Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Unos estudios muestran que la COVID-19 puede infectar y dañar a los órganos digestivos

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES, 14 de mayo de 2020 (HealthDay News) -- El nuevo coronavirus no ataca solo a los pulmones. Una nueva investigación muestra que provoca daños en el tracto gastrointestinal, sobre todo en los casos más avanzados de COVID-19.

Una variedad de escáneres de imágenes administrados a pacientes hospitalizados con COVID-19 mostraron anomalías intestinales, según un estudio que se publicó en la edición en línea del 11 de mayo de la revista Radiology. Muchos de los efectos fueron graves, y se vincularon con coágulos y alteraciones del flujo sanguíneo.

"Algunos hallazgos fueron típicos de la isquemia intestinal, o necrosis intestinal, y en los que se sometieron a cirugía observamos coágulos sanguíneos en los vasos sanguíneos pequeños al lado de las áreas de intestino necrosado", comentó el autor principal del estudio, el Dr. Rayesh Bhayana, que trabaja en el departamento de radiología del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

"Los pacientes de la UCI pueden tener isquemia intestinal por otros motivos, pero sabemos que la COVID-19 puede conducir a la coagulación y a las lesiones en los vasos sanguíneos pequeños, de forma que los intestinos también podrían verse afectados por esto", explicó Bhayana en un comunicado de prensa de la revista.

Un experto que no participó en el nuevo estudio señaló que los hallazgos no son sorprendentes.

"Nuestra comprensión emergente de la COVID-19 ha encontrado que la enfermedad tiene una implicación multisistémica que incluye a los sistemas nervioso, cardiaco, vascular [exceso de coagulación] y por último al digestivo, entre otros", advirtió el Dr. Sherif Andrawes, director de endoscopias de la división de gastroenterología y hematología de la Universidad de Staten Island, en la ciudad de Nueva York.

"Parece que esta enfermedad es compleja, en el sentido de que puede implicar a sistemas multiorgánicos, en lugar de ser una enfermedad exclusiva del sistema respiratorio", apuntó Andrawes.

De hecho, un estudio publicado en la edición del 13 de mayo de la revista Science Immunology encontró evidencias de que el virus SARS-CoV-2, responsable de la COVID-19, puede infectar al sistema digestivo humano.

Unos investigadores dirigidos por Siyuan Ding, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington, en St. Louis, dijo que sus hallazgos "resaltan al intestino como lugar potencial de replicación del SARS-CoV-2, lo que podría contribuir a la enfermedad local y sistémica, y a la progresión general de la enfermedad".

El estudio de Boston parece confirmarlo.

La investigación incluyó a 412 pacientes con COVID-19 que fueron hospitalizados entre el 27 de marzo y el 10 de abril. Tenían una edad promedio de 57 años, y 134 de ellos se sometieron a imágenes abdominales, que incluyeron 137 radiografías, 44 ultrasonidos, 42 TC y una IRM.

Las anomalías de la pared intestinal (intestinos y colon) se detectaron en un 31 por ciento de las TC, y fueron más comunes entre los pacientes en cuidados intensivos que en otros pacientes, mostraron los hallazgos.

Las anomalías intestinales incluyeron engrosamiento e isquemia, que es un flujo sanguíneo restringido debido a un coágulo. Se realizó cirugía en cuatro pacientes con anomalías intestinales detectadas en los escáneres, y reveló una descoloración amarilla inusual en el intestino de tres pacientes, además de un infarto intestinal (un "intestino muerto" provocado por una reducción en el suministro de sangre) en dos.

Los investigadores dijeron que entre las explicaciones posibles de las anomalías intestinales en los pacientes con COVID-19 se incluyen una infección directa con el nuevo coronavirus, coágulos que surgen en los vasos sanguíneos pequeños que suministran sangre a los intestinos, o lo que se conoce como "isquemia mesentérica no oclusiva", que es una afección provocada por un suministro sanguíneo inadecuado a los intestinos.

"Nuestro estudio es preliminar y se necesita más trabajo para comprender la causa de los hallazgos intestinales en estos pacientes", advirtió Bhayana en un comunicado de prensa de la revista.

Por su parte, Andrawes se mostró de acuerdo en que unos síntomas intestinales graves están apareciendo en algunos pacientes con COVID-19.

"Los pacientes con síntomas predominantemente respiratorios también podrían tener síntomas leves de náuseas, vómitos y diarrea", apuntó. Pero, en el nuevo estudio, "se encontró que un subgrupo de pacientes con COVID-19 tienen una mayor implicación del tracto gastrointestinal, con síntomas intensos de náuseas, vómitos y diarrea que conducen a la deshidratación y unos síntomas respiratorios superiores menos graves", dijo Andrawes, y sus heces también tuvieron resultados positivos de vestigios del nuevo coronavirus.

En algunos casos de COVID-19, los problemas gastrointestinales podrían surgir antes de que el tracto respiratorio se vea afectado.

"Se debe investigar si los pacientes con síntomas digestivos tras un contacto posible con la COVID-19 o una conexión con un caso de COVID-19 tienen la enfermedad de la COVID-19, incluso ante la ausencia de los síntomas respiratorios superiores más comunes, como la tos, la fiebre y la falta de aire", aconsejó Andrawes.

El Dr. David Bernstein es jefe de hepatología del Centro de Enfermedades del Hígado Sandra Atlas Bass de Northwell Health en Manhasset, Nueva York. Al leer el nuevo estudio, dijo que es "preocupante" que los pacientes estén desarrollando problemas intestinales potencialmente letales, quizá debido a coágulos dentro de los intestinos que interrumpan el suministro sanguíneo al órgano.

Esto debe "recordar a los proveedores de atención de la salud de la COVID-19 sobre el uso esencial de la terapia anticoagulante a principios de la enfermedad, en un esfuerzo por prevenir complicaciones que pueden ser letales, como la isquemia intestinal y el embolismo [coágulos] pulmonar", enfatizó Bernstein.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre la COVID-19.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: David Bernstein, M.D., chief, hepatology and Sandra Atlas Bass Center for Liver Diseases, Northwell Health, Manhasset, N.Y.; Sherif Andrawes, M.D., director of endoscopy, division of gastroenterology and hepatology, Staten Island University, New York City; May 13, 2020, Science Immunology, online; Radiology, news release, May 11, 2020

Last Updated: