Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

La otra cara del COVID-19: unos casos más leves, la recuperación de la salud

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 24 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- La pandemia de coronavirus ha provocado un cambio mundial en la forma en que las personas viven, obligando a muchas a un exilio autoimpuesto para prevenir la propagación del contagio.

Pero es importante recordar que cuatro de cada cinco personas infectadas tendrán síntomas leves, quizá tan leves que ni sean evidentes, anotan los expertos.

"Alrededor de un 80 por ciento de las personas desarrollan una enfermedad muy leve y se recuperan sin inconvenientes. Es importante darse cuenta de ello", señaló el Dr. Robert Glatter, médico de medicina de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

Otro 15 por ciento de las personas infectadas con el coronavirus tienen síntomas más graves, y un 5 por ciento desarrollan una enfermedad potencialmente letal, comentan los expertos.

El actor Idris Elba es quizá el caso de COVID-19 leve más famoso del mundo. Elba arrojó un resultado positivo del coronavirus tras exponerse a otra persona infectada, pero afirma que no tuvo ningún síntoma.

Pero Elba tiene asma, y en un chat en vivo por Twitter de esta semana dijo que le preocupa cómo el virus podría afectarlo en los próximos días.

"Sí, por supuesto que estoy preocupado. Me preocupo porque tengo asma, y cómo eso podría hacer que las cosas se compliquen muy rápidamente", comentó Elba.

No se trata de una preocupación insignificante. Las personas con un caso menor de COVID-19 afrontan síntomas leves durante entre una semana y 10 días, pero sus casos pueden empeorar.

El Dr. Aaron Glatt, presidente de medicina de Mount Sinai South Nassau, en Nueva York, dijo que "tenemos algunos datos generales que sugieren que en las personas que desarrollan síntomas durante un periodo corto, puede progresar, y pueden estar más enfermas durante una semana, o incluso dos".

La forma en que el virus actúa dentro del cuerpo da a la mayoría de las personas unas buenas probabilidades de solo desarrollar una enfermedad leve, afirmó Glatter.

El coronavirus tiende a diseminarse mucho a principios de la infección con el COVID-19, lo que "en realidad es bueno, porque produce unos niveles altos de anticuerpos del [sistema inmunitario], que son protectores", dijo Glatter.

Glatter comparó al COVID-19 con el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo), que hizo que el mundo entrara en pánico en 2002-2003, y que tuvo una tasa de mortalidad mucho más alta. Esto se debía a que el virus alcanzaba su pico en un momento más avanzado de la enfermedad, después de haber llegado a los pulmones.

"Cuando el virus se disemina a niveles altos al principio, se crean anticuerpos, y los anticuerpos protegen", señaló Glatter. "Con el COVID-19, se disemina mucho antes, en los primeros días de la enfermedad, no cuando se ha desarrollado una enfermedad pulmonar grave".

Elizabeth Schneider, una residente de Seattle, está entre el 15 por ciento de personas con unos síntomas más graves pero que siguen siendo manejables en casa.

Schneider sospecha que contrajo el virus en una fiesta en una residencia privada el 22 de febrero, declaró a CNN. Tres días más tarde, se sentía fatigada y sufría dolores corporales y de cabeza. Su temperatura alcanzó los 103 grados Fahrenheit (39.4 grados centígrados).

Schneider arrojó resultados positivos del coronavirus, pero se recuperó tras quedarse en casa, descansar y tomar remedios de venta libre.

"Creo que la gran moraleja que tengo para todos es que por favor no entren en pánico", aseguró Schneider. "Si está sano, si es más joven, si se cuida bien cuando esté enfermo, creo que se recuperará. Soy una prueba viva de ello".

En general, las personas mayores tienen un riesgo más alto de síntomas graves, pero no siempre es así, dijo Glatt. Las enfermedades crónicas, como la obesidad, los problemas pulmonares y los problemas cardiacos podrían hacer que las personas jóvenes sean más propensas a enfermar más.

Según Glatt, "a una persona mayor sana con unos buenos pulmones y una buena forma física podría irle mejor que a una persona más joven con un historial de tabaquismo empedernido".

Las personas que han arrojado un resultado positivo del COVID-19 deben recibir dos pruebas negativas con al menos 24 horas de diferencia antes de que se considere que ya no son contagiosas, apuntó.

Pero no deben dar por sentado que ya son inmunes.

Las infecciones ordinarias con los coronavirus que provocan el resfriado común no producen una inmunidad duradera, comentó Ira Longini, codirector del centro de Estadísticas y Enfermedades Infecciosas Cuantitativas del Instituto de Patógenos Emergentes de la Universidad de Florida, en Gainesville.

"Uno puede infectarse una y otra vez, y en realidad no sabemos si lo mismo sucederá con este nuevo coronavirus", advirtió Longini. "Ya hay algunas evidencias anecdóticas de reinfecciones, pero en realidad no lo sabemos".

También hay una importante preocupación de que los casos menores estén fomentando la pandemia de COVID-19, porque las personas no se enferman lo suficiente como para saber que son contagiosas.

Alrededor de un 86 por ciento de los casos de COVID-19 en China no se detectaron durante el aumento de dos semanas de la epidemia en enero, antes de que el país impusiera las restricciones de viaje, reportaron los investigadores en la edición de esta semana de la revista Science.

Los casos leves son más o menos la mitad de infecciosos que los que tienen síntomas más graves, apuntó el investigador sénior Jeffrey Shaman, profesor de ciencias de la salud ambiental de la Facultad de Salud Pública Mailman de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Pero como hay una cantidad tan superior de casos leves, "están fomentando la propagación y el crecimiento del brote", advirtió Shaman.

"El virus prospera debido a la capacidad de las personas de relacionarse y reunirse", añadió Shaman. "Las personas de verdad deben pensar en restringir los contactos innecesarios en este momento".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Robert Glatter, M.D., emergency medicine physician, Lenox Hill Hospital, New York City; Aaron Glatt, M.D., chair, medicine, Mount Sinai South Nassau, New York; Ira Longini, Ph.D., co-director, Center for Statistics and Quantitative Infectious Diseases, Emerging Pathogens Institute, University of Florida, Gainesville; Jeffrey Shaman, Ph.D., professor, environmental health sciences, Columbia University Mailman School of Public Health, New York City

Last Updated: