Los EE.UU. aseguran 2.6 millones más de vacunas contra la gripe

El país no cuenta aún con las dosis necesarias

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

MARTES 19 de octubre (HealthDayNews/HispaniCare) -- Las autoridades de salud de los EE.UU. hallaron 2.6 millones más de dosis adicionales de vacuna contra la gripe, pero eso es mucho menos que las 48 millones de dosis perdidas cuando las autoridades británicas suspendieron la licencia de fabricación de un importante proveedor de la vacuna a principios de este mes.

La decisión de Gran Bretaña de suspender la licencia de Chiron Corp., con sede en California, dejó a los Estados Unidos con unas 55 millones de dosis disponibles de su otro fabricante, Aventis Pasteur.

En una conferencia de prensa el martes en Washington, D.C., las autoridades sanitarias federales anunciaron que Aventis Pasteur puede producir otras 2.6 millones de dosis, para un total de 58 millones.

"Me complace informar que David Williams [director de Aventis Pasteur] me llamó para informarme que hay 2.6 millones de dosis más procedentes de Aventis, que no estarán listas hasta enero", anunció el Secretario de Salud y Servicios Humanos, Tommy Thompson. "Junto con las 2 millones de dosis de FluMist [un aerosol nasal contra la gripe] tenemos un total de 60 millones de dosis de vacuna".

Thompson también apuntó que el gobierno federal se encuentra negociando actualmente con Canadá para adquirir más vacunas. Según Associated Press, ID Biomedical, una empresa canadiense, podría tener 1.5 millones de dosis más disponibles. La compañía ha estado reuniendo documentos sobre eficacia y seguridad para presentarlos a la U.S. Food and Drug Administration.

La declaración de Thompson se dio a sólo horas de que el Presidente Bush, en un discurso durante su campaña en Florida, defendiera los esfuerzos de su administración por proveer al país vacunas contra la gripe.

Thompson afirmó que "ningún presidente ni administración han invertido más en la gripe que este". Señaló la propuesta para el año fiscal 2005 de $283.1 millones para inversiones relacionadas con la gripe, en comparación con los $39.3 millones de 2001, según la AP.

El contendiente presidencial demócrata, Senador John Kerry, ha criticado duramente a la administración Bush, culpando parcialmente a la Casa Blanca de la escasez de vacunas.

Las existencias anuales de vacuna contra la gripe de los EE.UU. se recortaron a la mitad a principios de este mes cuando se descubrió que la vacuna fabricada por Chiron estaba contaminada con bacterias. Se suponía que Chiron proveyera casi la mitad de las 100 a 105 millones de dosis de vacunas que el país esperaba.

Hasta el momento, según Thompson, se han distribuido más de 30 millones de dosis provenientes de Aventis. Otras 24 millones estarán disponibles durante las próximas siete semanas.

A pesar de la escasez, Thompson exhortó a las personas a no entrar en pánico.

"Necesitamos calmarnos", afirmó. "En el pasado, hemos solucionado exitosamente problemas con las existencias de vacunas y lo haremos ahora también. No queremos que las personas mayores tengan que hacer largas filas esperándola. Es innecesario y podría ser un mayor riesgo de salud para ellas que la gripe. Todavía estamos en las etapas iniciales de la temporada y varios millones más [de dosis de vacuna] serán despachados. Todavía hay tiempo para vacunarse".

El gobierno también ha acumulado dosis de medicamentos antivirales, apuntó Thompson.

La prioridad para la vacuna contra la gripe debe darse a las personas mayores, a los niños más pequeños, a las personas con problemas de salud crónicos y a las mujeres embarazadas. "Por favor, si no está en una categoría prioritaria, no se vacune", imploró Thompson.

Thompson también dijo que no declarará una emergencia de salud pública, como han sugerido algunos miembros del Congreso. "Esto sólo crearía más confusión y no lograría nada", afirmó. "En lo que concierne al departamento, ya estamos en un escenario de emergencia de salud pública".

No está claro cuándo estaría disponible cualquier vacuna de Canadá. La vacuna tendría que obtener la aprobación de la FDA, posiblemente bajo una solicitud de nuevo medicamento en investigación, afirmó Lester Crawford, comisionado encargado de la FDA.

"Invocaremos nuestros rigurosos procedimientos para que sea posible, si lo es, y las ventas probablemente sean de un gobierno a otro, lo que añade otra medida de protección", apuntó.

Hay dudas sobre la utilidad de vacunarse contra la gripe después de noviembre.

La American Lung Association afirma que cualquier momento en la temporada de gripe es bueno para vacunarse, pero recomienda fuertemente el otoño para su máxima efectividad. Usualmente, la influenza es más prevalente en los Estados Unidos a principios del invierno, según la Lung Association, y la vacuna tarda unas dos semanas en ser efectiva.

"Usualmente, los virus de la influenza cambian de un año a otro, así que las personas deben vacunarse cada otoño con la nueva vacuna", afirma el sitio Web de la organización "El mejor momento para vacunarse contra le influenza es entre el 15 de octubre y el 15 de noviembre. Pero nunca es demasiado tarde para vacunarse", concluye.

Obtener la vacuna de Canadá no implicaría un conflicto con la frecuentemente publicada oposición del gobierno de los EE.UU. a importar medicamentos de prescripción de Canadá. "Nuestra preocupación siempre ha sido la seguridad, y si podemos encontrar maneras de importar [medicamentos] con ella, no tendríamos objeciones", señaló Thompson.

Thompson también anunció planes para establecer una fuerza de trabajo continua para realizar recomendaciones al presidente y al Congreso sobre cómo atraer más empresas al negocio de las vacunas. "Hay muchas razones para lo que ha pasasdo en el mercado, como el alto riesgo asociado con el complejo proceso de producción [y] la impredecible demanda del consumidor que muchas veces deja a los fabricantes con millones de dosis sobrantes", aclaró Thompson.

Al preguntársele si estaba de acuerdo con que el gobierno garantice un mercado para la vacuna a las compañías privadas, Thompson respondió con un sucinto "si".

Mientras tanto, algunos miembros del congreso, por consejo del médico del Capitolio, se vacunaron contra la gripe antes de dirigirse a sus respectivos hogares para comenzar a hacer campaña este mes, a pesar de la escasez de vacuna, según reportó AP.

El médico, Dr. John Eisold, considera que los legisladores son candidatos para enfermarse y diseminar la gripe debido a todo el tiempo que pasan visitando hogares de ancianos, cargando bebés y dando la mano, afirmó un vocero al servicio noticioso. El Presidente Bush dijo que no se vacunará.

Más información

Los CDC tienen más información sobre la gripe y la escasez de vacuna.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Oct. 19, 2004, news conference with Tommy Thompson, U.S. Health and Human Services secretary; Lester Crawford, D.V.M., Ph.D., acting commissioner, U.S. Food and Drug Administration; David Williams, CEO, Aventis Pasteur; Associated Press

Last Updated: