Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los pacientes con riñones trasplantados tienen un riesgo alto de una COVID-19 letal, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 5 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Como las personas que reciben un riñón donado con frecuencia toman inmunosupresores, tienen un riesgo extremadamente alto de fallecer si contraen la COVID-19, advierte un informe reciente.

El estudio, de médicos del Centro Médico Montefiore de la ciudad de Nueva York, que se ha visto muy afectada, observa los resultados de 36 pacientes con riñones trasplantados que fueron diagnosticados con la COVID-19 entre el 16 de marzo y el 1 de abril.

Casi un tercio de esos pacientes fallecieron de la infección con el nuevo coronavirus, y en la mayoría de los casos, la COVID-19 empeoró con rapidez, según un equipo de médicos del Montefiore, dirigido por el Dr. Enver Akalin.

Un 39 por ciento de los pacientes tuvieron que ser colocados en un ventilador mecánico, y casi dos tercios (un 64 por ciento) de esos pacientes en ventiladores murieron.

"Nuestros resultados muestran una mortalidad temprana muy alta entre los receptores de riñones trasplantados con COVID-19: de un 28 por ciento a las tres semanas, en comparación con la mortalidad de entre un 1 y un 5 por ciento que se ha reportado en los pacientes con COVID-19 de la población general", escribieron los médicos en una edición reciente de la revista New England Journal of Medicine.

A los pacientes que reciben órganos donados se les administran inmunosupresores para ayudar a prevenir el rechazo del nuevo órgano. Pero esto significó que la mayoría de los pacientes tenían unos niveles bajos de unas células sanguíneas del sistema inmunitario necesarias para montar una defensa fuerte contra cualquier enfermedad infecciosa.

Entonces, los autores creen que el nuevo estudio "respalda la necesidad de reducir las dosis de agentes inmunosupresores en los pacientes con la COVID-19".

Dijeron que esto es particularmente así entre los pacientes con trasplantes que toman un inmunosupresor llamado globulina antitimocítica, "que reduce todos los subconjuntos de células T [del sistema inmunitario] durante muchas semanas", apuntaron. Dos de los ocho pacientes del estudio que no requirieron hospitalización pero que fueron monitorizados en casa también fallecieron, y ambos habían estado tomando globulina antitimocítica, apuntó el grupo de Akalin.

Un experto independiente señaló que el estudio resalta los riesgos especiales que los receptores de órganos trasplantados tienen en la era de la COVID-19.

"Los pacientes con trasplantes tienen un riesgo único de unos peores resultados con la COVID-19", comentó el Dr. Lewis Teperman, director de trasplantes de órganos de Northwell Health, en Manhasset, Nueva York. "Muchos de los medicamentos se deben reducir o descontinuar, y el equipo de trasplante debe monitorizar a los pacientes".

Según Teperman, los pacientes con trasplantes de órganos que desarrollen la COVID-19 también podrían plantear unos mayores riesgos para los trabajadores de la atención de la salud.

"Las indicaciones tempranas sugiere que los receptores de trasplantes podrían tener unas cargas virales más altas y excretar el virus durante unos periodos extensos, lo que se conoce como 'superexcretadores'", añadió. "Se está realizando una investigación en Northwell para probar esta hipótesis, y el equipo de protección personal [EPP] es esencial en la atención de los receptores con COVID-19".

Más información

Para más información sobre el proceso de donación de órganos, visite la Administración de Recursos y Servicios de Salud de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Lewis Teperman, M.D., director, organ transplantation, Northwell Health, Manhasset, N.Y.; New England Journal of Medicine, April 24, 2020

Last Updated: