When Kids Return to School. Next HDLive! Fri. 6/5 at 2:45 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Las órdenes de 'confinamiento en casa' están estresando a las familias de EE. UU., muestra una encuesta

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES, 2 de abril de 2020 (HealthDay News) -- En la nueva realidad del coronavirus, el hogar familiar se ha convertido en el nexo de todo: la escuela, la guardería, el trabajo, la vida social, y esto está estresando a muchos padres estadounidenses, sugiere un informe reciente.

El informe, en que se encuestó a casi 300 padres de niños menores de 12 años de Estados Unidos, encontró que desde la declaración de la pandemia, un 83 por ciento dijeron que sus escuelas cerraron. Una cuarta parte de esos padres reportaron más conflictos con sus hijos. Un 15 por ciento adicional dijeron que disciplinaban a sus hijos con una mayor frecuencia.

Casi un 20 por ciento de los padres reportaron que les habían gritado y chillado a sus hijos con más frecuencia desde la declaración de la pandemia, y un 9 por ciento dijeron que usaban palabras duras con una mayor facilidad. Un cinco por ciento de los padres dijeron que habían propinado azotes o golpeado a sus hijos con una mayor frecuencia.

"Muchas familias están viviendo bajo unas condiciones muy difíciles, y no tenemos una red de seguridad suficientemente fuerte para los niños y las familias, así que deseábamos iniciar una conversación sobre el tema. Todo el mundo tendrá dificultades distintas, pero los niños son vulnerables, y no tienen voz. Los niños también sufrirán por esto", comentó la autora del informe, Shawna Lee, profesora asociada de la Facultad de Trabajo Social de la Universidad de Michigan.

Lee dijo que le preocupa que los crecientes niveles de estrés pudieran conducir a un aumento en el abuso infantil.

Uno de los padres explicó cómo su familia está afrontando la situación, y comentó que sus hijos "están confundidos. No comprenden del todo los peligros de una pandemia. Quieren jugar con sus amigos, y mantener la misma rutina en casa les molesta, y jugar solo entre ellos. También estamos racionando la comida y los artículos del hogar, y eso los asusta y les provoca ansiedad. Puedo verlo en sus caras, y en la forma en que se ofrecen voluntariamente a hacer sacrificios por nosotros".

Los problemas de dinero empeoran las cosas

Otro padre lo expresó de la siguiente manera. "Está triste porque le hacen falta sus amigos de la escuela, y sus maestros... está cansada de estar encerrada en casa, y se siente extremadamente aburrida. Ha estado bastante contestona en las últimas semanas, pero creo que es por puro aburrimiento".

Otros hallazgos preocupantes que los padres reportaron incluyen:

  • A la mitad les preocupa no poder pagar las facturas.
  • A un 55 por ciento les preocupa que se les acabe el dinero.
  • Un 52 por ciento dijeron que las preocupaciones financieras afectan a su capacidad de ejercer como padres.
  • Un 50 por ciento dijeron que el aislamiento afecta a la forma en que ejercen como padres.
  • Cuatro de cada 10 padres habían alzado la voz, gritado o chillado a sus hijos en las dos semanas anteriores.
  • Uno de cada seis dijo que había azotado o abofeteado a su hijo en las dos semanas anteriores, y un 11 por ciento dijeron que lo habían hecho algunas o más veces.

"Veremos a familias que se adaptan, y creo que veremos a familias que ya están marginadas que tendrán incluso más dificultades", señaló Lee.

Pero el informe, que se publicó como resumen de investigación el 31 de marzo, no solo contuvo malas noticias.

"En realidad encontramos que los padres están haciendo muchas cosas positivas", anotó Lee.

Poco más de un 90 por ciento de los padres dijeron que sentían bastante cercanía o una cercanía extrema con sus hijos. Más de ocho de cada 10 padres alababan o felicitaban a sus hijos con mucha frecuencia, y un 88 por ciento dijeron que ellos y sus hijos se habían mostrado amor mutuamente con mucha frecuencia en las dos semanas anteriores.

En casa, las rutinas ayudan

Jacqueline Sperling, psicóloga clínica del Hospital McLean en Belmont, Massachusetts, y profesora de psicología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Harvard, señaló que, ahora mismo, las familias se enfrentan a muchos factores estresantes.

"Los factores estresantes son muy variados: los padres trabajan en casa y ya no cuentan con la escuela como una especie de guardería, así que tienen que manejar a los niños, y algunas escuelas ofrecen clases en línea, pero otras no. Las familias están sufriendo a nivel financiero, y tal vez no tengan recursos adicionales. Pasar tanto tiempo juntos también es atípico. No se pueden juntar con los amigos para jugar ni tienen actividades extracurriculares, y todo el mundo comparte el mismo espacio", explicó Sperling.

Ambas expertas dijeron que lo primero que los padres deben hacer es crear una rutina para sus hijos, y para ellos mismos. Sperling comentó que si trabaja desde casa, debe asegurarse de que los niños sepan que hay ciertos momentos en que no está disponible. Sugirió programar un tiempo para la actividad física, preferiblemente en el exterior para respirar aire fresco y recibir luz solar, siempre y cuando mantengan unas distancias sociales seguras.

Sperling también aconsejó mantenerse conectado con la familia y los amigos siempre que pueda. Haga videollamadas con los abuelos y los compañeros de clases, si es posible. Señaló que para los padres también es importante mantener las conexiones.

Y dijo que los padres deben intentar programar algo de tiempo para sí mismos. "Tendrá que ser creativo en cuanto a su autocuidado. Encuentre un rincón tranquilo donde pueda disfrutar de su café estando solo", planteó Sperling, y añadió que si no saca tiempo para usted mismo, no tendrá los recursos para cuidar a sus hijos.

Apuntó que los padres no deben pasar sus sentimientos por alto. "Reconocer las cosas por las que siente gratitud [por ejemplo, tener más tiempo con sus hijos] es una buena estrategia de afrontamiento, pero no ignore el estrés que está sintiendo. Reconozca que esto también es duro y estresante", aconsejó Sperling.

¿Qué debe hacer si perdió el control con su hijo y ahora se siente mal?

Discúlpese, sugirió Sperling. Esto ayuda a los niños a aprender que las relaciones se pueden reparar. "Los padres pueden disculparse por haber perdido el control. Decirles que no tenía que ver con ellos, y que lo sienten".

Y tenga autocompasión. Es una situación nueva y estresante. "Todo el mundo está intentando hacerlo de la mejor manera posible", añadió Sperling.

Más información

Para obtener consejos sobre las clases y el trabajo en casa, visite el sitio web Healthy Children de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Shawna Lee, Ph.D., associate professor, University of Michigan School of Social Work, and director, Parenting in Context Research Lab; Jacqueline Sperling, Ph.D., clinical psychologist, McLean Hospital, Belmont, Mass., and instructor, psychology, Harvard Medical School; March 31, 2020, "Stress and Families During the Coronavirus Pandemic," University of Michigan

Last Updated: