Value of Masks Amid COVID-19: Replay July 10 HD Live!

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Uno de cada 10 pacientes diabéticos con COVID-19 hospitalizados fallece, según un estudio

In English

JUEVES, 28 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- Un 10 por ciento de los pacientes diabéticos con COVID-19 fallecen en un plazo de una semana tras ingresar al hospital, y un 20 por ciento necesitan un ventilador para respirar en ese momento, encontró un nuevo estudio francés.

Los investigadores analizaron los datos de más de 1,300 pacientes diabéticos con COVID-19, con una edad promedio de 70 años, que fueron hospitalizados en Francia en el mes de marzo. De ellos, un 89 por ciento tenían diabetes tipo 2, un 3 por ciento tenían diabetes tipo 1, y los demás tenían otros tipos de diabetes.

El estudio encontró que 1 de cada 5 pacientes había sido colocado en un ventilador en cuidados intensivos en un plazo de siete días tras ingresar al hospital, 1 de cada 10 había fallecido, y un 18 por ciento habían sido dados de alta.

"Los factores de riesgo de una forma grave de la COVID-19 [en los pacientes con diabetes] son idénticos a los que se encuentran en la población general: la edad y el IMC [el peso]", señalaron unos investigadores dirigido por los doctores Bertrand Cariou y Samy Hadjadj, especialistas en la diabetes del Hospital Universitario de Nantes.

El estudio fue el primero en investigar cómo la COVID-19 afecta a los pacientes con diabetes.

Un mal control del azúcar en la sangre no pareció afectar al resultado del paciente, pero las complicaciones diabéticas y una edad más avanzada se vincularon con unas mayores probabilidades de muerte.

Lo mismo sucedió con tener un índice de masa corporal (IMC), que es un estimado de la grasa corporal basado en el peso y la estatura, más alto. Los pacientes con un IMC más alto también fueron más propensos a necesitar un ventilador.

El estudio encontró que un 47 por ciento de los pacientes tuvieron complicaciones de los ojos, los riñones o los nervios (microvasculares), y que un 41 por ciento tuvieron complicaciones en el corazón, el cerebro y las piernas (macrovasculares).

Cada una de esas complicaciones multiplicó por más de dos el riesgo de morir de un paciente en el séptimo día de la hospitalización, según los investigadores.

La edad también fue clave. Los pacientes de a partir de 75 años tenían 14 veces más probabilidades de fallecer que los pacientes menores de 55 años. Los pacientes de 65 a 74 años tenían un riesgo de morir tres veces más alto que los menores de 55 años.

Además, la apnea obstructiva del sueño y la falta de aliento casi triplicaron el riesgo de muerte de un paciente, y un IMC más alto aumentó las probabilidades de necesitar un ventilador o de muerte, encontró el estudio.

Las mujeres tuvieron un 25 por ciento menos de probabilidades de fallecer o necesitar un ventilador que los hombres, pero la diferencia estadística fue limítrofe, observaron los investigadores. Cuando se enfocaron solo en la muerte, el riesgo de los hombres y el de las mujeres fue más o menos el mismo.

Los hallazgos aparecen en la edición del 28 de mayo de la revista Diabetologia.

El estudio confirmó que la insulina y otros tratamientos para el control del azúcar en la sangre no aumentan las probabilidades de una COVID-19 grave, y se deben continuar en los pacientes con diabetes, añadieron los autores en un comunicado de prensa de la revista.

Más información

La Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association) ofrece más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Diabetologia, news release, May 28, 2020

--

Last Updated: