Los perros de EE. UU. tienen sus propias batallas con la gripe

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 29 de enero de 2018 (HealthDay News) -- Mientras una temporada brutal de la gripe está afectando a muchísimas personas, los veterinarios advierten que también se han producido brotes de gripe canina en algunas partes de Estados Unidos.

¿Qué propietarios de perros deberían preocuparse?

Según la Dra. Amy Glaser, directora del Laboratorio de diagnóstico molecular del Centro de Diagnóstico de Salud Animal de la Universidad de Cornell, se han producido grupos de casos reportados en Florida, Kentucky y Tennessee, además de en el suroeste de Ohio y en zonas de la costa central de California.

Dos cepas distintas pueden afectar al mejor amigo del hombre: la H3N8, que se identificó por primera vez en 2004, y la H3N2, que apareció por primera vez en escena en 2015.

"La influenza canina, o la gripe de los perros, es una infección respiratoria muy contagiosa de los perros que es provocada por el virus de la influenza A", explicó el Dr. Michael Topper, presidente de la Asociación Americana de Medicina Veterinaria (American Veterinary Medical Association).

Además, "casi todos los perros expuestos al virus se infectan", aunque en la mayoría de los casos será leve, dijo Topper. Los perros pueden contraerla de otros perros, y a través del contacto con comida, tazones de agua y juguetes contaminados.

¿Por qué la mayoría la contraen? La gripe de los perros sigue siendo "una enfermedad emergente", comentó Topper, y la mayoría de los perros en Estados Unidos no se han expuesto.

Eso significa que aproximadamente el 80 por ciento de esos animales que se infectan desarrollan la gripe, dijo.

"Una vez se ha introducido en un grupo de perros, [la gripe canina] se propaga con rapidez", confirmó Glaser. "Y es de anticipar que todos o la mayoría de los perros se verán afectados, dado que la mayoría de los perros son susceptibles a la infección".

En una nota positiva, los seres humanos no pueden contraer la gripe canina, explicó Glaser. De hecho, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. enfatizan que "no se ha reportado nunca ninguna infección de seres humanos con la influenza canina".

Y aunque hay muchos casos de gripe canina que no se reportan, nunca se ha producido un brote a nivel nacional. Según Glaser, "a diferencia de la influenza humana, los brotes de influenza canina tienden a ser muy locales, con una transmisión intensa en zonas geográficas definidas".

¿Cuáles son las señales de que un perro tiene la gripe?

"La mayoría de los perros infectados con la influenza canina presentan señales parecidas a las que se observan en las personas con gripe", dijo Topper. Los síntomas incluyen la tos, los estornudos, escurrimiento nasal, apatía, fiebre y/o un apetito reducido.

"Algunos perros con la influenza podrían vomitar o tener diarrea", añadió Glaser. "La mayoría de los perros se recuperan, pero algunos podrían necesitar medicamentos para evitar infecciones bacterianas secundarias que podrían ser graves si no se tratan".

Según Topper, "en la mayoría de los casos, los perros podrían tener una fiebre muy alta de entre 104 y 106 ºF (40 y 41 ºC) y señales clínicas de neumonía, muy probablemente por una infección bacteriana secundaria".

Pero solo más o menos un 10 por ciento de los perros infectados fallecen, dijo. "Para la mayoría de los perros, la enfermedad es leve, y se recuperan en 2 o 3 semanas", añadió.

Pero los perros infectados con la gripe canina "deberían ser aislados para evitar la transmisión del virus a otros perros", planteó Topper.

Glaser aconseja que los perros con gripe estén separados de otros perros durante 21 días.

"El curso del tratamiento depende de la afección de la mascota", dijo Topper, "incluyendo la presencia o ausencia de una infección bacteriana secundaria, neumonía, deshidratación u otros problemas médicos, como el embarazo, una enfermedad respiratoria preexistente o un sistema inmunitario afectado".

En algunos casos, los veterinarios recetan antibióticos o un antiinflamatorio no esteroide para reducir la fiebre, la inflamación y el dolor. La deshidratación también podría requerir una "terapia de líquidos", aunque solo los casos graves tienden a requerir la hospitalización.

Los propietarios preocupados deberían contactar con un veterinario para obtener un diagnóstico correcto, dijo Topper y Glaser.

Pero Topper enfatizó que no hay motivo para que los propietarios de perros se alarmen, e indicó que ahora hay vacunas disponibles para ambas cepas del virus.

"Queremos que las personas sean conscientes de la enfermedad, pero no que entren en pánico", señaló. "Si le preocupa el virus, o ha oído que se ha confirmado algún caso cerca de donde vive usted, hable con su veterinario sobre los modos de mantener a sus perros seguros".

Más información

Para más información sobre la gripe canina, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Amy Glaser, D.V.M., Ph.D., director, Molecular Diagnostic Laboratory, Cornell University's Animal Health Diagnostic Center, Ithaca, N.Y.; Michael Topper, D.V.M., president, American Veterinary Medical Association, Schaumburg, Ill.

Last Updated: