When Kids Return to School. Next HDLive! Fri. 6/5 at 2:45 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

Los niños desarrollan unos síntomas leves con el COVID-19, pero las probabilidades de transmisión son altas, según un estudio

In English

Por
Reportero de HealthDay

VIERNES, 13 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Un nuevo estudio chino de la infección con el coronavirus en los niños podría tranquilizar a los padres estadounidenses, y resaltar lo sabio que es el cierre, al menos temporal, de las escuelas.

Esto se debe a que el estudio, que se publicó el 13 de marzo en la revista Nature Medicine, encontró que aunque los niños en general exhiben solo síntomas leves, pueden excretar el coronavirus mucho después de la desaparición de los síntomas.

En todo Estados Unidos, los distritos escolares locales han estado suspendiendo de forma temporal la actividad en las aulas, optando por la instrucción domiciliaria en línea.

El nuevo estudio encuentra que "quizá tenga sentido cerrar las escuelas, dado que no está claro si los niños podrían transmitirlo a otros en la comunidad", comentó el Dr. Robert Glatter, médico de medicina de emergencias del Hospital Lenox Hill, en la ciudad de Nueva York.

En el trabajo, un equipo dirigido por Huimin Xia, del Centro Médico de Mujeres y Niños de Guangzhou en Guangzhou, China, describió un estudio de 745 bebés y niños chinos.

Los niños tenían entre 2 meses y 15 años, y todos habían experimentado "un contacto cercano con pacientes diagnosticados [con el COVID-19] o eran miembros de familias con brotes familiares reportados", según un comunicado de prensa de la revista.

La buena noticia es que solo 10 niños (un 1.3 por ciento) al final arrojaron resultados positivos del nuevo coronavirus, reportó el equipo de Xia. Todos fueron admitidos a un centro de tratamiento, no porque estuvieran muy enfermos, sino porque las pruebas de las familias afectadas por el coronavirus habían sacado su infección a la luz.

Hay noticias incluso mejores: ninguno de los 10 niños desarrolló síntomas graves. Siete desarrollaron fiebre, pero ninguno superó los 39 grados centígrados (102.2 grados Fahrenheit).

"Hubo algunos casos de tos, dolor de garganta y congestión nasal", anotaba el comunicado de prensa de la revista, pero "ninguno de los otros síntomas comunes observados en pacientes adultos, como dolores musculares y de cabeza". Unas radiografías del tórax no mostraron señales de neumonía en ninguno de los niños.

Pero esos síntomas más leves también implicaban una desventaja: muchos niños podrían ser vectores asintomáticos o con síntomas mínimos de transmisión del coronavirus a medida que entran en contacto con los adultos más vulnerables.

Y ese riesgo de transmisión podría ocurrir durante más tiempo de lo que se sospechaba, anotó el equipo chino.

Esto se debe a que incluso después de que las muestras de la nariz y la garganta de los niños que habían estado infectados arrojaron resultados negativos del coronavirus, las pruebas de sus heces seguían mostrando señales del virus. En un caso, un niño recibió una prueba de heces que seguía dando positivo del coronavirus 13 días después de haber sido dado de alta del hospital tras dos pruebas negativas de muestras de la garganta/nariz.

Y esto podría tener implicaciones respecto a precauciones como la duración de la cuarentena, anotó el equipo de Xia.

"La longitud de la cuarentena se evalúa ahora mediante muestras de la nariz o la garganta; pero estos resultados sugieren que las pruebas del tracto gastrointestinal podrían ayudar a proveer unas evaluaciones más precisas sobre la efectividad del tratamiento y la recuperación", según el comunicado de prensa.

Glatter se mostró de acuerdo, pero dijo que se necesitan más investigaciones.

"Es importante comprender que la excreción del virus [en las muestras de heces] observada en este pequeño estudio no equivale a la transmisión", señaló. "Aunque los niños quizá todavía excreten el virus en las heces, no sabemos si todavía podrían ser infecciosos y servir como reservorio de la transmisión continua".

Aun así, "este informe sugiere que la evaluación de muestras rectales podría ser un indicador más sensible, en comparación con las muestras nasales, sobre la efectividad del tratamiento y el momento de finalizar la cuarentena", añadió Glatter.

Más información

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. ofrecen más información sobre el nuevo coronavirus.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: Nature Medicine, news release, March 13, 2020; Robert Glatter, M.D., emergency medicine physician, Lenox Hill Hospital, New York City

Last Updated: