Podría producirse un brote de un 'súper germen de pesadilla', advierten los CDC

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 3 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Los esfuerzos por combatir las bacterias resistentes a los antibióticos han puesto al descubierto a cientos de gérmenes que portan genes inusuales y que podrían llevar a un súper germen "de pesadilla", reportaron el martes las autoridades de la salud de EE. UU.

En 2017, un nuevo programa nacional de pruebas encontró 221 instancias de genes resistentes a los antibióticos "inusuales" que se habían desarrollado en las bacterias que provocaban enfermedades en los hospitales, hogares de ancianos y otros centros de atención de la salud, afirmaron los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Las autoridades de la salud afirman que estas nuevas bacterias deben contenerse rápidamente, para que no compartan su genética resistente a los antibióticos con otros gérmenes que podrían ser más peligrosos.

Si eso ocurriera, podría llevar a la aparición de un súper germen letal resistente a todos los antibióticos conocidos.

"Los genes resistentes con la capacidad de hacer que gérmenes normales se conviertan en bacterias de pesadilla han entrado en muchos estados", dijo la Dra. Anne Schuchat, subdirectora principal de los CDC, en una conferencia de prensa matinal. "Con una respuesta agresiva, hemos podido deshacernos de ellas rápidamente y detener su propagación entre las personas, entre otros centros y entre otros gérmenes".

Pero 2 millones de pacientes en EE. UU. se infectan con alguna bacteria resistente a los antibióticos cada año, y 23,000 fallecen por su infección, señaló.

Schuchat comparó la resistencia a los antibióticos con un incendio que se propaga.

"Los gérmenes hacen algo más que propagarse y causar infecciones en las personas", explicó. "También pueden compartir sus resistencia con otros gérmenes y hacer que algunos sean intratables. De forma muy parecida a un incendio, encontrar y detener la resistencia inusual pronto, cuando solo es una chispa, protege a las personas".

Para atacar a las bacterias resistentes a los antibióticos, los CDC han desarrollado una red de laboratorios a nivel nacional que proporciona un análisis rápido de las muestras de bacterias proporcionadas por los departamentos de salud estatales y locales.

Una de cada 4 muestras de gérmenes enviadas a la Red de Laboratorios de Resistencia a los Antibióticos para la realización de pruebas en 2017 portaba genes especiales que les permitían propagar su resistencia a otros gérmenes, dijeron los CDC. Se los debe detener rápidamente antes de que puedan compartir sus genes con otras bacterias.

La estrategia de contención de los CDC requiere: la rápida identificación de la resistencia; la evaluación de los controles de infección en los centros de atención de la salud; realizar pruebas a los pacientes que no presenten síntomas y que podrían portar y propagar los gérmenes; y unas evaluaciones continuas de control de las infecciones hasta que se haya detenido la propagación de las bacterias.

Los CDC indicaron dos instancias recientes en las que la estrategia dio buenos resultados.

  • En Tennessee, las autoridades de salud pública encontraron un germen resistente poco habitual en un paciente que había recibido tratamiento fuera de Estados Unidos. Realizaron una investigación completa en 48 horas, evitando que el germen se propagara más.
  • En Iowa, el departamento de salud evaluó a 30 pacientes de hogares de ancianos después de detectar un germen resistente poco habitual en un paciente. Determinaron que el germen podría haberse propagado a otras 5 personas. Los controles de infecciones evitaron que se propagara más.

Estos esfuerzos continuos también muestran por qué estos casos deben contenerse con rapidez.

Una de cada 10 personas con un aparente buen estado de salud evaluadas en centros investigados portaban un germen difícil de tratar que era capaz de propagarse fácilmente, reportaron los CDC.

Si se quedan sin detectar, estos pacientes sin síntomas podrían seguir propagando gérmenes raros y difíciles de tratar por todo el hospital o el hogar de ancianos.

Los CDC estiman que esta nueva estrategia de contención podría prevenir hasta 1,600 nuevas infecciones en el plazo de 3 años en un solo estado. Se trata de una reducción del 76 por ciento.

Como evidencia de que esta estrategia podría funcionar, la agencia apunta a los datos de la Red Nacional de Seguridad de la Atención de Salud de 2006 a 2015, que muestran una reducción continua en las infecciones con Enterobacteriaceae resistente a los carbapenemas (ERC).

ERC se refiere a bacterias que han desarrollado una resistencia a los carbapenemas, una clase de antibióticos potentes mantenidos en reserva para ser usados como último recurso contra una infección que de otro modo no se puede tratar.

Los esfuerzos dirigidos a reducir la propagación de los ERC resultaron en una reducción del 15 por ciento en las infecciones cada año, encontraron los CDC.

"El aumento de la detección y la respuesta agresiva temprana ante las amenazas de la resistencia emergente a los antibióticos tienen el potencial de ralentizar la propagación", concluyó el informe de los CDC.

El informe "Vital Signs", realizado por investigadores del Centro Nacional de Enfermedades Infecciosas Emergentes y Zoonóticas de los CDC, fue publicado el 3 de abril en la revista Morbidity and Mortality Weekly Report de la agencia.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la resistencia a los antibióticos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: April 3, 2018, media briefing, Anne Schuchat, M.D., principal deputy director, U.S. Centers for Disease Control and Prevention; April 3, 2018, Morbidity and Mortality Weekly Report, online

Last Updated: