Los efectos de fumar sobre el útero perjudican la fertilidad

Expertos anotan que ya se sabía que el hábito impedía la función ovárica

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportera de HealthDay

JUEVES 9 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Si pensaba que ya se conocían todos los riesgos de fumar cigarrillos, estaba equivocado.

Una investigación reciente encuentra que el tabaquismo intenso perjudica la fertilidad de las mujeres porque reduce las probabilidades de implantación del feto en el útero.

Anteriormente, los expertos pensaba que el tabaquismo intenso reducía la fertilidad debido a sus efectos sobre los ovarios. El nuevo hallazgo sugiere que el tabaco supone un doble revés para las mujeres.

"El consumo de tabaco reduce la probabilidad de embarazo, no sólo debido a los efectos conocidos sobre los ovarios, sino también debido a una menor receptividad uterina", afirmó el Dr. Sergio R. Soares, principal autor del estudio y director de la Clínica IVI de Lisboa, Portugal.

"Este es el primer estudio en mostrar el impacto clínico de fumar cigarrillos sobre la receptividad uterina", añadió Soares, cuyo estudio aparece en la edición en línea del 9 de noviembre de Human Reproduction.

La moraleja sigue siendo la misma: "Un embarazo saludable comienza con una madre saludable", afirmó la Dra. Jennifer Wu, ginecoobstetra del Hospital Lenox Hill de la ciudad de Nueva York. "Deje de fumar antes de quedar embarazada".

Apuntó que desde hace algún tiempo ya se sabía del efecto de fumar cigarrillos sobre los ovarios. "Con frecuencia hay una disfunción ovulatoria en las mujeres que fuman mucho y tienden a tener la menopausia a una edad más temprana", señaló Wu.

Los autores del estudio observaron retrospectivamente a 741 mujeres que no fumaban mucho (menos de 10 cigarrillos al día) y 44 que sí lo hacían (más de 10 cigarrillos al día). Todas las mujeres habían recibido donaciones de oocitos como parte de una fertilización in vitro (FIV) entre enero de 2002 y junio de 2005.

Ninguna de las parejas de las mujeres fumaba y ninguna de las donantes de oocitos fumaba mucho.

Según el estudio, las que fumaban menos tenían un índice de embarazo significativamente más alto (52 por ciento) que las que fumaban mucho (34.1 por ciento).

El hecho de que los oocitos eran donados significa que el problema yace en el útero y no en los ovarios, anotaron los investigadores.

Investigaciones anteriores habían mostrado que fumar poco no tenía un efecto significativo sobre los ciclos de la FIV.

Curiosamente, las que fumaban mucho tenían un índice de embarazos múltiples alrededor del doble (60 por ciento) que las que no fumaban mucho (31 por ciento). Aunque esto podría ser un defecto en los hallazgos, también es posible que distintas mujeres respondan de forma distinta a fumar cigarrillos, especuló Soares.

Soares y su equipo están ahora estudiando los factores genéticos del fenómeno.

"Estamos comenzando un estudio de la expresión genética en el endometrio de las receptoras de oocitos que fumaban mucho para determinar cuáles podrían ser las moléculas clave que participan en el proceso de implantación que son alteradas en estas pacientes", explicó.

Más información

Para más información sobre la infertilidad, visite March of Dimes.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTES: Sergio R. Soares, M.D., Ph.D., director, IVI Clinic, Lisbon, Portugal; Jennifer Wu, M.D., obstetrician/gynecologist, Lenox Hill Hospital, New York City; Nov. 9, 2006, Human Reproduction online

Last Updated: