Un panel de expertos aconseja hacer las pruebas de detección de la hepatitis C a todos los adultos de EE. UU.

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 27 de agosto de 2019 (HealthDay News) -- Las tasas de infección con la hepatitis C se han disparado en Estados Unidos, multiplicándose por más de tres en la última década.

Debido a esto, se deberían realizar pruebas de rutina de la hepatitis C, que puede destruir al hígado con el tiempo, en todos los adultos estadounidenses, recomendó el martes un importante panel del gobierno.

El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF) publicó un borrón de las directrices, haciendo una llamada a pruebas de detección de la hepatitis C para todos los adultos de 18 a 79 años.

Esto haría que las pruebas de hepatitis C gratuitas estuvieran disponibles para millones de personas. Según la ley federal, las aseguradoras están obligadas a cubrir las pruebas de detección preventivas recomendadas por el grupo de trabajo sin costo alguno.

La nueva recomendación es una actualización de la directriz anterior del USPSTF, publicada en 2013, que llamaba a las pruebas de hepatitis C principalmente entre los miembros de la generación de la postguerra, nacidos entre 1945 y 1965, señaló el presidente del grupo de trabajo, el Dr. Doug Owens.

"El motivo es que la mayoría de los casos del virus de la hepatitis C se encontraban entre personas de ese grupo de edad", dijo Owens.

Pero "muchas cosas han cambiado desde la última vez que hicimos una declaración de recomendación", explicó. "Las tasas de hepatitis C han aumentado en una variedad más amplia de personas, sobre todo en personas más jóvenes".

El aumento en la infección con la hepatitis C es un dilema de salud pública impulsado sobre todo por la epidemia de opioides, dado que el factor de riesgo más importante de la infección es el uso pasado o presente de drogas inyectadas, señaló Owens.

Las tasas de infección con la hepatitis C aumentaron unas 3.5 veces entre 2010 y 2016, apuntó el grupo de trabajo en su recomendación.

El aumento ha afectado sobre todo a personas blancas jóvenes que se inyectan drogas, en particular las que viven en áreas rurales, según el grupo de trabajo.

Alrededor de un tercio de las personas de 18 a 30 años que se inyectan drogas están infectadas con la hepatitis C, estima el grupo de trabajo. Alrededor de un 70 a un 90 por ciento de las personas mayores que se inyectan drogas están infectadas.

"Tenemos a 2.5 millones de personas con hepatitis C, y es probable que la mitad de esas personas no lo sepan", dijo Owens. "Lamentablemente, la hepatitis C se ha convertido en un problema de salud pública mucho más grande".

Otro factor que influye en la nueva recomendación es la disponibilidad de curas efectivas para la hepatitis C, indicó Owens.

"Ahora, los tratamientos son mucho mejores que hace 10 a 15 años", dijo Owens. "Las personas ahora los toleran, y los medicamentos más recientes son efectivos en los distintos tipos de hepatitis C. De verdad ha habido un cambio inmenso en el panorama del tratamiento".

Las personas infectadas típicamente no saben que tienen hepatitis C, pero con el tiempo el virus daña gravemente al hígado de una persona, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. Puede conducir a enfermedad, insuficiencia y cáncer del hígado.

"Identificar a todos los que tengan hepatitis C y vincularlos con el tratamiento tiene el potencial de erradicar el virus, reducir la enfermedad hepática, y aliviar las listas de espera para el trasplante de hígado", aseguró el Dr. Amesh Adalja, experto sénior en el Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, en Baltimore. "Con algo de suerte, la nueva recomendación ayudará a hacer realidad el final de la hepatitis C como un problema de salud pública".

Los tratamientos para la hepatitis C tienen la fama de ser caros: la cura cuesta hasta 84,000 dólares.

Pero Adalja apuntó que las compañías aseguradoras han comenzado a cubrir la cura de la hepatitis C, igual que los programas estatales de Medicaid e incluso las prisiones estatales.

"La forma de evaluar adecuadamente el costo de los antivirales para la hepatitis C es darse cuenta de que son curativos y mucho más baratos que un trasplante de hígado o tratar el cáncer de hígado y la cirrosis", añadió Adalja.

El grupo de trabajo es un panel independiente y voluntario de expertos nacionales que realizan recomendaciones basadas en evidencias sobre servicios de salud preventivos, como las pruebas de detección, los servicios de consejería y los medicamentos preventivos.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre la hepatitis C.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Douglas Owens, M.D., chair, U.S. Preventive Services Task Force; Amesh Adalja, M.D., senior scholar, Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; Aug. 27, 2019, U.S. Preventive Services Task Force, hepatitis C recommendation

Last Updated: