Los inmigrantes de EE. UU. son los más golpeados por la tuberculosis

Pero las intervenciones dirigidas podrían reducir la incidencia de esta enfermedad respiratoria

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de Healthday

MARTES, 22 de julio (HealthDay News/Dr. Tango) -- En 2006, el 57 por ciento de todos los casos de tuberculosis en los Estados Unidos se encontraban entre los individuos nacidos fuera de EE. UU. y, a medida que pasa el tiempo, esa población sigue estando en gran riesgo de contraer la enfermedad, advierte un estudio reciente.

Entre 1993 y 2006, el número total de casos de tuberculosis (TB) en los Estados Unidos se redujo en 45 por ciento, al pasar de 25,000 casos a menos de 14,000. Sin embargo, ese descenso tuvo lugar principalmente entre los nacidos en Estados Unidos, destacan los investigadores de los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.

"El número de casos entre los individuos nacidos en EE. UU. se ha reducido en 66 por ciento, mientras que en la población nacida fuera de EE. UU., durante ese mismo periodo, el número aumentó en 5 por ciento, lo que amplía la desigualdad entre ambos grupos", apuntó el autor del estudio Dr. Kevin P. Cain. Su informe aparece en la edición del 23 al 30 de julio de la Journal of the American Medical Association.

No hace falta decir que los expertos están ansiosos por encontrar formas de controlar y erradicar la enfermedad. Examinar a los más de 37 millones de individuos que nacieron en el extranjero y que viven ahora en Estados Unidos no es factible, así que las autoridades han concentrado sus esfuerzos en las personas antes de que emigraran.

En el estudio, el equipo de Cain revisó 46,970 casos de TB entre individuos que nacieron fuera de Estados Unidos. Descubrieron que un inmigrante tenía el riesgo más elevado de TB durante los primeros años tras su llegada a Estados Unidos, que el riesgo variaba con la edad (los mayores tenían el riesgo más alto) y también variaba según el país de origen.

"Hallamos que más del 50 por ciento de los casos de TB entre personas nacidas en el extranjero tenían lugar entre el 20 por ciento de la población total nacida fuera de EE. UU., sobre todo en personas del sudeste asiático [particularmente de Filipinas y Vietnam] y de África subsahariana", destacó Cain, epidemiólogo médico de la división para la erradicación de la tuberculosis de los CDC. "De hecho, esto es algo muy útil porque significa que se pueden prevenir tantos casos como sea posible al centrar los esfuerzos en la población de mayor riesgo", apuntó.

Además, añadir un examen de cultivo de esputo (cultivar TB en el laboratorio) al frotis de esputo estándar (análisis del esputo en el microscopio) hubiera evitado la importación de 250 casos de TB al año (hay cerca de 7,000 casos de TB entre personas nacidas fuera de EE. UU. al año).

"Es un estudio balanceado que nos da una buena perspectiva acerca de lo que se podría hacer potencialmente para reducir la incidencia de TB en EE. UU.", apuntó Jeffrey Cirillo, profesor asociado de patogénesis microbiana y molecular del Colegio de medicina del Centros de ciencias de la salud Texas A&M en College Station. "Hace que nos enfoquemos en la dirección correcta".

Aún así, reconoció Cain, "se trata de una pieza relativamente pequeña del problema total, así que es obvio que se necesita hacer mucho más".

De acuerdo con Cirillo, un tercio de la población mundial está infectada con TB y una persona muere a causa de la enfermedad respiratoria cada 15 a 20 segundos. Nueve millones de personas contraen la bacteria de TB cada año, y 2 millones mueren.

"Reconocemos las fronteras nacionales, pero los microbios, incluida la TB, no lo hacen", señaló Cain. "Hasta que la TB no sea controlada en todo el mundo, será un problema en EE. UU. Si usted respira, está en riesgo de TB. Esta enfermedad puede afectar a todo el mundo".

Un segundo trabajo que aparece en la misma publicación de JAMA exploró la dificultad de detectar la TB en poblaciones VIH positivas y vulnerables en áreas con "recursos limitados" del mundo.

Los autores de la Universidad de California en San Francisco, propusieron varias estrategias, incluida la de intensificar los esfuerzos para identificar a los pacientes VIH positivos con TB; tratar a los individuos con TB activa; hacer más asequibles el medicamento antibacteriano isoniazid y la terapia antirretroviral; poner en marcha el control de TB; y garantizar que los trabajadores de atención de la salud registren y reporten los casos de TB.

Más información

Para más información sobre la tuberculosis, visite los U.S. Centers for Disease Control and Prevention.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Kevin P. Cain, M.D., medical epidemiologist, Division of Tuberculosis Elimination, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Atlanta; Jeffrey Cirillo, Ph.D., associate professor, microbial and molecular pathogenesis, Texas A&M Health Science Center College of Medicine, College Station; July 23/30, 2008, Journal of the American Medical Association

Last Updated: