Los médicos no hablan de la vacuna más reciente para la meningitis

In English

Por
Reportera de HealthDay

LUNES, 20 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Muchos médicos de EE. UU. no informan a los pacientes adolescentes ni a sus padres sobre una vacuna más reciente para las infecciones de meningitis bacteriana, que son potencialmente letales, encuentra un nuevo estudio.

La meningitis bacteriana es una infección del cerebro y de la médula espinal. Es poco común en Estados Unidos, pero hay brotes esporádicos, con frecuencia en los campus universitarios, donde el espacio reducido facilita la propagación de la infección.

Cada año, unos 4,000 estadounidenses enferman de meningitis bacteriana, y alrededor de 500 fallecen, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

El nuevo estudio encuestó a los médicos sobre la vacuna contra la meningitis B. Protege del subtipo "B" de la bacteria meningocócica, y está disponible en Estados Unidos desde 2015.

Pero incluso en 2016, encontró la encuesta, una mayoría de los médicos no hablaban de forma rutinaria sobre la vacuna con los pacientes adolescentes ni con sus padres.

¿Qué está ocurriendo? Los investigadores dijeron que el problema se centra en la forma en que se realizan las recomendaciones de los CDC sobre la vacuna.

La vacuna contra la meningitis B tiene una recomendación de "categoría B", lo que significa que es opcional: los CDC plantean que los jóvenes de 16 a 23 años "podrían" vacunarse, en lugar de "deberían".

Esto contrasta con la otra vacuna contra la meningitis bacteriana, la vacuna conjugada que protege contra cuatro otros subtipos de la bacteria meningocócica. Desde 2005, los CDC la ha recomendado como una vacuna de rutina para todos los preadolescentes y adolescentes.

"Nuestros datos sugieren que hay diferencias en la forma en que los proveedores están interpretando la recomendación sobre la categoría B", comentó la investigadora líder, la Dra. Allison Kempe, profesora de pediatría en la Facultad de Medicina de la Universidad de Colorado.

Algunos médicos, dijo, quizá crean que es innecesario traer a colación la vacuna contra la meningitis B porque han determinado que un paciente tiene un riesgo bajo.

En otros casos, apuntó Kempe, los médicos quizá crean que no tienen suficiente información como para hablar sobre las ventajas y las desventajas de la vacuna. Los CDC dijeron que la recomendación de categoría B se realizó, en parte, porque todavía no está claro qué tan efectiva la vacuna sería en el mundo real.

De hecho, la meningitis B es rara en Estados Unidos. En 2016 se reportaron apenas 130 casos, según los CDC.

Dado todo esto, los últimos hallazgos "no son particularmente sorprendentes", aseguró el Dr. Mobeen Rathore, vocero de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP).

Como Kempe, dijo que es probable que los médicos estén interpretando la recomendación sobre la vacuna contra la meningitis B de distintas formas.

Además, apuntó Rathore, durante una consulta de rutina en el médico hay mucho que cubrir, sobre todo en las citas antes de ir a la universidad. Así que quizá los médicos estén priorizando otras inquietudes sobre la salud.

Los hallazgos se basaron en 660 pediatras y médicos de familia de todo el país. El equipo de Kempe les preguntó con qué frecuencia hablaban sobre la vacuna contra la meningitis B con los jóvenes de 16 a 18 años y con sus padres. Ese rango de edad se considera la oportunidad óptima para la vacunación, para proteger a los jóvenes que se dirigen a la universidad.

En general, apenas la mitad de los pediatras y un 31 por ciento de los médicos de familia dijeron que sacaron la vacuna a colación durante los exámenes de rutina, mostraron los hallazgos.

Era más probable que esas conversaciones tuvieran lugar cuando los médicos dijeron que eran conscientes de los brotes de meningitis en su estado, pero eso no fue una garantía.

Aunque la vacuna contra la meningitis B es opcional, la AAP afirma que los médicos deben hablar sobre la misma con los padres y los pacientes, de forma que puedan tomar una decisión informada. Pero no todos los médicos están de acuerdo con el consejo de la AAP, anotó Kempe.

Si el médico no menciona la opción de la vacuna, aconsejó, usted puede hacerlo.

"Los padres sin duda alguna deben sentirse empoderados para preguntar sobre la vacuna si [el médico] no la menciona", señaló Kempe.

Rathore se mostró de acuerdo. "Esta vacuna es segura", dijo. "Como padre, si le preocupa esta enfermedad, sin duda debe hablar con el médico sobre si su hijo podría beneficiarse de la vacuna".

Los hallazgos aparecen en la edición en línea del 20 de agosto de la revista Pediatrics.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. tienen más información sobre la vacuna meningocócica.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Allison Kempe, M.D., M.P.H., professor, pediatrics, University of Colorado School of Medicine, Children's Hospital Colorado, Aurora; Mobeen Rathore, M.D., professor, pediatrics, University of Florida College of Medicine, Jacksonville, and spokesperson, American Academy of Pediatrics; Aug. 20, 2018, Pediatrics, online

Last Updated: