Hay menos niños y adolescentes de EE. UU. que desarrollan caries

In English

Por
Reportera de HealthDay

VIERNES, 13 de abril de 2018 (HealthDay News) -- Una cantidad menor de niños y adolescentes de EE. UU. están teniendo problemas con las caries, en comparación con hace apenas unos años, pero las disparidades según los ingresos persisten, según un nuevo gobierno del estudio de EE. UU.

Los investigadores encontraron que en 2015-2016, más o menos un 43 por ciento de los niños y adolescentes de 2 a 19 años de edad tenían caries. Eso fue una reducción respecto a un 50 por ciento cuatro años antes.

Se trata de buenas noticias. Por otro lado, hubo disparidades obvias. Los jóvenes hispanos tuvieron la prevalencia más alta de caries, con un 52 por ciento. Y los jóvenes de las familias con unos ingresos más bajos tenían una tasa de caries sustancialmente más alta que los de familias más ricas.

Además, muchos jóvenes (un 13 por ciento) tenían caries sin tratar, y los negros tenían el riesgo más alto.

"Estamos avanzando, pero queda trabajo por hacer", dijo la investigadora líder, la Dra. Eleanor Fleming, del Centro Nacional de Estadísticas de Salud de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

La Dra. Rosie Roldán, directora de odontología pediátrica en el Hospital Pediátrico Nicklaus en Miami, se mostró de acuerdo.

"Es alentador ver el declive que está ocurriendo", dijo Roldán, que no participó en el estudio.

Anotó que los niños más pequeños del estudio (los de 2 a 5 años) tenían las tasas más bajas de caries y de caries sin tratar.

Según Roldán, esto podría relacionarse con un esfuerzo en los últimos años por llevar a los niños pequeños al dentista.

Grupos que incluyen a la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) y a la Asociación Dental Americana (American Dental Association) sugieren que los niños inicien la atención dental cuando surjan sus dientes de leche, o a los 12 meses de edad.

Por otra parte, Roldán lamentó que "las caries siguen siendo muy comunes".

Las familias con unos ingresos más bajos, anotó, quizá tengan dificultades para llevar a sus hijos al dentista, no solo debido a temas económicos o del seguro, sino porque tal vez no vivan cerca de un proveedor.

"Además, la comida saludable es cara", dijo Roldán. "Incluso la pasta dental puede ser cara para algunas familias".

Los hallazgos, publicados por los CDC el 13 de abril, provienen de un estudio en curso sobre los hábitos de salud y nutrición de los estadounidenses, realizado mediante entrevistas a domicilio y exámenes físicos en clínicas de salud móviles.

En los años más recientes del estudio (2015-2016), poco más de un 43 por ciento de los niños y adolescentes de EE. UU. de a partir de 2 años de edad tenían caries. Esto incluyó a un 13 por ciento con caries sin tratar. En comparación, esas cifras fueron del 50 y el 16 por ciento, respectivamente, en 2011-2012.

El panorama empeoraba según los ingresos familiares se reducían. Entre las familias que vivían por debajo de la línea federal de la pobreza, un 52 por ciento de los jóvenes tenían caries. Esto es en comparación con un 34 por ciento de los hijos de familias con unos ingresos superiores al 300 por ciento del nivel de pobreza.

De forma similar, casi un 19 por ciento de los hijos de familias con ingresos bajos tenían caries sin tratar, frente a un 7 por ciento de los de familias con unos ingresos más altos.

También hubo evidentes disparidades raciales. Más o menos un 17 por ciento de los jóvenes negros tenían caries sin tratar, frente a poco menos de un 12 por ciento de los jóvenes blancos y un 10.5 por ciento de los asiáticos.

¿Por qué se ha reducido la prevalencia general de caries? Fleming comentó que no es posible saberlo a partir del estudio.

Anotó que las claves de la prevención de las caries incluyen algunos puntos básicos: cepillarse con una pasta dental con flúor y usar hilo dental todos los días, limitar las bebidas azucaradas y visitar al dentista de forma regular.

No está claro si algún cambio en esos hábitos o el acceso a la atención dental podría explicar el declive reciente en las caries de los jóvenes, según Fleming.

"Las caries son la enfermedad más común en los niños y adolescentes", dijo. "Pero no todo el mundo las desarrolla. No son inevitables".

Llevar a sus hijos al dentista dos veces al año ayuda, dijo Roldán. Pero añadió que "lo que sucede entre visitas es incluso más importante".

Opte por agua en lugar de bebidas azucaradas, aconsejó, y asegúrese de que sus hijos se cepillen de forma regular, sobre todo antes de irse a la cama.

"La noche es el momento en que esas bacterias [de la boca] montan toda una fiesta", anotó Roldán.

Más información

La Academia Americana de Pediatría ofrece más información sobre la salud oral de niños y adolescentes.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2018, HealthDay

FUENTES: Eleanor Fleming, Ph.D., D.D.S., dental officer, National Center for Health Statistics, U.S. Centers for Disease Control and Prevention, Hyattsville, Md.; Rosie Roldan, D.M.D., M.D., director, pediatric dentistry, Nicklaus Children's Hospital, Miami; April 13, 2018, National Center for Health Statistics Data Brief, online

Last Updated: