Pasar más tiempo con la televisión y los teléfonos inteligentes significa más bebidas azucaradas para los adolescentes

In English

JUEVES, 24 de octubre de 2019 (HealthDay News) -- Los adolescentes que están pegados a sus pantallas, ya sean de televisión o de dispositivos electrónicos, no solo hacen menos ejercicio, sino que también son más propensos a engullir demasiadas bebidas azucaradas con cafeína, según un estudio reciente.

Los investigadores analizaron datos de más de 32,400 estudiantes de EE. UU. de octavo y décimo cursos. Encontraron que más de un 27 por ciento excedían la ingesta recomendada de azúcar y que un 21 por ciento excedían la ingesta recomendada de cafeína a partir de refrescos y bebidas energéticas.

Los chicos consumían más refrescos y bebidas energéticas que las chicas, y los estudiantes de octavo curso consumían más que los estudiantes de décimo curso.

En general, hubo un declive en el consumo de refrescos y bebidas energéticas entre 2013 y 2016, pero un mayor uso de dispositivos electrónicos, en particular la televisión, se asoció con un consumo más alto de ambos tipos de bebidas.

"Hay una tendencia a una reducción en el consumo de bebidas energéticas y refrescos entre 2013 y 2016, que son nuestros datos más recientes, pero un mayor uso de dispositivos electrónicos, en particular de la televisión, se vinculó con un mayor consumo de azúcares añadidos y cafeína en los adolescentes", comentó la colíder del estudio, la Dra. Katherine Morrison, profesora de pediatría en la Universidad de McMaster en Hamilton, Canadá.

Una hora adicional de televisión al día se vinculó con un riesgo un 32 por ciento más alto de exceder las recomendaciones sobre el azúcar de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y con un aumento del 28 por ciento en el riesgo de superar las recomendaciones de la OMS sobre la cafeína.

Cada hora al día hablando por un teléfono celular o usando medios sociales también se asoció con un riesgo más elevado de exceder las recomendaciones tanto sobre el azúcar añadido como sobre la cafeína, según el estudio.

"Resolver este [consumo más alto de azúcar y cafeína] mediante la consejería o el fomento de la salud podría ayudar, potencialmente", planteó Morrison en un comunicado de prensa de la universidad.

A los investigadores les sorprendió encontrar solo un vínculo débil entre el uso de videojuegos y un mayor consumo de cafeína.

"Dadas las campañas de mercadeo que se dirigen a los jugadores de videojuegos, previmos una asociación particularmente potente entre la ingesta de cafeína a través de bebidas energéticas o refrescos y el uso de los videojuegos, pero la televisión se vinculó de forma más firme", señaló Morrison.

Los investigadores también encontraron que usar una computadora para la escuela se asoció con un riesgo más bajo de superar los niveles recomendados de consumo de azúcar.

Los hallazgos del estudio se publicaron en la edición del 22 de octubre de la revista PLOS ONE.

Las bebidas endulzadas tanto con azúcar como con edulcorantes artificiales se conectan con la obesidad, la diabetes, las caries dentales y dormir mal. Un exceso de cafeína se asocia con dolores de cabeza, una presión arterial más alta, náuseas, vómitos, diarrea, dolores en el pecho y dormir mal.

Más información

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (American Academy of Family Physicians) ofrece más información sobre las bebidas energéticas.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: McMaster University, news release, Oct. 22, 2019

--

Last Updated: