Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los estadounidenses comenzaron a limitar sus movimientos pronto durante la pandemia, y esto podría haber salvado vidas

In English

MIÉRCOLES, 1 de julio de 2020 (HealthDay News) -- Los estadounidenses comenzaron a viajar menos antes de que los estados comenzaran a emitir las órdenes de confinarse en casa, y esto podría haber frenado el número de casos de coronavirus, sugiere un estudio reciente.

"Nuestros hallazgos respaldan con firmeza la conclusión de que el distanciamiento social tuvo un rol esencial en la reducción de las tasas de aumento de los casos en múltiples condados de EE. UU. durante marzo y abril, y que por tanto es una política de mitigación efectiva para la COVID-19 en EE. UU.", señaló la autora del estudio, Lauren Gardner, de la Universidad de Johns Hopkins, en Baltimore.

"De forma crítica, también encontramos que ya se estaban realizando cambios conductuales en muchos condados de EE. UU. entre días y semanas antes de la implementación de las políticas de confinamiento en casa a nivel estatal o local", añadió.

En el estudio, el equipo de Gardner analizó datos de los teléfonos celulares para identificar los patrones de movimiento de cada condado de EE. UU. Los investigadores compararon los datos de referencia de antes de la pandemia con los datos durante la pandemia, para evaluar el distanciamiento social.

También observaron los datos sobre los casos de COVID-19 en cada estado tras el 16 de marzo.

En los 25 condados más afectados por la pandemia, hubo un vínculo significativo entre los patrones de movimiento de las personas y unas reducciones en los casos nuevos de COVID-19, con una asociación firme en 20 de los condados.

Entre el 24 de enero y el 17 de abril, los patrones de movimiento se redujeron entre un 35 y un 63 por ciento en esas áreas, mostraron los hallazgos.

Típicamente, transcurrieron entre nueve y 12 días antes de que las reducciones en el movimiento tuvieran un efecto en las tasas de COVID-19, lo que concuerda con las expectativas, según los autores del estudio, que se publicó el 1 de julio en la revista The Lancet Infectious Diseases.

El equipo de Gardner anotó que las personas comenzaron a reducir sus movimientos a principios de marzo, lo que sugiere que el distanciamiento social se inició bastante antes de que los estados comenzaran a emitir órdenes de confinamiento en casa. El primer estado fue California, el 21 de marzo.

Los declives iniciales en el movimiento comenzaron en 21 de esos 25 condados antes de que implementaran políticas de confinamiento en casa.

"Si no se hubieran tomado acciones a nivel individual y la conducta de distanciamiento social se hubiera retrasado hasta que se implementaran las directivas estatales, la COVID-19 habría podido circular de forma rotunda durante semanas adicionales en algunos lugares, lo que de forma inevitable habría resultado en más infecciones y muertes. Esto demuestra que cada residente de EE. UU. tiene el poder de ayudar a ralentizar la propagación de la COVID-19", enfatizó Gardner en un comunicado de prensa de la revista.

Aunque el estudio sugiere que el distanciamiento social ayuda a controlar la propagación del nuevo coronavirus, no toma en cuenta otras medidas de control de la infección, por ejemplo el uso de las máscaras faciales y el lavado de las manos, que probablemente también ayudaran a reducir los casos nuevos en marzo, según los investigadores.

"Los individuos parecen haberse anticipado a las directivas de salud pública en marzo y abril, a pesar de un mensaje político contradictorio. A medida que las políticas de confinamiento en casa empiecen a relajarse, instamos a los individuos y a los gobiernos a tomar decisiones de forma segura y basándose en los datos, para responder al riesgo potencial de un aumento en las infecciones", observó el coautor del estudio, Hamada Badr, de la Universidad de Johns Hopkins.

"Se necesita con urgencia una implementación más oportuna, constante y decisiva del distanciamiento social y de otras medidas de mitigación efectivas y conocidas", añadió Badr.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: The Lancet Infectious Diseases, news release, July 1, 2020

--

Last Updated: