Your Mental Health Amid the Pandemic. Replay June 26 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

La terapia de plasma ayuda a los pacientes gravemente enfermos con la COVID-19 a recuperarse

In English

Por
Reportera de HealthDay

MIÉRCOLES, 3 de junio de 2020 (HealthDay News) -- El plasma sanguíneo de las personas que se han recuperado de una infección con el nuevo coronavirus podría ayudar a los pacientes gravemente enfermos con la COVID-19 a recuperarse, encuentra un estudio reciente.

De los 25 pacientes enfermos que recibieron transfusiones de plasma, 19 mejoraron y 11 fueron dados de alta del hospital, reportaron los investigadores. Ninguno de los pacientes tuvo efectos secundarios de la transfusión.

"Mientras los científicos médicos de todo el mundo se apresuraban a evaluar nuevos fármacos y tratamientos contra la COVID-19, la terapia con suero de convaleciente surgió como una de las estrategias potencialmente más promisorias", explicó el investigador principal, el Dr. James Musser, presidente del departamento de patología y medicina genómica del Hospital Metodista de Houston. "Sin tratamientos ni curas comprobados para los pacientes con COVID-19, ahora es el momento en nuestra historia de avanzar con rapidez".

Las transfusiones de plasma de los pacientes recuperados se han usado desde al menos 1918, durante la pandemia de la gripe española, y en 2003 durante la pandemia del SRAS (síndrome respiratorio agudo severo). También fue empleado en la pandemia de H1N1 en 2009, y en el brote de ébola de 2015 en África, anotaron los investigadores.

El nuevo informe se publicó en una edición reciente de la revista American Journal of Pathology.

Este último estudio no es la única investigación que observa el poder de las transfusiones de plasma para tratar a la COVID-19.

Dos grupos de investigadores están evaluando la teoría en ensayos clínicos.

Un estudio de médicos de la Facultad de Medicina Grossman de la NYU, el Sistema de Salud Montefiore y el Colegio de Medicina Albert Einstein, en la ciudad de Nueva York, intentará determinar si el "plasma de convaleciente" inyectado en los pacientes hospitalizados con COVID-19 puede protegerlos de desarrollar una enfermedad grave o de que requieran un ventilador.

Por otra parte, investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore, están listos para iniciar dos nuevos estudios que observarán el uso del plasma en los trabajadores de la atención de la salud y los que estén enfermos con COVID-19 en casa.

La Dra. Corita Grudzen, vicepresidenta de investigación del departamento de medicina de emergencias de Langone Health de la NYU, escribió el protocolo del estudio de la ciudad de Nueva York.

"Lo que esperamos observar es si el plasma de convaleciente, usado en esta etapa tan temprana de la enfermedad, previene que los pacientes fallezcan, que se pongan en ventiladores mecánicos, o que tengan cualquier tipo de resultado malo", comentó Grudzen en una entrevista de HealthDay Live.

La táctica es "una especie de medida provisional en el sentido de que, cuando no se tiene una vacuna, es algo que se puede usar en una infección nueva para la cual no contamos con fármacos conocidos u otras terapias o biológicos que sepamos que puedan funcionar contra la enfermedad", explicó Grudzen.

¿Qué es exactamente el plasma sanguíneo?

"El plasma sanguíneo es la parte líquida de la sangre", explicó el Dr. Arturo Casadevall, presidente del departamento de microbiología molecular e inmunología de la Hopkins, e investigador principal de los dos estudios de la Hopkins.

Caracterizado por su tono amarillento, el plasma contiene tanto glóbulos rojos como glóbulos blancos, además de las plaquetas incoloras que el cuerpo utiliza para coagular y controlar el sangrado de las heridas o cortadas.

"Y [también] es el lugar donde se encuentran los anticuerpos", anotó Casadevall. "Los anticuerpos flotan en el líquido".

En la terapia de plasma, explicó, "se toman los anticuerpos que otra persona creó cuando se recuperó y se transfieren a una nueva persona. La otra persona los recibe ya listos, y puede usarlos de inmediato".

El plasma de convaleciente no carece de peligros.

Los dos principales peligros son que el paciente contraiga una enfermedad infecciosa, aunque el análisis de la sangre ayuda a reducir esa posibilidad, o que el sistema inmunitario de un paciente reaccione de forma negativa al plasma inyectado de otra persona. Grudzen anotó que, "sobre todo en las personas mayores, es un poco más riesgoso".

Y Casadevall advirtió que la terapia con plasma todavía debe ser evaluada en la COVID-19 para ver si funciona contra este virus en específico, "simplemente porque se trata de un organismo nuevo".

Con ese objetivo, la Hopkins está a punto de iniciar dos investigaciones simultáneas sobre el plasma en la COVID-19. La financiación provendrá de Bloomberg Philanthropies, el estado de Maryland y la Hopkins.

"El primer ensayo se enfoca en intentar usar el plasma en poblaciones de alto riesgo", anotó. Esa investigación incluirá a los trabajadores de la atención de la salud en primera línea de la pandemia y a los residentes de hogares de ancianos, con un mínimo de 150 participantes.

"El segundo ensayo se enfoca en personas que están enfermas en casa", dijo Casadevall. "Sabemos que la mayoría de las personas se recuperan. La mayoría de las personas que están enfermas hoy están en casa, esperando recuperarse. Pero también sabemos que una fracción de ellas empeorará", añadió.

Más información

Aprenda más sobre la pandemia de COVID-19 en el Centro de Recursos para el Coronavirus Johns Hopkins.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Arturo Casadevall, MD, PhD, chair, department of molecular microbiology and immunology, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health, Baltimore; Corita Grudzen, MD, vice chair, research, department of emergency medicine, NYU Langone Health, New York City; May 7, 2020, media briefing, Johns Hopkins Bloomberg School of Public Health; American Journal of Pathology, May 26, 2020, online

Last Updated: