Los padres culpan a los smartphones y a las tabletas de los problemas de sueño de los adolescentes

In English

MARTES, 18 de septiembre de 2018 (HealthDay News) -- Muchos adolescentes estadounidenses están privados de sueño, y sus padres culpan a su apego a los aparatos electrónicos, muestran los resultados de una nueva encuesta.

Los investigadores de la Universidad de Michigan realizaron una encuesta nacional con más de 1,000 padres que tenían al menos un hijo de entre 13 y 18 años de edad.

"Esta encuesta sugiere que los problemas del sueño son comunes en los adolescentes, y que los padres creen que el uso de los aparatos electrónicos a altas horas de la noche es un factor contribuyente importante", comentó la codirectora de la encuesta, Sarah Clark.

"Los padres también consideran que los frenéticos horarios y la carga de tareas de los adolescentes, además de la ansiedad sobre el rendimiento escolar y las relaciones paritarias, contribuyen a los problemas para dormir", comentó en un comunicado de prensa de la universidad.

Un 43 por ciento de los padres dijeron que sus hijos adolescentes tenían problemas para quedarse dormidos, o que daban vueltas en la cama de noche.

Y un 56 por ciento de esos padres dijeron que los aparatos electrónicos, en particular los teléfonos celulares y los medios sociales, quitaban el sueño a sus hijos, mostró la Encuesta nacional sobre la salud de los niños del Hospital Pediátrico C.S. Mott.

Los padres culparon a los ocupados horarios de sus hijos con menos frecuencia. Más de un 40 por ciento de los padres encuestados sugirieron que la carga de tareas y las actividades de sus hijos adolescentes perturbaban su horario de sueño. Por otro lado, un 31 por ciento de los padres dijeron que las preocupaciones sobre la escuela afectaban la capacidad de dormir de sus hijos, y un 23 por ciento comentaron que las preocupaciones de sus hijos adolescentes sobre su vida social los mantenían despiertos por la noche.

Además, un 10 por ciento de los padres reportaron que una afección de salud o un medicamento tenían un efecto negativo en los hábitos de sueño de sus hijos.

Muchos padres reportaron que intentaban fomentar un mejor sueño. Más de la mitad dijeron que sugerían limitar la ingesta de cafeína en la noche, o que decían a su hijo adolescente que apagara su teléfono y otros dispositivos electrónicos a la hora de irse a la cama. Más de un 40 por ciento recomiendan un refrigerio antes de irse a la cama, un 36 por ciento probaron remedios naturales para dormir (como la melatonina), y un 28 por ciento dijeron que su hijo adolescente ha probado con un somnífero.

Pero apenas 4 de cada 10 padres con hijos adolescentes privados de sueño dijeron que habían hablado con el médico al respecto.

Los que sí hablaron del tema con el médico dijeron que en general les aconsejaron que apagaran los aparatos electrónicos y los teléfonos a la hora de dormir, que se atuvieran a un horario de sueño regular y que limitaran la cafeína. Algunos médicos también sugirieron probar con un remedio natural para el sueño.

"Los padres cuyos hijos adolescentes continúen teniendo problemas frecuentes para dormir… quizá deban hablar con un proveedor de atención de la salud, sobre todo cuando piensan en qué tipo de medicamento deben probar", planteó Clark. "Un sueño inadecuado o de mala calidad puede tener efectos duraderos en la salud que van más allá del mal humor y la irritabilidad en los adolescentes".

Éstos incluyen dificultades para concentrarse en la escuela, y un mayor riesgo de accidentes de automóvil, advirtió Clark. "Un sueño inadecuado también se ha vinculado con problemas de salud que van desde la obesidad hasta la depresión", añadió.

Más información

La Asociación Americana Del Sueño (American Sleep Association) ofrece más información sobre el sueño y los aparatos electrónicos.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTE: Michigan Medicine/University of Michigan, news release, Sept. 17, 2018

--

Last Updated: