Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Lo que los deportistas deben saber sobre la COVID-19, el daño cardiaco y el ejercicio

In English

VIERNES, 7 de agosto de 2020 (HealthDay News) -- Hay evidencias crecientes de que la COVID-19 puede dañar al corazón, y los expertos instan a las personas a tomar medidas de precaución cuando hagan ejercicio vigoroso.

Hasta un 30 por ciento de los pacientes hospitalizados por una infección con el coronavirus muestran señales de lesión cardiaca, según el Dr. Sunal Makadia, director de salud de cardiología deportiva de LifeBridge Health, en Baltimore.

Se desconoce la prevalencia del daño cardiaco en los casos más leves de COVID-19. Aun así, a los expertos les preocupa el potencial de complicaciones cardiacas graves al participar en ejercicio vigoroso mientras se está infectado con el virus.

El Consejo de Deportes y Ejercicio del Colegio Americano de Cardiología (American College of Cardiology) recomienda que las personas se hagan una prueba de la COVID-19 y una evaluación cardiaca antes de jugar deportes o hacer ejercicio.

Aunque no muestren síntomas, las que arrojen un resultado positivo de COVID-19 deben evitar el ejercicio durante al menos dos semanas, recomendó Makadia.

"Después de este periodo, puede volver a la actividad, tras ser evaluado por un profesional médico o cardiólogo", dijo en un comunicado de prensa del sistema de salud.

Los síntomas como la falta de aliento, el dolor de pecho, un latido cardiaco agitado o rápido, el mareo, la inflamación de las piernas, los dolores musculares o una fatiga sin explicación podrían indicar un problema cardiaco grave.

"Todavía estamos aprendiendo más, pero las personas con hipertensión, colesterol alto, obesidad, diabetes y problemas cardiacos anteriores, como las enfermedades de la arteria coronaria, los dilatadores o la cirugía de baipás coronario e insuficiencia cardiaca, son susceptibles a las complicaciones más graves de la COVID-19", advirtió Makadia.

Los expertos sugieren hacer ejercicio al aire libre en lugar de en interiores.

Si bien entrenar solo es ideal, Makadia dijo que las personas que elijan hacer ejercicio con un grupo deben duplicar la directriz estándar de distanciamiento social, de 6 a 12 pies (de 2 a casi 4 metros).

Cuando corra en grupo, no se ubique "corriente abajo", ni directamente detrás de otro corredor, para evitar las gotitas en aerosol que pueden propagar el coronavirus.

"Use una máscara a menos que esté completamente solo", añadió Makadia.

Por último, a medida que los gimnasios y los centros de ejercicio comunitario reabren, recuerde practicar una buena higiene. Lávese las manos y cualquier equipo que use, lleve sus propias toallas, y evite las fuentes de agua y las áreas concurridas.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 y la salud del corazón en la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association).


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: LifeBridge Health, news release, July 29, 2020

--

Last Updated: