Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La COVID-19 en el embarazo: lo que se sabe hasta ahora

In English

MIÉRCOLES, 2 de septiembre de 2020 (HealthDay News) -- Una nueva revisión podría ofrecer orientación sobre las mujeres que contraen la COVID-19 durante el embarazo.

Las mujeres embarazadas con COVID-19 son menos propensas a tener síntomas que las que no están embarazadas, pero es más probable que requieran atención crítica, según el estudio.

Tener la COVID-19 también aumenta el riesgo de la futura madre de tener un bebé prematuro y de que su bebé sea admitido a la unidad neonatal, encontraron los investigadores.

Los investigadores también concluyeron que el riesgo de una COVID-19 grave entre las mujeres embarazadas es más alto entre las que tienen más edad, sobrepeso y afecciones de salud preexistentes como la hipertensión y la diabetes.

El equipo de investigadores internacionales, dirigido por Shakila Thangaratinam, del Centro de Colaboración para la Salud Global de las Mujeres de la Organización Mundial de la Salud de la Universidad de Birmingham, en Inglaterra, observó a 77 estudios que incluyeron a más de 11,400 mujeres embarazadas y recientemente embarazadas que fueron hospitalizadas con una COVID-19 sospechada o confirmada.

En comparación con las mujeres que no estaban embarazadas, los investigadores encontraron que las mujeres recién embarazadas con COVID-19 eran menos propensas a sufrir fiebre y dolor muscular, pero que era más probable que fueran admitidas a la unidad de cuidados intensivos y que requirieran ventilación.

Una cuarta parte de los bebés nacidos de madres con COVID-19 fueron admitidos a la unidad neonatal, una cifra más alta que la tasa entre los bebés nacidos de madres sin el coronavirus.

Sin embargo, los mortinatos y las tasas de mortalidad de los recién nacidos fueron bajos entre las madres con COVID-19, según el estudio. Los resultados se publicaron el 1 de septiembre en la revista BMJ.

Los hallazgos muestran que los proveedores de atención de la salud deben ser conscientes de que las mujeres embarazadas con el virus podrían requerir cuidados intensivos y atención especializada para el bebé, comentaron Thangaratinam y sus colaboradores en un comunicado de prensa de la revista.

Además, se debe considerar que las mujeres embarazadas con afecciones de salud preexistentes, además de las mujeres obesas y mayores, tienen un riesgo alto de la COVID-19, añadieron los investigadores.

Se cree que las mujeres embarazadas tienen un riesgo más alto de infección con la COVID-19, y hay preocupaciones sobre los daños potenciales para las madres y los bebés. Pero las revisiones publicadas sobre la COVID-19 en el embarazo se desactualizan con rapidez cuando hay nuevos datos disponibles.

Los hallazgos de este estudio proveen una fuerte base de evidencias para unas directrices sobre la COVID-19 y el embarazo, según los investigadores.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19 y el embarazo.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: BMJ, news release, Sept. 1, 2020

--

Last Updated: