Se propaga por EE. UU. un virus que ha provocado 10,000 muertes: la gripe

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 7 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- A las personas que se preocupan del coronavirus se les olvida que hay otro virus que ya provoca estragos en Estados Unidos, que ha matado a casi 20 veces más personas tan solo en este país.

La influenza ya ha acabado con las vidas de 10,000 estadounidenses en esta temporada, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Al menos 19 millones han contraído la gripe, y se estima que 180,000 se han enfermado de tal gravedad que acabaron en el hospital.

En comparación, en Estados Unidos hay apenas 12 casos confirmados de coronavirus, y poco más de 31,000 casos confirmados en China continental, donde el virus surgió inicialmente. En China hay más de 3,800 casos críticos y 636 personas han fallecido de complicaciones por la infección con el coronavirus.

"Es más fácil contraer la influenza, y hay muchos más casos", señaló el Dr. Alan Taege, médico de enfermedades infecciosas de la Clínica Cleveland. "Ya es mucho mayor que lo que el coronavirus ha sido en todo el mundo hasta ahora, tan solo en nuestro país".

Es fácil olvidar el peligro inminente que plantea la influenza, porque siempre llega, enfermando a millones y matando a miles cada año durante la temporada de la gripe, comentó el Dr. Bernard Camins, director médico de prevención de las infecciones del Sistema de Salud Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York.

"Actualmente, en el país hay unos niveles altos de influenza, que comenzó muy pronto este año, más o menos en Acción de Gracias", dijo Camins. "Casi todo el país tiene unos niveles altos de enfermedad gripal ahora mismo".

Los CDC predicen que al menos 12,000 estadounidenses morirán de la gripe en cualquier año dado. Hasta 61,000 personas murieron en la temporada de gripe de 2017-2018, y 45 millones se infectaron.

Y es incluso peor cuando surge un nuevo tipo de virus, mutado en una forma contra la cual los humanos tienen una inmunidad limitada, añadió Camins.

La cepa de influenza H1N1 apareció por primera vez en 2009, y ese año hubo entre 151,700 y 575,400 muertes provocadas por la nueva cepa, dijo Camins.

Ese es el motivo de que cada año haya una nueva vacuna contra la gripe. La influenza muta de forma constante en un esfuerzo darwiniano por hacerse más infecciosa, y las autoridades de salud pública tienen que apresurarse para mantenerse un paso por delante.

Por otro lado, hay una multitud de coronavirus distintos, pero solo unos cuantos han resultado letales, anotó Taege.

"Los coronavirus tienen muchas formas distintas, y la mayoría son similares a un virus del resfriado, simplemente", dijo Taege. "Este es el tercer episodio conocido de un coronavirus con un impacto significativo en la salud más allá de un resfriado". Los dos primeros fueron el SRAS y el SROM.

El coronavirus también parece ser mucho menos infeccioso que la gripe, según lo que se sabe hasta ahora. De los 12 casos en EE. UU., apenas dos personas contrajeron el virus de otra persona dentro de Estados Unidos, y en ambos casos la persona fue infectada por un cónyuge con quien tenía un contacto constante.

En comparación, los virus de la gripe se desplazan por el aire en gotitas cuando una persona infectada tose, estornuda, habla o incluso respira. La gripe se puede contraer al inhalarla en el aire o al tocar una superficie en la cual el virus aterrizó y luego tocarse los ojos, la nariz y la boca.

Es demasiado pronto para decir qué tan letal será el coronavirus, dados los datos inconsistentes que salen de China, lamentó Taege.

"La influenza es una asesina. El coronavirus también puede serlo", advirtió Taege. "No tenemos suficientes datos todavía para hacer comparaciones generales".

Mientras tanto, los estadounidenses pueden protegerse de la amenaza de salud que ya está presente al vacunarse contra la gripe si todavía no lo han hecho, plantearon Taege y Camins.

"La vacuna todavía está disponible, y no es demasiado tarde para vacunarse", aseguró Camins. "Como aprendimos el año pasado, en algunas regiones del país la temporada de gripe no acaba hasta la primera semana de mayo".

También puede protegerse de la gripe al:

  • Lavarse las manos de forma regular.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con las manos.
  • Evitar las multitudes y mantenerse alejado de las personas enfermas.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la temporada de gripe de este año.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Alan Taege, M.D., infectious disease physician, Cleveland Clinic, Cleveland, Ohio; Bernard Camins, M.D., medical director, infection prevention, Mount Sinai Health System, New York City

Last Updated: