Una nueva cepa de estreptococo está provocando casos de escarlatina

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 10 de septiembre de 2019 (HealthDay News) -- Una nueva cepa de la bacteria estreptococo A, que es más tóxica, está provocando un brote de escarlatina (o fiebre escarlata) entre los niños británicos, informan unos investigadores.

El aumento en la escarlatina es el mayor que se ha observado desde los años 60. Entre 2014 y 2016, el número de casos pasó de 15,000 a más de 19,000. La infección tiende a llegar a su punto álgido entre marzo y mayo, encontró el estudio.

"La nueva cepa [de estreptococo A] parece estar ganándole la competencia a su predecesora en la población", señaló la investigadora principal, la Dra. Shiranee Sriskandan, profesora de enfermedades infecciosas en el Colegio Imperial de Londres.

Esta nueva cepa también parece producir más toxina que la anterior, dijo.

La escarlatina se cura fácilmente con antibióticos, sobre todo la penicilina, según el Dr. Marc Siegel, profesor de medicina en el Centro Médico Langone de la NYU, en la ciudad de Nueva York.

Pero si las infecciones por estreptococos no se tratan, pueden propagarse por todo el cuerpo y hacerse letales, advirtió.

"Hay de 11,000 a 15,000 casos de estreptococos invasivos entre los niños cada año en Estados Unidos, que resultan en hasta 1,400 muertes", dijo Siegel.

Prevé que sin duda esta cepa más agresiva de estreptococo A aparecerá en Estados Unidos.

Sriskandan añadió que "este tipo de cepa es completamente sensible a los antibióticos de uso común, así que la resistencia no ha tenido un rol en su surgimiento".

El estreptococo A provoca otras infecciones aparte de la escarlatina, y algunas de ellas también están en aumento en Reino Unido, dijo Sriskandan.

La infección por estreptococos causa dolor de garganta, fiebre, inflamación en los ganglios linfáticos y congestión. En la escarlatina también hay un sarpullido corporal.

Siegel aconseja a los padres cuyos hijos podrían estar sufriendo por un estreptococo que visiten al pediatra para pruebas y tratamiento con antibióticos, si es necesario.

En el estudio, Sriskandan y sus colaboradores observaron el tipo de "gen emm" en el estreptococo A que provocaba los casos de escarlatina.

Los investigadores hallaron que el aumento en la escarlatina en Londres en 2014 se vinculó con el estreptococo A de los tipos emm3 y emm4. Pero durante la primavera de 2015 y 2016, las infecciones de garganta se vincularon con las cepas emm1.

En 2014, apenas un 5 por ciento de las infecciones fueron con la emm1, pero en 2015, esa cifra había aumentado a un 19 por ciento, y en 2016, a un 33 por ciento, encontraron los investigadores.

La cepa emm1 también se convirtió en la cepa dominante implicada en las demás infecciones por estreptococo A, al aumentar a un 42 por ciento de las infecciones por estreptococos en 2016, mostraron los hallazgos.

Un análisis de la genética de la cepa emm1 encontró 27 mutaciones en las cepas de 2015 y 2016, que aumentaban la producción de la toxina exotoxina pirogénica estreptocócica, responsable de enfermar a las personas con la escarlatina y otras infecciones.

Esta cepa mutada, llamada M1UK, produce nueve veces más toxina que otras cepas de emm1, dijo Sriskandan. Es la cepa que se encontró en un 84 por ciento de todos los genomas de emm1 analizados en Inglaterra y Gales, anotó.

Los investigadores compararon las cepas M1UK con 2,800 cepas de todo el mundo, y aunque la M1UK era única, unas cepas de Dinamarca y Estados Unidos también mostraron pizcas de la M1UK.

"Las cepas de estreptococo A que provocan infecciones en la garganta y escarlatina son en esencia las mismas que causan las infecciones invasivas menos comunes, y unos aumentos en esas primeras infecciones podrían conducir a aumentos en las infecciones menos comunes", advirtió Sriskandan.

Una vacuna contra el estreptococo A haría mucho por prevenir todas esas infecciones y también reduciría las afecciones que resultan de las infecciones por estreptococos, como la enfermedad cardiaca reumática, añadió.

El Dr. Marcelo Laufer es especialista en enfermedades infecciosas pediátricas en el Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami. Afirmó que "el estreptococo no cambia mucho, motivo de que siga siendo susceptible a la penicilina".

Lo que sucede es que ataca a distintos sistemas del cuerpo, de forma que algunas enfermedades provocadas por el estreptococo aumentan mientras otras menguan en un patrón siempre cambiante, indicó.

"El estreptococo tiene distintos mecanismos de enfermedad: a veces invade, a veces es mediante la producción de una toxina, y a veces engaña al cuerpo para que reaccione a él, por ejemplo en la fiebre reumática", apuntó Laufer.

Es la naturaleza cambiante de la bacteria en sí lo que la hace tan difícil, explicó. "Sus altibajos de la misma enfermedad en distintas formas".

El informe aparece en la edición en línea del 10 de septiembre de la revista The Lancet Infectious Diseases.

Más información

Para más información sobre la escarlatina, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTES: Shiranee Sriskandan, M.D., Ph.D., professor, infectious diseases, Imperial College London; Marcelo Laufer, M.D., pediatric infectious disease specialist, Nicklaus Children's Hospital, Miami; Marc Siegel, M.D., professor, medicine, NYU Langone Medical Center, New York City; Sept. 10, 2019, The Lancet Infectious Diseases, online

Last Updated: