Your Mental Health Amid the Pandemic. Replay June 26 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La COVID puede complicar el embarazo, sobre todo si la madre es obesa

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 21 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Algunas mujeres embarazadas con COVID-19 enferman de gravedad, y el riesgo podría ser elevado entre las que son obesas o tienen afecciones como el asma antes del embarazo, sugiere un estudio reciente.

Como todo lo que tiene que ver con la COVID-19, los investigadores han tenido una información limitada respecto a si el embarazo pone a las mujeres en un mayor riesgo de una enfermedad grave, o si la infección complica al embarazo.

Falta mucho por aprender, aseguraron los expertos. Pero el nuevo estudio, que reportó sobre 46 mujeres embarazadas en el estado de Washington, comienza a ofrecer cierta información.

"El avance de este estudio es que tenemos a más de 40 mujeres con COVID-19 sintomático, y sabemos lo que les sucedió", aseguró la investigadora sénior, la Dra. Kristina Adams Waldorf, profesora de obstetricia y ginecología de la Universidad de Washington, en Seattle.

La mayoría de las mujeres tuvieron unos casos más leves, pero casi un 15 por ciento desarrollaron unos problemas respiratorios más graves. Todas fueron hospitalizadas, y una mujer que tenía asma acabó en la unidad de cuidados intensivos.

En casi todos los casos, las mujeres tenían sobrepeso o eran obesas antes del embarazo, y la mitad tenían asma u otras afecciones, como la hipertensión.

"Los mismos factores de riesgo de la COVID-19 grave que hemos visto en las personas que no están embarazadas también están surgiendo en la población de embarazadas", señaló Adams Waldorf.

Ella y sus colaboradores reportaron los casos en la edición del 18 de mayo de la revista American Journal of Obstetrics & Gynecology.

Desde el inicio del brote del coronavirus, muchas mujeres embarazadas han preguntado cómo podría afectarlas la infección, según la Dra. Elizabeth Langen, que revisó los hallazgos. Langen es especialista en medicina materna y fetal de alto riesgo en el Hospital de las Mujeres Von Voigtlander de la Universidad de Michigan, en Ann Arbor.

Pero los médicos han tenido una información limitada para responder a esas preguntas, lo que incluye si el coronavirus conlleva un mayor riesgo para las mujeres embarazadas. Por ejemplo, en la influenza, se sabe que las mujeres embarazadas son más propensas que las personas que no están embarazadas a desarrollar complicaciones, y la infección puede aumentar el riesgo de parto prematuro.

Langen apuntó que el nuevo informe, lo que los médicos denominan una serie de casos, es un "buen comienzo" para aprender más.

Pero, dijo, no puede ofrecer una idea de la prevalencia de la COVID-19 grave entre las mujeres embarazadas de la población general.

De las 46 mujeres embarazadas que tuvieron un resultado positivo del SARS-CoV-2, el coronavirus que provoca la COVID-19, 43 se hicieron la prueba porque tenían síntomas. Casi un 15 por ciento desarrollaron problemas respiratorios que hicieron que terminaran en el hospital.

"Equivale a 1 de cada 8, lo que para mí no es alto", dijo Adams Waldorf.

El embarazo en sí supone cierto estrés para los pulmones, explicó. Si una mujer también es obesa, o tiene una afección de salud subyacente como el asma, esto añade más estrés.

Otra pregunta importante es si tener COVID-19 durante el embarazo puede afectar al bebé. De las mujeres de este informe, ocho dieron a luz durante el periodo del estudio. Esto incluyó a dos mujeres que se sometieron a una cesárea, en parte para aliviar sus dificultades respiratorias.

Esto, aseguró Adams Waldorf, muestra que la enfermedad puede afectar al momento del parto.

El riesgo de que las futuras madres transmitan el virus al feto es un área de investigación "todavía en evolución", añadió Langden.

La semana pasada, unos médicos canadienses hicieron un informe sobre un niño recién nacido que probablemente se infectó con el coronavirus mientras todavía estaba en el útero. La buena noticia es que el bebé nació sano y no desarrolló la COVID-19.

Por ahora, Adams Waldorf dijo que las mujeres embarazadas deberían tomar las medidas recomendadas para protegerse de la infección: quédese en casa siempre que sea posible, practique el distanciamiento social cuando salga, y lávese las manos con frecuencia.

También recomendó que las mujeres elijan visitas de telemedicina cuando sea posible, sobre todo si son obesas o tienen afecciones de salud subyacentes.

En cuanto al parto en medio de la pandemia, Langen afirmó que los hospitales "trabajan arduamente para asegurarse de que el parto y el nacimiento sean seguros".

Algunos, incluyendo a la Universidad de Washington, también hacen a las mujeres la prueba del SARS-CoV-2 cuando llegan para dar a luz.

El mes pasado, los médicos de dos hospitales de la ciudad de Nueva York (el epicentro del brote de EE. UU.) reportaron sus hallazgos iniciales. Las pruebas mostraron que 1 de cada 7 mujeres que dieron a luz entre el 22 de marzo y el 4 de abril estaban infectadas con el coronavirus. Pero la mayoría (un 88 por ciento) no tenían síntomas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen consejos a las mujeres que están embarazadas o amamantando.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Kristina Adams Waldorf, M.D., professor, obstetrics and gynecology, University of Washington School of Medicine, Seattle; Elizabeth Langen, M.D., associate professor, obstetrics and gynecology, University of Michigan, Michigan Medicine, Von Voigtlander Women's Hospital, Ann Arbor; May 18, 2020, American Journal of Obstetrics & Gynecology, online

Last Updated: