La temporada de gripe comienza a redoblar en el Sur

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 15 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Que haya contraído o no la gripe esta temporada podría depender de dónde vive.

Los niveles de gripe ya están aumentando en el Sur, sobre todo en Texas, Luisiana, Mississippi, Alabama, Georgia y Carolina del Sur, y en Puerto Rico, según las estadísticas más recientes de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. En cuanto al resto del país, las cosas están relativamente tranquilas... hasta ahora.

Independientemente de la región donde resida, la vacuna sigue siendo una buena idea.

"Si no se ha vacunado, debe hacerlo, porque la vacuna es la mejor forma de protegerse de la influenza", apuntó Lynnette Brammer, líder del equipo de vigilancia doméstica de la influenza de los CDC.

En cuanto a la gente del Sur, Brammer anotó que la cepa de gripe que está surgiendo es un poco rara.

"En realidad es un poco inusual, dado que algunas regiones tienen una ola temprana de la influenza B", señaló. "Hace mucho que no teníamos una temporada en que la B fuera predominante".

La última temporada de gripe en que las cepas B predominaron fue la de 1992-1993, apuntó Brammer.

Por otro lado, el resto del país experimenta una mezcla de cepas de gripe, incluyendo las influenzas A H1N1 y H3N2, dijo.

En la mayoría de los años, las cepas de la influenza A se observan primero, seguidas de las cepas B, indicó Brammer. El año pasado también fue un poco inusual, con una ola de influenza A H1N1 seguida por una ola de H3N2, seguida de una pequeña ola de cepas B.

No solo hay una mezcla de cepas de la gripe en circulación, sino que distintas cepas están afectando a los distintos grupos de edad, dijo Brammer.

Entre los niños en edad preescolar, la influenza B es la cepa más común. Entre los adultos de a partir de 65 años, casi un 75 por ciento de los virus son H3N2. En los demás adultos, la gripe se divide equitativamente entre las cepas H1N1 y H3N2, observó Brammer.

Añadió que la gripe es impredecible, y que la explicación de por qué distintas cepas afectan a distintos grupos es solo otro ejemplo de la impredecibilidad de la influenza.

Cada temporada de gripe, cientos de miles de adultos son hospitalizados por la gripe, y hasta 50,000 fallecen de complicaciones, como la neumonía.

Los CDC no monitorizan cuántos adultos mueren de gripe, pero hasta ahora este año, tres niños han fallecido de complicaciones relacionadas con la gripe.

Brammer dio que la vacuna de este año se corresponde bien con las cepas tanto A como B que están en circulación.

Los CDC recomiendan que todo el que tenga a partir de 6 meses de edad reciba una vacuna contra la gripe.

Brammer dijo que algunas personas creen que la vacuna no es muy efectiva, así que no se la ponen. Pero aunque la vacuna no sea tan efectiva como le gustaría a los CDC, de cualquier forma protege a millones de contraer la gripe.

Además, incluso si cae enfermo, la vacuna hace que la enfermedad sea menos fuerte. "La efectividad de la vacuna no siempre es la que desearíamos, pero la vacuna contra la gripe reduce el riesgo de hospitalización en un 40 por ciento, y en los niños sanos, puede reducir el riesgo de muerte en un 65 por ciento", anotó.

Brammer aseguró que hay mucha vacuna disponible. Hasta ahora, se han distribuido unos 162 millones de dosis.

Hay un aerosol nasal disponible para los niños y adultos a quienes no les guste inyectarse.

Es particularmente importante que las personas que sufren de una afección crónica del corazón o respiratoria se vacunen, porque la gripe puede empeorar esas enfermedades.

Las mujeres embarazadas también deben vacunarse para protegerse ellas mismas y a sus bebés, recomiendan los CDC.

"Aunque no tenga un riesgo alto, vacunarse ayuda a proteger a las personas que tienen un riesgo alto", añadió Brammer.

Si contrae la gripe, hay antivirales disponibles que funcionan contra los virus que están en circulación actualmente.

Más información

Para más información sobre la gripe, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: Lynnette Brammer, M.P.H., leader, domestic influenza surveillance team, U.S. Centers for Disease Control and Prevention

Last Updated: