Click Here for HealthDay's Coronavirus Liveblog

La vacuna contra la tuberculosis es más potente cuando se administra por vía intravenosa

In English

JUEVES, 2 de enero de 2020 (HealthDay News) -- La vacuna contra la tuberculosis (TB) dista mucho de ser infalible, pero una nueva investigación con animales sugiere que el problema no es la vacuna, sino la forma de administrarla.

Cuando se administró por vía intravenosa en lugar de como inyección a monos, la vacuna fue mucho más efectiva, encontraron investigadores de la Universidad de Pittsburgh y del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE. UU.

"Los efectos fueron asombrosos", señaló la investigadora, JoAnne Flynn, profesora de microbiología y genética molecular en el Centro de Investigación sobre las Vacunas de la Universidad de Pittsburgh. "Cuando comparamos los pulmones de los animales que recibieron la vacuna por vía intravenosa en contraste con la ruta estándar, observamos una reducción de 100,000 veces en la carga bacteriana. Nueve de cada 10 animales no mostraron ninguna inflamación en los pulmones".

El equipo de Flynn evaluó varias formas de administrar la vacuna a distintas dosis. La vacuna ha existido durante unos 100 años, y es una de las vacunas más usadas en el mundo.

Seis meses tras administrar la vacuna a los monos, los investigadores los expusieron a la TB, y entonces buscaron señales de infección pulmonar.

Todos los animales que recibieron la dosis humana estándar tuvieron inflamación, y la cantidad de bacterias de la TB en sus pulmones fue solo un poco inferior que la de los animales que no fueron vacunados, encontraron los investigadores.

Pero los que recibieron la vacuna por vía intravenosa no tenían casi ninguna bacteria de la TB en los pulmones, y solo un mono de ese grupo desarrolló inflamación pulmonar.

"El motivo de que la ruta intravenosa sea tan efectiva es que la vacuna se desplaza rápidamente a través del torrente sanguíneo hasta los pulmones, los ganglios linfáticos y el bazo, y prepara a las células T antes de ser eliminada", explicó Flynn en un comunicado de prensa de la universidad.

Antes de administrar la vacuna contra la TB a humanos de esta forma, los investigadores deben probar que es seguro y práctico. Se requiere una mayor habilidad para administrar una vacuna intravenosa, y conlleva un riesgo más alto de infección. Y la investigación con animales no siempre da resultado en los humanos.

"Nos falta mucho para hacer realidad el potencial traslacional de este trabajo", añadió Flynn. "Pero esperamos evaluarla en humanos en algún momento".

El informe aparece en la edición en línea del 1 de enero de la revista Nature.

Más información

Para más información sobre la tuberculosis, visite los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: University of Pittsburgh, news release, Jan. 1, 2020

--

Last Updated: