When Kids Return to School. Next HDLive! Fri. 6/5 at 2:45 PM ET

Follow Our Live Coverage of COVID-19 Developments

¿Podría la radiación de los teléfonos celulares y los microondas durante el embarazo aumentar el riesgo de TDAH?

In English

Por
Reportero de HealthDay

MARTES, 24 de marzo de 2020 (HealthDay News) -- Las mujeres embarazadas expuestas a unos niveles altos de radiación de los teléfonos celulares, los microondas y el Wi-Fi podrían aumentar el riesgo de sus bebés de sufrir del trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), sugiere un estudio reciente.

Esas ondas, conocidas como radiación no ionizante de campos magnéticos (CM), están en el aire alrededor de las personas. También provienen de las torres de los teléfonos celulares, de los cables eléctricos de alta tensión, de los aparatos eléctricos, de los dispositivos inalámbricos y de las señales de Bluetooth. La exposición a la radiación no ionizante de CM ya se ha vinculado con un riesgo de cáncer y de otras afecciones médicas en otros estudios.

"Las mujeres embarazadas preocupadas por el efecto de los CM en la salud de sus fetos e hijos deben reducir la exposición a los CM durante el embarazo todo lo que puedan", planteó el investigador principal, el Dr. De-Kun Li, científico investigador sénior del Instituto de Investigación de la Kaiser Foundation en Oakland, California.

"En este caso, recuerde que 'la distancia es su amiga', y mantenga la distancia de las fuentes generadoras de CM", aconsejó.

Pero una experta afirmó que los hallazgos distan mucho de ser definitivos.

El equipo de Li encontró que los hijos de madres que se expusieron a unos niveles altos de CM durante el embarazo tenían más del doble de riesgo de TDAH, en comparación con los niños cuyas madres se expusieron a unos niveles más bajos de CM durante el embarazo. La asociación fue más potente en los casos más graves de TDAH, y en los que tenían otros problemas inmunitarios, como el asma y la dermatitis atópica, encontraron los investigadores.

En el estudio, los investigadores monitorizaron la exposición a los CM en dos grupos, uno de octubre de 1996 a octubre de 1998, y otro de mayo de 2006 a febrero de 2012. En total, se incluyó a casi 1,500 madres y niños. Se dio seguimiento a los niños de mayo de 1997 a diciembre de 2017.

"Medimos los niveles reales de CM con un dispositivo medidor durante el embarazo, en lugar de adivinarlos, como todos los estudios anteriores", explicó Li. "Por tanto, medimos con mayor precisión la exposición a los CM".

La cantidad de radiación que es peligrosa comienza a los 1.3 milligrays. Pero como la mayoría de las personas no pueden juzgar su exposición, Li sugiere que saber cuál es la fuente de los CM es más importante, para poder mantener la distancia.

"Este hallazgo es significativo, porque en muchos estudios anteriores se ha mostrado que la exposición a los CM tiene un efecto biológico en el sistema inmunitario", aseguró Li. "Por tanto, el hallazgo de que la exposición a los CM aumenta de forma específica el riesgo de TDAH relacionado con el sistema inmunitario ofrece evidencias adicionales de que es probable que la asociación sea genuina".

El informe se publicó en la edición en línea del 24 de marzo de la revista JAMA Network Open.

Dado que todo el mundo está expuesto a la radiación no ionizante de CM a distintos grados, y que es probable que la intensidad de la exposición aumente con la adición constante de dispositivos generadores de CM, no se debe pasar por alto el impacto potencial en la salud, planteó Li.

"La siempre creciente exposición a los CM durante las últimas décadas bien podría haber contribuido a los aumentos en varias enfermedades, como el TDAH, el autismo y el cáncer de colon en los adultos jóvenes, respecto a las cuales no tenemos pistas del motivo de que estén en aumento", dijo.

Pero la Dra. Saima Aftab, directora médica del Centro de Atención Fetal del Hospital Pediátrico Nicklaus, en Miami, dijo que el estudio plantea más preguntas de las que responde.

Los CM podrían afectar al cerebro en desarrollo del feto, como pueden hacer la dieta y otras exposiciones ambientales, comentó. Pero hay que saber mucho más antes de que se pueda probar que los CM provocan el TDAH.

A Aftab también le preocupa que estos datos puedan provocar un pánico innecesario en las mujeres embarazadas.

"Simplemente dar a las mujeres información respecto a que esto podría provocar TDAH, y entonces dar la alarma sin ninguna buena solución ni buenos motivos para decir que de hecho sabemos que esto es causal no es sensato", lamentó.

"Hay que tener mucho cuidado respecto al nivel de preocupación que generamos, porque en la práctica será muy difícil para las madres vivir sus vidas y averiguar cómo medir los CM, y vivir una vida sin esas herramientas que son útiles, y que pueden salvar vidas. Los científicos deben seguir indagando", añadió Aftab.

Más información

Para más información sobre la radiación no ionizante de los CM, visite la Organización Mundial de la Salud.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTES: De-Kun Li, M.D., Ph.D., senior research scientist, Kaiser Foundation Research Institute, Kaiser Permanente, Oakland, Calif.; Saima Aftab, M.D., medical director, Fetal Care Center, Nicklaus Children's Hospital, Miami; March 24, 2020, JAMA Network Open, online

Last Updated: