Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Muy pocas personas de la generación de la postguerra se hacen la prueba de la hepatitis C

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

JUEVES, 29 de marzo de 2018 (HealthDay News) -- A pesar de las recomendaciones, apenas más o menos uno de cada 10 miembros de la generación de la postguerra de EE. UU. se ha hecho la prueba del virus de la hepatitis C (VHC), revela un nuevo estudio.

La hepatitis C es un virus contagioso que provoca casi la mitad de los casos de cáncer de hígado en Estados Unidos. Las autoridades de salud estiman que más o menos uno de cada 30 estadounidenses nacidos entre 1945 y 1965 (la generación de la postguerra) tiene una infección crónica de hepatitis C.

Pero la mayoría no lo saben.

"La hepatitis C es un virus interesante porque las personas que desarrollan una infección crónica permanecen asintomáticas durante décadas y no saben que están infectadas", señaló la autora líder del estudio, Monica Kasting.

"La mayoría de los miembros de la generación de la postguerra que obtienen un resultado positivo en la prueba de la infección con el VHC se infectaron hace más de 30 años, antes de que se identificara el virus", añadió Kasting, miembro postdoctoral del Centro Oncológico Moffitt en Tampa, Florida.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU., y el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU., recomiendan que los miembros de la generación de la postguerra se hagan una prueba sanguínea para detectar el VHC.

Pero cuando Kasting y sus colaboradores analizaron datos del gobierno federal, encontraron que las tasas de evaluación del VHC entre los miembros de la generación de la postguerra iban desde un 11.9 por ciento en 2013 a un 12.8 por ciento en 2015.

Los hallazgos del estudio aparecen en la edición del 27 de marzo de la revista Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention.

Las mujeres eran menos propensas a haberse hecho la prueba que los hombres. Los investigadores también encontraron que entre los miembros de la generación de la postguerra y los estadounidenses nacidos entre 1966 y 1985, las tasas de las pruebas del VHC eran más bajas en los hispanos y los negros.

"Esto es preocupante porque esos grupos tienen unas tasas más altas de infección con el VHC y unas tasas más altas de enfermedad de hígado avanzada", advirtió Kasting en un comunicado de prensa de la revista.

"Esto podría reflejar una posible disparidad en la salud respecto al acceso a las pruebas de detección, y por tanto al tratamiento, para una infección que es altamente curable", añadió.

El hallazgo más importante del estudio es que la tasa de pruebas del VHC no está aumentando de forma significativa, apuntó Anna Giuliano, fundadora del Centro de Investigación sobre las Infecciones en el Cáncer del Moffitt. "Entre 2013 y 2015, las pruebas del VHC solo aumentaron en un 0.9 por ciento en la población nacida en la postguerra", apuntó.

"Dadas las tasas crecientes de cáncer de hígado y las altas tasas de infección con el VHC en esa población, este hallazgo es críticamente importante. Muestra que hay mucho por mejorar, y que necesitamos esfuerzos adicionales para lograr que esta población realice la prueba y se trate como estrategia para reducir las crecientes tasas de cáncer de hígado en Estados Unidos", planteó Giuliano.

Las autoridades de la salud de EE. UU. en realidad no están seguras de por qué la tasa de infección es tan alta entre los miembros de la generación de la postguerra.

Usualmente, el virus se propaga a través del contacto con la sangre de una persona infectada. Los CDC sugieren que las personas de la generación de la postguerra podrían haberse infectado a través de procedimientos médicos antes de que se adoptaran las precauciones universales. Algunos podrían haber recibido sangre contaminada antes de que se iniciaran las pruebas generalizadas en 1992. Y el uso de drogas inyectables también aumenta las probabilidades de hepatitis C.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los EE. UU. tienen más información sobre la hepatitis C.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Cancer Epidemiology, Biomarkers & Prevention, news release, March 27, 2018

--

Last Updated: