Las vacunas inyectables son más efectivas para la gripe en los adultos que los aerosoles nasales

Investigadores señalan que los resultados podrían ser diferentes en los niños y en las vacunas contra la gripe H1N1

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

MIÉRCOLES, 23 de septiembre (HealthDay News/DrTango) -- Si tiene que elegir entre una vacuna contra la gripe estacional en forma de aerosol nasal o de inyección, opte por la inyección, según muestra una investigación reciente

En un estudio de adultos a los que se les dio seguimiento durante una temporada de gripe, las vacunas creadas a partir de virus de gripe inactivos o "muertos", en forma inyectable, ofrecían mejor protección contra la gripe estacional que las vacunas hechas de virus atenuados vivos, el tipo de vacuna disponible en forma de aerosol nasal.

"La vacuna en aerosol nasal es efectiva, pero no tanto como la vacuna inyectada", dijo el autor principal del estudio Arnold S. Monto, profesor de epidemiología de la Facultad de salud pública de la Universidad de Michigan. "Sin embargo, es mejor una vacuna que ninguna, así que si le tiene aversión a la inyección, opte por el aerosol nasal".

Los investigadores subrayaron que sus hallazgos, publicados en la edición del 24 de septiembre de la New England Journal of Medicine, sólo aplican para la eficacia de la vacuna contra la gripe en adultos. Así que tal vez no suceda igual para los niños, quienes podrían responder igual de bien a la vacuna en aerosol nasal, o a las vacunas contra la gripe porcina H1N1 ya en camino.

Los investigadores administraron a 1,952 adultos de 18 a 49 años una vacuna contra la gripe en forma de inyección, una inyección placebo, una vacuna antigripal en aerosol nasal o un aerosol nasal placebo durante la temporada de gripe 2007 a 2008. Esa temporada, las vacunas coincidieron bastante bien con la gripe predominante en circulación, de acuerdo con el estudio.

A los participantes se les recordó que tenían que pasar por el centro cada semana si mostraban signos de enfermedad respiratoria a fin de someterse a un examen y a pruebas de laboratorio. Cerca del 6.1 por ciento de los participantes, 119 en total, contrajo la gripe, en su mayoría la influenza A/H3N2.

Entre los que enfermaron, los participantes que recibieron la vacuna antigripal inyectada eran 68 por ciento menos propensos a tener la gripe en comparación con los que recibieron un placebo, de acuerdo con el estudio. El virus de la gripe se confirmó mediante pruebas de laboratorio.

Los participantes que recibieron la vacuna en aerosol nasal eran 36 por ciento menos propensos a contraer la gripe que los que recibieron un placebo.

La inyección era 50 por ciento mejor en la prevención de la gripe que el aerosol nasal, según el estudio.

Aunque los investigadores no probaron las vacunas en los niños, los aerosoles nasales podrían actuar igual de bien que las inyecciones en los niños, dijo Monto.

Hay dos tipos diferentes de vacunas, unas que se llaman generalmente vacunas vivas atenuadas, que contienen un virus vivo modificado o muy débil, y las inactivas, que contienen trocitos de virus muerto.

En la vacuna viva atenuada contra la influenza, que viene en forma de aerosol nasal, el virus se replica en el organismo con el fin de estimular la producción de anticuerpos contra el virus en el sistema inmunológico. En los adultos que ya tienen alguna inmunidad contra esa cepa u otras de la gripe, el virus vivo atenuado podría no ser lo suficientemente fuerte para causar esa respuesta, apuntó Monto.

Los niños son más propensos a carecer de anticuerpos contra el virus. Sin ninguna inmunidad natural, el aerosol nasal podría ser igual de efectivo, dijo Monto.

Las vacunas vivas atenuadas "infectan con el fin de proteger", explicó Monto. "Los adultos, a diferencia de los niños, tienen anticuerpos contra el virus incluido en la vacuna. Como consecuencia, no se infectan con el virus y, por tanto, no desarrollan ninguna protección. Esto explica por qué las LAIV [vacunas vivas atenuadas contra la influenza] son altamente efectivas en niños pequeños".

En algunos casos, la vacuna viva atenuada contra la influenza podría incluso mejorar la protección, dijo el Dr. Kenneth Bromberg, director del Centro de investigación de vacunas del Centro Hospitalario de Brooklyn en la ciudad de Nueva York.

Además de la inmunidad relacionada con la producción de anticuerpos, las vacunas vivas atenuadas pueden también ofrecer inmunidad mediada por células, un tipo adicional de respuesta inmunológica que aumenta su eficacia.

"Son enfoques distintos, y en el caso de una cepa con buena equivalencia, la vacuna inactiva trabaja mejor que la viva atenuada", señaló Bromberg. "Podría haber casos, como el de una cepa no coincidente, en el que la vacuna viva atenuada podría ser igual de eficaz, o quizá mejor, que la inyectada".

¿Qué ocurre en el caso de las vacunas contra la gripe porcina H1N1?

En cuanto a la gripe porcina, las vacunas desarrolladas a partir de virus vivos atenuados podrían actuar igual de bien que las vacunas inyectadas porque los niños y la mayoría de los adultos no tienen anticuerpos ni inmunidad natural contra esta nueva cepa, destacó Monto.

"Somos totalmente susceptibles", comentó. "Es por eso que vemos estos brotes en las escuelas con una alta tasa de ataque".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la gripe estacional.


Artículo por HealthDay, traducido por DrTango

FUENTES: Arnold S. Monto, M.D., professor, epidemiology, University of Michigan School of Public Health, Ann Arbor; Kenneth Bromberg, M.D., director, Vaccine Research Center, The Brooklyn Hospital Center, New York City; Sept. 24, 2009, New England Journal of Medicine

Last Updated: