Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La mitad de los hospitales de EE. UU. sufren pérdidas financieras debido a la pandemia, según un informe

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 22 de julio de 2020 (HealthDay News) -- La pandemia de COVID-19 tiene a los hospitales de EE. UU. al borde del desastre fiscal, y muchos se enfrentan a la ruina financiera sin la ayuda continua del gobierno federal, predice un informe reciente.

Los márgenes promedio de los hospitales de todo el país podrían hundirse hasta un -7 por ciento en la segunda mitad de 2020 si no reciben ayuda adicional, y la mitad de todos los hospitales estarán potencialmente en números rojos, estima el nuevo análisis de la Asociación Americana de Hospitales (American Hospital Association, AHA).

"La crisis de la COVID continúa mutilando a la salud financiera de los hospitales y los sistemas de salud", señaló Rick Pollack, presidente y director ejecutivo de la AHA.

"Como muestra el análisis de hoy, esta pandemia es la mayor amenaza financiera de la historia para los hospitales y los sistemas de salud, y es un grave obstáculo para que muchos mantengan sus puertas abiertas", añadió Pollack.

Los hospitales de EE. UU. han tenido que gastar más en equipo de protección personal para mantener a sus empleados seguros de la COVID-19, al mismo tiempo que los ingresos se han reducido debido a los cierres estatales, que cancelaron todos los servicios y cirugías, excepto los que se necesitan de forma más urgente.

El análisis, preparado por Kaufman, Hall & Associates, una firma de asesoramiento financiero, tuvo en cuenta dos situaciones posibles: una reducción optimista y lenta, pero constante, en los casos de COVID-19, y una perspectiva pesimista basada en aumentos periódicos en las infecciones, que significaría un estrés adicional para las operaciones de los hospitales.

En general, los hospitales de EE. UU. funcionan con una ganancia anual promedio de un 3.5 por ciento, "que es muy estrecha", en comparación con otros sectores, comentó Ken Kaufman, director gerente y presidente de Kaufman Hall.

"En el primer trimestre de 2020, que básicamente incluyó quizá de dos a cuatro semanas de casos de COVID, ese margen medio se redujo de un 3.5 a un -2 por ciento", apuntó Kaufman. "Y entonces, en el segundo trimestre, cuando los casos de COVID se propagaron por todo Estados Unidos, esa margen medio de los hospitales se redujo a un -3 por ciento".

La Ley CARES, promulgada por el Congreso, es el único motivo de que esta grave situación no sea incluso peor, anotó Kaufman. Sin los miles de millones de dólares en ayudas federales de la ley, los márgenes de los hospitales habrían sido de un -15 por ciento en el segundo trimestre de 2020, en lugar de un -3 por ciento.

Pero esa ayuda se acabará en julio si el Congreso no toma medidas, mientras la COVID-19 sigue asolando a las comunidades de EE. UU.

Incluso con un declive lento pero constante en los casos de COVID-19, los hospitales se enfrentan a una pérdida promedio de un -1 por ciento en el cuarto trimestre de 2020, advirtió Kaufman.

Si sigue habiendo aumentos periódicos de COVID-19, que parece ser la situación más probable, dado lo que está sucediendo, los hospitales se enfrentarán a unos devastadores márgenes de un -11 por ciento en el cuarto trimestre, apuntó Kaufman.

"Creemos que la mitad de los hospitales de EE. UU. podrían tener uno márgenes negativos a finales de 2020, bajo las circunstancias actuales", dijo Kaufman.

El Sistema de Salud Grady, en Atlanta, está operando ahora con una ocupación del 105 por ciento, debido al aumento de la COVID-19 en Georgia, apuntó John Haupert, director ejecutivo de Grady.

Antes del nuevo aumento, Grady apenas había comenzado a recuperarse de los días oscuros del confinamiento de marzo, cuando el sistema de salud experimentó una reducción del 50 por ciento en las cirugías, una reducción del 38 por ciento en las visitas a emergencias, y un declive del 68 por ciento en la atención ambulatoria, observó Haupert.

"Con el financiamiento de la Ley CARES hasta julio, prevemos quedar más o menos en el umbral de rentabilidad", dijo Haupert. "Pero este último aumento en el volumen tendrá un impacto incluso más nocivo a nivel financiero. Nuestra esperanza original de quedarnos en el umbral de la rentabilidad ahora parece un margen de un -3 por ciento sin el financiamiento federal adicional".

El Sistema de Salud SBH en el Bronx, Nueva York, tiene unos problemas incluso más graves, ya que atiende a una población que es en gran parte minoritaria y que está cubierta por Medicaid y Medicare, comentó su presidente y director ejecutivo, el Dr. David Perlstein.

Incluso antes de la pandemia, el SBH se enfrentaba a su año financiero más difícil de todos, al prever una pérdida operativa de un 6 por ciento para 2020, dijo Perlstein.

"Sin la Ley CARES y el avance de Medicare que pudimos conseguir, habríamos tenido que cerrar durante la pandemia", lamento Perlstein. "Sin el respaldo federal, se nos habría acabado el dinero y nos habríamos visto obligados a cerrar el hospital".

Basándose en estos sombríos estimados, Pollack dijo que la AHA está pidiéndole al Congreso que:

  • Condone por completo los pagos avanzados de Medicare que permitieron a los sistemas hospitalarios, como SBH, permanecer a flote en la primera mitad de este año.
  • Provea fondos adicionales para los hospitales y los proveedores de emergencias.
  • Promulgue protección de responsabilidades para los proveedores y centros médicos de primera línea.
  • Mantenga y mejore los beneficios de salud de todos los estadounidenses, incluyendo más opciones para los que carecen de seguro.

Ahora, el Congreso se está riñendo por el nuevo paquete de alivio para la pandemia, pero los negociadores están discutiendo por otros temas, como los beneficios del desempleo, un recorte en los impuestos sobre la nómina, y una mayor financiación para las pruebas y el rastreo de contactos.

"Como una de las principales instituciones, hemos apoyado a nuestra comunidad durante los disturbios sociales, el 11/9, los huracanes, la H1N1 y la COVID", dijo Perlstein sobre el Sistema de Salud SBH. "De hecho, perdimos a muchos amigos y vecinos, pero salvamos a muchísimos más. Sin inversión adicional, no estaremos para la siguiente, y habrá una siguiente".

Más información

La Asociación Americana de Hospitales ofrece más información sobre el impacto de la COVID-19 en las finanzas de los hospitales.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Rick Pollack, president and CEO, American Hospital Association; Ken Kaufman, managing director and chair, Kaufman, Hall & Associates; John Haupert, CEO, Grady Health System, Atlanta; David Perlstein, MD, president and CEO, SBH Health System, New York City

Last Updated: