), ciertos tipos de cáncer y la esclerosis múltiple.

Los interferones se están estudiando para la COVID-19, en parte, porque son antivirales de "amplio espectro", lo que significa que no se dirigen de forma exclusiva a un solo tipo de virus. También hay precedentes de su uso para combatir infecciones graves con coronavirus, apuntó Fish. Durante la epidemia de SRAS (síndrome respiratorio agudo severo) de 2003 en Toronto, ella y sus colaboradores encontraron que el interferón alfa ayudó a los pacientes hospitalizados, al acelerar la resolución de las anomalías pulmonares.

Para Fish, el interferón alfa o beta podría ser efectivo para la gestión de la COVID-19. Pero, planteó, los investigadores se deben enfocar en el estudio de los fármacos como tratamientos exclusivos, a diferencia del ensayo recién publicado en la revista Lancet.

"Debemos dejar de combinarlo con otras cosas, porque esto solo confunde más las cosas", dijo Fish. "No se puede decir cuál medicamento es efectivo".

El Dr. Thomas Moore es especialista en enfermedades infecciosas en Wichita, Kansas, y exmiembro de la junta de la Sociedad Americana de Enfermedades Infecciosas (Infectious Diseases Society of America).

Se mostró de acuerdo en que los ensayos de combinaciones de medicamentos dificultan que se discierna si una parte, o el régimen completo, provee el beneficio. Estudiar los interferones como tratamiento independiente es "lógico", aseguró Moore.

En cuanto al interferón alfa como tratamiento exclusivo, la experiencia de los pacientes de Wuhan deja preguntas sin responder, según Moore.

El equipo de Fish encontró que los pacientes que recibieron una versión inhalada del fármaco eliminaron el virus, en promedio, 21 días tras sus síntomas iniciales. Esto es en comparación con 28 días entre los pacientes que recibieron un antiviral distinto.

Pero Moore anotó que esto se basó en pruebas de RCP, que detecta el material genético viral, incluyendo trocitos de virus "muerto". Apuntó que no está claro cuáles serían los beneficios para los pacientes. ¿El interferón alfa haría que salgan antes del hospital? ¿O reduciría las complicaciones graves?

Los interferones tienen efectos secundarios, que incluyen síntomas gripales, náuseas y pérdida de peso. Tanto Fish como Moore dijeron que esos efectos secundarios son significativos cuando el fármaco se toma a largo plazo. Para una persona con hepatitis C crónica que se siente sana, los efectos secundarios son difíciles de tolerar.

Moore indicó que sería una situación distinta para un paciente con una enfermedad aguda que reciba el fármaco durante un periodo corto.

Algunos investigadores también están estudiando los interferones para tratar a la COVID-19 leve. La Universidad de Stanford acaba de iniciar un ensayo para ver si el interferón lambda puede ayudar a las personas que acaban de tener un resultado positivo de COVID-19 y que todavía están en casa.

Los pacientes recibirán una sola inyección del fármaco, que dura una semana en el cuerpo, explicó la colíder del estudio, la Dra. Upinder Singh, profesora de enfermedades infecciosas.

Los investigadores desean ver si el tratamiento reduce la "excreción viral" de los pacientes, lo que podría reducir el riesgo de propagar la infección a otras personas.

Los investigadores eligieron el interferón lambda, dijo Singh, porque actúa en menos tejidos corporales que el interferón beta. Esto podría conllevar menos efectos secundarios.

La mayor parte de la investigación sobre el tratamiento para la COVID-19 se ha enfocado en pacientes hospitalizados, anotó Singh. Pero, indicó, la gran mayoría de las personas infectadas no acaban en el hospital. Sin embargo, pueden enfermar bastante, y propagar el virus a los demás.

"Todavía no tenemos una vacuna", añadió Singh. "Es importante enfocarse en el área del tratamiento de la enfermedad de leve a moderada".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el tratamiento de la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Eleanor Fish, Ph.D., professor of immunology, University of Toronto, and scientist emerita, Toronto General Hospital Research Institute, Canada; Thomas Moore, M.D., Infectious Disease Consultants, Wichita, Kan., and former board member, Infectious Diseases Society of America, Arlington, Va.; Upinder Singh, M.D., professor of infectious diseases and geographic medicine, Stanford University School of Medicine, Stanford, Calif.; May 15, 2020, Frontiers in Immunology, online

Last Updated: