La gripe porcina cede, pero podría regresar

Los CDC recomiendan la vacuna contra el H1N1, porque el curso de la pandemia continúa siendo impredecible

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MARTES, 1 de diciembre (HealthDay News/DrTango) -- Un funcionario de salud de EE. UU. dijo el martes que las infecciones por la gripe porcina H1N1 parecen estar disminuyendo en todo el país, pero muchos expertos concurrieron en que el virus podría volver a arremeter con fuerza más tarde este invierno.

La gripe está ahora generalizada en 32 estados, en comparación con 43 estados la semana anterior, apuntó durante una conferencia de prensa vespertina el Dr. Thomas R. Frieden, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Además, las existencias de vacuna contra el H1N1 aumentan.

"Pasamos de un momento en que había mucha enfermedad y vacuna insuficiente a un momento en que la enfermedad disminuye gradualmente y observamos un aumento constante en la cantidad de vacuna disponible", aseguró Frieden.

Aunque hay menos casos nuevos de gripe porcina, ésta todavía no ha desaparecido, y podría volver, señaló.

Frieden enfatizó que la gripe es muy impredecible. De los expertos encuestados por los CDC respecto a las probabilidades de otro aumento, alrededor del 50 por ciento afirmó que habría uno, un 50 por ciento dijo que no lo habría, y un experto sugirió "tirar una moneda".

Frieden anotó que en la pandemia de gripe de 1957 y 1958, los casos aumentaron a inicios del año escolar y luego disminuyeron, pero aumentaron una vez más de diciembre a febrero.

No hay manera de predecir si esto sucederá este año o no, dijo. Pero la gente debe aprovechar la calma actual en la actividad gripal para vacunarse por si la enfermedad vuelve.

A pesar de un declive en el número de casos, "estamos lejos de considerarnos fuera de peligro", apuntó Frieden.

Ahora mismo, hay cerca de 70 millones de dosis de vacunas disponibles, y llegarán más, y la mayoría de personas debería poder vacunarse este mes, dijo.

Y hay otra buena noticia. El Hospital de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, que la semana pasada reportó cuatro casos de pacientes muy enfermos con H1N1 que no respondían al antiviral Tamiflu, dijo en la conferencia de prensa el martes que no había descubierto "ningún caso adicional" de la cepa resistente a los fármacos y potencialmente peligrosa. La universidad señaló que no habían aparecido casos de esta naturaleza en otras partes del estado.

Pero no todas son buenas noticias: Los CDC informaron esta semana sobre 32 muertes pediátricas relacionadas con la gripe, 27 por H1N1 que se confirmaron en laboratorio, lo que asciende a un total de 234 muertes pediátricas relacionadas con la gripe desde abril. Según Associated Press, el aumento de esta semana en el número de muertes pediátricas por gripe es el más pronunciado en una semana desde que los científicos detectaron el virus H1N1 en abril.

En general, las hospitalizaciones y el número de muerte "son más altos de lo esperado para esta época del año", destacaron los CDC.

Estos informes salen a la luz después de que la semana pasada se informara de que la pandemia actual podría conducir a un incremento peligroso en los casos de neumonía entre los pacientes más jóvenes.

"Estamos observando un aumento en la incidencia de infecciones neumocócicas graves en todo el país", dijo durante una conferencia de prensa el miércoles pasado la Dra. Anne Schuchat, directora del Centro Nacional de Inmunización y Enfermedades Respiratorias de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. "La pandemia nos pone en riesgo no sólo de problemas gripales, sino también de neumonías bacterianas", agregó.

Estas infecciones bacterianas infectan comúnmente los pulmones y algunas veces el torrente sanguíneo. Durante la mayoría de las temporadas de gripe, las infecciones secundarias como la neumonía afectan por lo general a las personas mayores de 65 años, destacó.

Sin embargo, en esta pandemia, el incremento de infecciones neumocócicas se observa principalmente entre la gente joven, dijo Schuchat.

Aún quedan en el aire preguntas en torno a la seguridad de la vacuna contra el H1N1, pero Schuchat espera despejar cualquier temor con la disponibilidad de los primeros datos sobre la seguridad desde que comenzó la vacunación masiva.

"Hasta ahora, todo lo que hemos revisado es bastante tranquilizador", aseguró durante la reunión de prensa del miércoles pasado. "En nuestro análisis de los datos de seguridad en EE. UU. observamos patrones exactamente similares a los de la vacuna contra la gripe estacional".

Más información

Para más información sobre la gripe porcina H1N1, visite Flu.gov.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Dec. 1, 2009, teleconference with: Thomas R. Frieden, M.D., M.P.H., director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Nov. 25, 2009, press conference, Anne Schuchat, M.D., director, National Center for Immunization and Respiratory Diseases, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; Associated Press

Last Updated: