El tipo de ropa interior podría afectar las probabilidades de ser padre

In English

Por
Reportero de HealthDay

MIÉRCOLES, 8 de agosto de 2018 (HealthDay News) -- Chicos, atención: quizá esos calzoncillos blancos apretados no sean lo mejor para su esperma.

Los hombres que usan calzoncillos ajustados tienen unos conteos de espermatozoides que sufren en comparación con los hombres que usan ropa interior tipo bóxer, según los resultados del estudio más grande hasta la fecha sobre el controversial tema.

"Los hombres que utilizaban una ropa interior más ajustada tenían unos conteos de espermatozoides más bajos que los hombres que utilizaban la ropa interior más holgada", afirmó el investigador principal, el Dr. Jorge Chavarro, profesor asociado de medicina en la Facultad de Salud Pública T.H. Chan de la Universidad de Harvard, en Boston. "Esto se reflejó tanto en la concentración de espermatozoides como en el conteo total de espermatozoides".

Los hombres que utilizaban bóxers tenían una concentración de espermatozoides un 25 por ciento más alta que los que utilizaban calzoncillos, encontraron los investigadores.

También tenían un conteo de espermatozoides un 17 por ciento más alto y un 33 por ciento más de espermatozoides móviles en una sola eyaculación.

Pero Chavarro anotó que el conteo de espermatozoides promedio estuvo dentro de los niveles normales con todos los tipos de ropa interior.

"Aunque algunos hombres individuales de este estudio podrían haber tenido niveles de espermatozoides que eran bajos, en promedio estos hombres eran bastante normales", apuntó Chavarro.

"Es probable que esto no sea un problema para la mayoría de los hombres", concluyó. "Los hombres que más podrían beneficiarse son los que han estado intentándolo durante un tiempo y siguen teniendo dificultades para dejar a su pareja embarazada".

Varios estudios anteriores a pequeña escala han vinculado una ropa interior más ajustada con unos conteos de espermatozoides más bajos, apuntó Chavarro. Este estudio tiene la muestra más grande hasta ahora, al incluir a 656 hombres de parejas que buscaron tratamiento en el centro de fertilidad del Hospital General de Massachusetts, en Boston.

La teoría es que unas temperaturas más altas provocadas por la ropa interior más ajustada interfiere con la capacidad de los testículos de producir espermatozoides, un proceso que se conoce como espermatogénesis.

"Sabemos que la espermatogénesis es altamente sensible a la temperatura", dijo Chavarro. "Incluso unos cambios relativamente pequeños en la temperatura al elegir un tipo de ropa interior que acerque el escroto al abdomen podrían, en teoría, tener un efecto sobre la espermatogénesis".

Los hombres del estudio tenían entre 18 y 56 años de edad. Cada uno proveyó una muestra de semen y una de sangre, y respondió a un cuestionario que preguntaba sobre el tipo de ropa interior que había utilizado con más frecuencia en los tres meses anteriores.

Entre ellos, un 53 por ciento utilizaban bóxers. Los demás utilizaban una ropa interior más ajustada.

Los investigadores también encontraron que los hombres que usaban bóxers tenían unos niveles de hormona foliculoestimulante (HFE) un 14 por ciento más bajos.

La HFE fomenta la producción de esperma. Unos niveles más altos en los hombres que no usaban bóxers podrían ser evidencia de que el cuerpo intentaba compensar por la dificultad en la producción de espermatozoides provocada por la ropa interior ajustada, apuntó Chavarro.

Pero esos esfuerzos no son suficientes.

"Aunque tengan unos niveles más altos de HFE, esos hombres siguen teniendo un conteo de espermatozoides más bajo. Si no fuera por los niveles más altos de HFE, su conteo de espermatozoides probablemente sería incluso más bajo", planteó Chavarro. "Parece haber cierta compensación, pero esa compensación no es suficiente para devolverlos a los conteos de espermatozoides de los hombres que usan una ropa interior más holgada".

Aunque este estudio añade nueva información al debate continuo sobre los bóxers versus los calzoncillos, hay algunas salvedades importantes, apuntó la Dra. Jennifer Kawwass, directora médica de FIV y reproducción con terceras partes en el Centro Reproductivo Emory, en Atlanta.

"Es muy importante reconocer que el estudio no prueba una relación causal entre los calzoncillos y la esterilidad, sino una asociación entre los calzoncillos y un conteo de espermatozoides más bajo, pero de cualquier forma normal, que podría o no ser una causa de esterilidad", comentó.

Así que no salga corriendo a comprar un paquete de bóxers porque le preocupan sus conteos de espermatozoides, añadió Kawwass.

"Este estudio no necesariamente sugiere que los hombres deban alterar sus preferencias y tendencias respecto a la ropa; el estudio se realizó en hombres en una clínica de esterilidad y los resultados quizá no sean generalizables a los hombres en la población general", dijo. "Además, las diferencias en los parámetros de análisis hormonales y de semen no fueron suficientemente distintas como para identificarse como la causa primaria de la esterilidad".

El estudio aparece en la edición del 8 de agosto de la revista Human Reproduction.

Más información

La Clínica Mayo ofrece más información sobre los conteos de espermatozoides bajos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Jorge Chavarro, M.D., Sc.M., Sc.D., associate professor of nutrition and epidemiology, Harvard T.H. Chan School of Public Health, Boston; Jennifer Kawwass, M.D., medical director, IVF and Third Party Reproduction, Emory Reproductive Center, Atlanta; Aug. 8, 2018, Human Reproduction

Last Updated: