Unas grandes inversiones posibilitarían unos grandes avances contra la hepatitis C

In English

MARTES, 29 de enero de 2019 (HealthDay News) -- Se podrían prevenir millones de casos de hepatitis C y las muertes relacionadas, pero requerirá una inversión significativa, señalan unos investigadores.

En el primer estudio que ha modelado dichas medidas a nivel mundial, los autores concluyeron que unas iniciativas abarcadoras de prevención, detección y tratamiento podrían prevenir 15.1 millones de infecciones nuevas con la hepatitis C y 1.5 millones de muertes por cirrosis y cáncer de hígado en 2030.

En comparación con 2015, eso equivaldría a una reducción del 80 por ciento en los casos de hepatitis C y a una reducción del 60 por ciento en las muertes, según el estudio, publicado en la edición del 28 de enero de la revista The Lancet.

Las reducciones en los nuevos casos cumpliría el objetivo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para 2030, pero le faltaría poco para alcanzar su objetivo de reducir las muertes por la hepatitis C en un 65 por ciento. El nuevo estudio dijo que ese objetivo podría alcanzarse en 2032.

"Si bien le falta muy poco para los objetivos de 2030 de la OMS, el impacto que nuestros estimados sugieren sería un tremendo avance", aseguró en un comunicado de la revista el investigador líder, Alastair Heffernan. Heffernan es profesor en el Colegio Imperial de Londres.

Eliminar el virus de la hepatitis C requerirá un aumento en la prevención y la detección, sobre todo en países como China, India y Paquistán, dijo.

"En todo el globo, esas opciones están actualmente muy por debajo de los niveles que estimamos que son necesarios para tener un impacto importante en la epidemia", advirtió Heffernan. "Se necesitará investigación sobre cómo mejorar esto en todos los ámbitos, además de aumentar la financiación, para llegar a estos objetivos".

En todo el mundo, alrededor de 71 millones de personas tienen una infección crónica de hepatitis C. Se prevé que entre un 10 y un 20 por ciento desarrollarán complicaciones del hígado como cirrosis y cáncer, que provocaron más de 475,000 muertes en 2015.

Las causas más comunes de la infección con la hepatitis C son las transfusiones de sangre, las inyecciones no seguras relacionadas con la atención de la salud, y el uso de drogas inyectadas.

Los antivirales de acción directa, disponibles desde hace unos años, proveen unas tasas de curación mucho mejores, con menos efectos secundarios y un tratamiento más corto. Los autores dijeron que eso significa que más pacientes pueden completar el tratamiento de forma exitosa.

El Dr. Stefan Wiktor, profesor en funciones de salud global en la Universidad de Washington, en Seattle, escribió un editorial publicado junto con el estudio. Planteó que la expansión necesaria de los servicios para la hepatitis requeriría de la voluntad política y de una inversión sustancial.

"La OMS estimó que implementar su estrategia costaría 11.9 mil millones de dólares para el periodo de 2016 a 2021", añadió. "Identificar esos recursos será particularmente difícil en un momento de reducciones en la inversión en salud global, y de un cambio en el enfoque hacia la cobertura universal de la salud en lugar de programas para enfermedades específicas".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de los EE. UU. tienen más información sobre la hepatitis C.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: The Lancet, news release, Jan. 28, 2019

--

Last Updated: