Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los bebés se libran de los síntomas graves del COVID-19

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 16 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Los bebés pueden infectarse con el nuevo coronavirus, pero sus episodios de COVID-19 parecen ser más leves que los de las personas con más edad y con problemas de salud crónicos, señalan los expertos.

Unos médicos de China monitorizaron a nueve bebés infectados con el coronavirus, que aparentemente se habían contagiado de un familiar enfermo, y ninguno de los bebés cayó mortalmente enfermo, según un informe que se publicó en una edición reciente en línea de la revista Journal of the American Medical Association.

Ninguno de los bebés enfermos requirió cuidados intensivos, no tuvieron ninguna complicación grave, ni necesitaron ser colocados en un ventilador, comentaron los investigadores.

El nuevo informe es "una prueba de principio que muestra que los bebés se pueden infectar", lo que amplía a informes anteriores de bebés que contrajeron el COVID-19, indicó el Dr. David Kimberlin, miembro del Comité de Enfermedades Infecciosas de la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics).

El estudio también concuerda con otros informes preliminares respecto a que "cuando los niños más pequeños se infectan, parece ser una enfermedad más leve, al menos lo que se está observando en los casos más graves en los adultos mayores", dijo Kimberlin.

Apenas un 2.4 por ciento de los casos reportados en China han ocurrido en niños, y tan solo un 0.2 por ciento de los casos son de enfermedades graves en los niños, según la Organización Mundial de la Salud. No ha habido informes de ninguna muerte pediátrica relacionada con el COVID-19.

"Los cuerpos de las personas mayores han sufrido más con los años de vida en este planeta. Sus pulmones quizá sean menos flexibles que los pulmones de un niño. Simplemente enferman más con varias enfermedades pulmonares", explicó Kimberli.

"Creo que hay niños infectados con este virus y que simplemente lo manejan mejor porque sus cuerpos son más resistentes", continuó. "Pero es solo mi especulación".

De los nueve niños del informe, apenas cuatro tuvieron fiebre. Otros dos tuvieron tos y escurrimiento nasal o moco.

El Dr. Rahul Gupta, director médico de March of Dimes, dijo que le preocupa más el daño potencial en los recién nacidos si una mujer embarazada contrae el virus.

Los brotes anteriores de coronavirus con el SRAS (síndrome respiratorio agudo y severo) y el SROM (síndrome respiratorio de Oriente Medio) se asociaron con un parto prematuro y bebés con un peso bajo al nacer, y unos informes de caso limitados muestran que esto podría ser un problema similar con el COVID-19, señaló Gupta.

La buena noticia es que un par de estudios de China han reportado que el coronavirus no parece transmitirse de las madres embarazadas a los recién nacidos. Esos estudios monitorizaron a 13 bebés en total, y no encontraron ninguna evidencia de que los bebés nacieran con el COVID-19, según un informe que aparece en la edición del 16 de marzo de la revista Frontiers in Pediatrics.

Pero los bebés nacidos de forma prematura o con un peso bajo al nacer con frecuencia se enfrentan a graves problemas de salud tras el parto, que pueden requerir cuidados intensivos, según March of Dimes.

Los prematuros también tienen un riesgo más alto de desarrollar problemas cognitivos o conductuales más adelante en la vida, mientras que los bebés con un peso bajo tienen un riesgo más alto de problemas de salud crónicos en la adultez, como la diabetes, la enfermedad cardiaca, la hipertensión y la obesidad, según March of Dimes.

Parte de la preocupación con el COVID-19 parece ser que afecta más a los adultos con enfermedades crónicas, señaló Gupta.

"Sabemos que más mujeres embarazadas de hoy en día tienen más problemas médicos crónicos mientras están embarazadas", incluyendo la hipertensión, la diabetes y la obesidad, comentó. Las mujeres también están quedando embarazadas a una edad más avanzada.

Las mujeres embarazadas deben asegurarse de que sus vacunas estén al día, lavarse las manos con frecuencia, alejarse de las personas que tosen, y proteger su salud de otras maneras basándose en el sentido común, planteó Gupta.

Si una madre embarazada enferma, "es muy importante que se ponga en contacto de inmediato con su proveedor por teléfono, y que le informe de sus síntomas y lo ayude a gestionar su afección", añadió.

Los padres que deseen proteger a sus bebés o hijos pequeños del COVID-19 pueden seguir unas directrices similares, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

También pueden prevenir la propagación del virus al limpiar y desinfectar las superficies que son tocadas de forma regular en las áreas comunes del hogar, y lavar con regularidad la ropa, la ropa de cama y los artículos como los peluches, aconsejan los CDC. Si es posible, use el programa con el agua más caliente, y entonces seque los artículos por completo.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre cómo protegerse del coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: David Kimberlin, M.D., member, American Academy of Pediatrics' Committee on Infectious Diseases; Rahul Gupta, M.D., MPH, chief medical and health officer, March of Dimes; Feb. 14, 2020, Journal of the American Medical Association, online; March 16, 2020, Frontiers in Pediatrics

Last Updated: