Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Unos científicos encuentran el origen de los coágulos de la COVID

In English

JUEVES, 2 de julio de 2020 (HealthDay News) -- La COVID-19 se vincula con unos coágulos sanguíneos potencialmente letales. Ahora, los investigadores creen que han averiguado cómo ocurren, lo que quizá conduzca a un mejor tratamiento.

"Aunque muchas formas de enfermedad pueden generar coágulos sanguíneos, las células endoteliales que recubren el interior de los vasos sanguíneos tienen un rol sorprendentemente importante en la coagulación de la COVID-19", señaló el investigador, el Dr. Alfred Lee, profesor asociado de medicina del Centro Oncológico de la Universidad de Yale.

"El daño endotelial es un componente central de todo el espectro de la enfermedad de la COVID-19. Nuestro estudio es el primero que demuestra que este proceso de daño endotelial está presente en una amplia variedad de pacientes con COVID-19, sobre todo cuando las personas enferman de gravedad", aseguró Lee en un comunicado de prensa de la Yale.

En el estudio, Lee y su equipo examinaron la sangre de 68 pacientes con COVID-19. De esos pacientes, 48 estaban enfermos de gravedad en la UCI. Los otros 20 estaban hospitalizados, pero no en la UCI.

Los investigadores encontraron que algunos marcadores de activación de las células endoteliales y de las plaquetas en la sangre eran casi el doble de altos en los pacientes de la UCI, en comparación con los que no estaban en la UCI.

Un marcador, llamado trombomodulina, se vinculó con la supervivencia en todos los pacientes. Medir la trombomodulina podría ayudar a los médicos a ofrecer un mejor tratamiento a los pacientes, plantearon los investigadores.

"Si tenemos un marcador para identificar a los pacientes con más probabilidades de progresar a una enfermedad grave, y quizá de morir, sería inmensamente útil, ya que estos pacientes podrían beneficiarse de una monitorización más estrecha, y tal vez de una intervención más temprana", señaló Lee.

El coautor del estudio, el Dr. Hyung Chun, está intentando desarrollar una prueba basada en la trombomodulina, que también se encuentra elevada en otras enfermedades potencialmente letales.

"El otro objetivo que perseguimos de forma paralela es encontrar estrategias terapéuticas que pudieran proteger a la capa endotelial, y tal vez prevenir la formación de los coágulos sanguíneos", explicó Chun, profesor asociado de medicina y patología de la Facultad de Medicina de la Universidad de Yale. "¿Hay medicamentos aprobados que pudiéramos potencialmente usar para un nuevo objetivo en este contexto?".

Un candidato posible es el dipiridamol, un medicamento que se usa para prevenir el accidente cerebrovascular.

El informe se publicó el 30 de junio en la revista The Lancet Haematology.

Más información

Aprenda más sobre la COVID-19 en los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: Yale Cancer Center, news release, June 30, 2020

--

Last Updated: