Los laboratorios de todo el mundo están trabajando en una vacuna contra el coronavirus, pero su lanzamiento podría llevar tiempo

In English

Por
Reportero de HealthDay

LUNES, 3 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Hay prisa por desarrollar una vacuna contra el nuevo coronavirus que está asolando a China y que comienza a propagarse por el mundo, y es posible que docenas de laboratorio estén trabajando en una protección permanente contra el patógeno.

Los investigadores afirman que una vacuna efectiva podría crearse en una cuestión de semanas, usando unas técnicas avanzadas.

"Sabemos lo suficiente. Podemos lograrlo. En realidad podemos crear una vacuna en el laboratorio en dos semanas", aseguró Florian Krammer, profesor de vacunología de la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, en la ciudad de Nueva York. "Pero esto no nos ayuda demasiado".

¿Por qué no? Porque cualquier vacuna nueva de cualquier forma se enfrenta a los obstáculos de fabricación y regulación, que tardan meses en resolverse, apuntan los expertos.

El Dr. Amesh Adalja, experto sénior del Centro de Seguridad de la Salud Johns Hopkins, dijo que "aunque quizá estemos en ensayos clínicos en un año, no prevería una vacuna contra el coronavirus comercialmente disponible en un plazo de un año".

La Organización Mundial de la Salud declaró el jueves que el brote de coronavirus de Wuhan es una emergencia de salud pública global.

Países alrededor del mundo reportan casos aislados de coronavirus, a medida que los viajeros sacan al germen de China, incluyendo a Estados Unidos, Tailandia, Japón, Hong Kong, Singapur, Australia, Malasia, Macao, Francia, Corea del Sur, Alemania, los Emiratos Árabes Unidos, Canadá, Vietnam, India, Filipinas, Nepal, Camboya, Sri Lanka, Finlandia, Reino Unido y Rusia.

Y Estados Unidos tuvo su primer caso de transmisión entre personas del coronavirus: una mujer de Chicago transmitió el virus a su esposo.

"No creo que se esté exagerando", comentó Krammer respecto al riesgo que el virus plantea. "Debemos tomarlo muy en serio. No sabemos qué dirección tomará. Quizá se pueda parar. Quizá sea imparable".

En respuesta, los laboratorios de todo el mundo están adaptando sus trabajos de vacunas contra coronavirus anteriores para el SRAS (síndrome respiratorio agudo severo) y el SROM (síndrome respiratorio de Oriente Medio) para intentar detener este nuevo patógeno, dijo Krammer.

"Hay vacunas contra el SRAS y el SROM que funcionan. Podemos modelar una vacuna de inmediato con el nuevo coronavirus, basada en esas vacunas. Mi laboratorio lo está haciendo. Es probable que ahora mismo haya 50 laboratorios de EE. UU. haciéndolo", señaló Krammer.

Por ejemplo, el virólogo Keith Chappell de la Universidad de Queensland, en Australia, declaró a NPR que su laboratorio está trabajando velozmente para producir una vacuna usando la secuencia genética del virus, que los investigadores chinos resolvieron y compartieron con el mundo.

"Nuestra meta es un periodo de 16 semanas entre la recepción de la información sobre la secuencia y un producto que se haya demostrado que es seguro y efectivo, y que esté listo para su administración a los primeros humanos", dijo Chappell.

Entre los esfuerzos de más alto perfil para desarrollar una vacuna contra el coronavirus se encuentran:

  • Una compañía de biotecnología de Massachusetts, llamada Moderna, está desarrollando una vacuna diseñada genéticamente por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH) de EE. UU., según el Washington Post. Los NIH esperan haber iniciado los ensayos de seguridad de esa vacuna en abril.
  • Una firma de Filadelfia, Inovio, se está preparando para pruebas de laboratorio y en animales de una nueva vacuna de su propio diseño. Ese esfuerzo tiene el respaldo de una subvención de 9 millones de dólares de la Coalición para las Innovaciones en la Preparación para las Epidemias, según The New York Times.
  • El líder de la industria farmacéutica Johnson & Johnson también está trabajando en una vacuna, pero sus principales científicos afirmaron que llevar una vacuna al mercado puede tardar hasta un año, reportó CNBC.

Lamentablemente, llevar millones de dosis de vacuna contra el coronavirus a las manos de los médicos y los brazos de los pacientes es un proceso más complejo, advirtió Krammer.

El problema es que no hay vacunas en el mercado contra ningún coronavirus, ni SRAS ni SROM, dijo Krammer.

Si fuera la gripe, la fabricación podría acelerarse con una mayor facilidad porque existe la tecnología para producir en masa la vacuna contra la gripe anual, comentó Krammer.

"No hay una tecnología de fabricación que podamos utilizar ahora mismo a la que las autoridades reguladoras estén acostumbradas", indicó Krammer respecto a una vacuna contra un coronavirus. "Esta es la complicación".

Los desarrolladores de vacunas también tienen que probar a los reguladores federales que su creación es segura y efectiva, y que se está fabricando bajo los más altos estándares, añadió Krammer.

"Hay que producir esas vacunas con una calidad que sea aceptable para las agencias reguladoras", observó Krammer. "Eso es un poco más difícil, porque incluye buscar materiales calificados que puedan usarse en un proceso de este tipo, algo que no resulta fácil, y también hay que hacer unas evaluaciones exhaustivas para poder lanzar esas vacunas", explicó.

"La verdad es que pasarán algunos meses antes de que haya una vacuna lista para su evaluación", concluyó Krammer. "Y entonces queda la pregunta principal de cuánto tiempo se tardará en producir una vez la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. permita su uso en la población. ¿Cuánto tiempo necesitamos para producir suficientes dosis?".

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU. tienen más información sobre los coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Florian Krammer, Ph.D., professor, vaccinology, Icahn School of Medicine at Mount Sinai, New York City; Amesh Adalja, M.D., senior scholar at the Johns Hopkins Center for Health Security, Baltimore; NPR; Washington Post; CNBC; The New York Times

Last Updated: