La inmunidad a la gripe porcina podría ser mayor de lo que se creía

Un estudio señala que esto podría explicar por qué la enfermedad no ha causado más problemas

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

LUNES, 16 de noviembre (HealthDay News/DrTango) -- El virus de la gripe porcina que azota Estados Unidos ya no es un completo extraño para su sistema inmunológico, según muestra un estudio, un hallazgo que podría aliviar las preocupaciones más drásticas sobre la letalidad de la pandemia.

"Lo que la prensa en general ha difundido es que la gripe porcina es un virus completamente nuevo, por lo que no somos inmunes a él", apuntó el autor principal del estudio Bjoern Peters, miembro asistente de la división de descubrimiento de vacunas del Instituto de Alergia e Inmunología La Jolla, en La Jolla, California. "Pero la gravedad de las infecciones que se han observado no es mayor que la de la gripe estacional".

La razón por la que el virus de gripe porcina, designado oficialmente como H1N1, no se ha convertido en el asesino que se temía parece deberse a que varios mecanismos de protección del sistema inmunitario se han preparado mediante la exposición previa a virus de la gripe, dijo el coautor del estudio Alessandro Sette, director del Centro de Enfermedades Infecciosas del Instituto La Jolla.

Peters, Sette y colegas utilizaron una gran base de datos de la gripe financiada por los Institutos Nacionales de Salud de EE. UU. para analizar la reacción de las células del sistema inmunitario al virus de la gripe H1N1. Encontraron que el 17 por ciento de las células B que atacan los virus en el torrente sanguíneo reconocían al H1N1 debido a que habían estado expuestas a otros virus de la gripe.

"Generan anticuerpos en el torrente sanguíneo y tratan de encontrar al virus antes de que llegue a las células, así que evitan la enfermedad", apuntó Peters.

Y el 69 por ciento de las células T, que atacan el virus en las células infectadas, fueron alertadas por esas infecciones anteriores, halló el estudio.

"Reconocen el virus dentro de las células, de modo que son responsables de la eliminación de la infección una vez se contrae", explicó Peters. "Nadie sabe qué nivel de inmunidad es suficiente para la protección. Pero en caso de que se contraiga la infección, nuestros datos sugieren que las células T de los que han estado expuestos anteriormente a la influenza podrían hacer que la infección sea menos severa".

La investigación, publicada en la edición de esta semana de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences, ayuda a comprender por qué la pandemia de gripe porcina no es tan mortal como se temía, dijo Sette. "Ofrecemos una explicación para las observaciones de que la gravedad de la enfermedad no es mayor", dijo. "Quizá es incluso menos grave que la temporada de gripe ordinaria".

Aún así, esta investigación no va en contra de la recomendación de vacunarse contra el virus H1N1, subrayó Peters. "Por nuestros hallazgos, vemos que es necesario vacunarse", dijo. "Aún así nos explican por qué no debe preocuparse demasiado si todavía no lo ha hecho".

El Dr. Marc Siegel, profesor asociado de medicina de la Universidad de Nueva York, dijo que el nuevo estudio "ofrece más información sobre algo que ya sabíamos, que la infección del H1N1 no es una situación de todo o nada".

Pero también está claro que algunas personas son más vulnerables al virus H1N1 que otras, comentó Siegel. "La inmunidad al virus de la influenza varía", dijo. "Mientras mayor sea una persona, más probabilidades tiene de ser inmune al virus".

En vista de que el virus H1N1 apareció por primera vez en la primavera pasada en México y Estados Unidos, los médicos saben que los jóvenes son más susceptibles a la enfermedad, debido probablemente a que hacía décadas que un virus H1N1 no era la cepa dominante.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. calculan que hubo entre 14 y 34 millones de casos de infecciones de H1N1 entre abril y octubre de este año en Estados Unidos, así como 153,000 hospitalizaciones y entre 2,500 y 6,000 muertes. En una temporada de gripe normal, hay más de 200,000 hospitalizaciones y 36,000 muertes, calculan los CDC.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen lo último en noticias sobre el brote de gripe porcina H1N1.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Bjoern Peters, Ph.D., assistant member, division of vaccine discovery, La Jolla Institute for Allergy and Immunology, La Jolla, Calif.; Alessandro Sette, director, Center for Infectious Disease, La Jolla Institute for Allergy and Immunology; Marc Siegel, M.D., assistant professor of medicine, New York University, New York City; Nov. 16-20, 2009, Proceedings of the National Academy of Sciences

Last Updated: