Culpan a Tortugas mascotas de las infecciones por Salmonella

A pesar de la prohibición federal, las autoridades temen que los casos estén aumentando

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de HealthDay

JUEVES 10 de marzo (HealthDayNews) -- Las tortugas mascotas son una fuente común y a menudo no reportada lo suficiente de infección por Salmonella. Se ha informado acerca de seis casos recientes en Wisconsin y Wyoming. Pero esto podría ser apenas la punta del iceberg, según aseguraron funcionarios sanitarios federales el jueves.

Desde 1975, la U.S. Food and Drug Administration prohibió la distribución comercial de tortugas cuyo caparazón midiera menos de cuatro pulgadas (10 cm).

Según la FDA, la prohibición ha evitado cada año unos 100,000 casos de salmonelosis, la infección bacteriana causada por el germen salmonella, en niños. Sin embargo, el aumento en las ventas de tortugas pequeñas ha llevado a temer que casos de la infección por salmonella puedan estar aumentando, aseguró la agencia.

Se informa acerca de los seis casos en la edición del 11 de marzo del Morbidity and Mortality Weekly Report (informe semanal de mortalidad y morbilidad) de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

En los cuatro casos de Wisconsin, tres niños de corta edad resultaron afectados, junto con una de las madres. Una investigación del Departamento de Salud Pública de Wisconsin halló que al menos seis tiendas de souvenir en cuatro condados de Wisconsin estaban distribuyendo tortugas.

Esto no sorprende, aseguró la Dra. Patricia Fox, epidemióloga del Departamento de Salud de Wisconsin. "Es una infección bastante común sobre la que no se informa lo suficiente", anotó.

En Wyoming, un caso involucró a un niño y otro a una mujer de 80 años. En ambos casos, las tortugas fueron compradas en la misma tienda de mascotas.

Los dueños de las tiendas están evadiendo la prohibición de vender estas tortugas, sostuvo la Dra. Jamie Snow, investigadora del Departamento de Salud Pública de Wyoming. "Se están aferrando a la cláusula de la prohibición que dice que se pueden vender con fines educativos", anotó. En muchos casos, los distribuidores también podrían estar engañando a los dueños de las tiendas, opinó, diciéndoles que la cláusula de los "propósitos educativos" les permite vender los reptiles a todo el que quiera.

Snow considera que muchas de las tiendas conocen la prohibición pero se están aprovechando de la laguna jurídica. "La prohibición tiene su razón de ser", dijo Snow. "La gente, sobre todo los niños pequeños, no debería comprar las tortugas más pequeñas".

Según el informe MMWR, "estos casos realzan la necesidad de que los funcionarios de salud y ambientales locales sean conscientes de que la distribución ilegal de tortugas pequeñas podría ser generalizada. En los últimos años, se informó acerca de ventas adicionales de tortugas pequeñas en Carolina del Sur y en Texas. Investigadores tanto de Wisconsin como de Wyoming descubrieron que muchos de los minoristas conocían la prohibición de la FDA, pero intentaron burlarla regalándolas con la compra de un hábitat para tortugas o asegurando que las tortugas se distribuían exclusivamente con fines educativos.

Las infecciones de salmonella generalmente causan fiebre y diarrea, pero también pueden causar enfermedades graves como septicemia o meningitis, especialmente en bebés o personas con sistemas inmunológicos débiles. Todos los reptiles son una fuente de infección de salmonella La enfermedad se contagia por el contacto con la materia fecal del animal, cosa que puede ocurrir simplemente por tocarlo, según los CDC.

La prohibición de la venta de tortugas pequeñas se estableció porque la FDA estaba preocupada porque los niños pequeños tuvieran estas tortugas como mascotas y tenían muchas más posibilidades de tocarlas o ponérselas en la boca.

Más del 90 por ciento de los reptiles son portadores de salmonella, según anotó el informe de los CDC. Se calcula que unos 74.000 de los cerca de 1.2 millones de casos de infección de salmonella cada año en los EE.UU. son causados por el contacto con reptiles y anfibios, según el informe.

Si va a tener reptiles, tiene que ser cuidadoso, recomendó Snow. Entre las precauciones deberían estar lavarse las manos después de estar en contacto con el animal, no limpiar el hábitat en el lavaplatos o el baño y desinfectar el área utilizada para limpiar el hábitat del animal.

Hace falta más monitoreo de tiendas de mascotas y educación pública para ayudar a eliminar la venta de tortugas pequeñas y para alertar a la gente sobre el peligro de la infección por salmonella, recomendó Fox.

"Los que venden las tortugas están violando la ley flagrantemente y poniendo en peligro la salud de las personas", sentenció.

Más información

Los CDC le ofrecen más información sobre la salmonella transmitida por tortugas.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Jamie Snow, D.V.M., public health veterinarian, Wyoming Department of Health, Casper; Patricia Fox, D.V.M., M.P.H., epidemiologist, Wisconsin Department of Health, Madison; March 11, 2005, Morbidity and Mortality Weekly Report

Last Updated: