Escribir sobre valores mejora las calificaciones en la intermedia

Pero el efecto positivo sólo se observó en niños negros, encuentra un estudio

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

Por
Reportero de Healthday

JUEVES, 16 de abril (HealthDay News/Dr. Tango) -- Cuando los niños escriben sobre sus valores, estos ejercicios de autoafirmación pueden ayudar a mejorar las calificaciones, sugiere una investigación reciente.

Sin embargo, el efecto positivo parece traducirse en mejores calificaciones sólo para los estudiantes negros, según el estudio, que aparece en la edición del 17 de abril de la revista Science.

"Esta intervención psicológica puede tener un impacto positivo a largo plazo en el rendimiento académico de los niños, y ayudar a cerrar la brecha racial en los logros", apuntó el autor del estudio Geoffrey Cohen, profesor asociado de psicología de la Universidad de Colorado en Boulder.

Pero Cohen añadió que "no se trata de una cura mágica. Las mejoras provinieron de las intervenciones psicológicas en conjunto con buenos recursos y buenos profesores".

Para este estudio, Cohen y colegas contaron con tres grupos de estudiantes de séptimo grado: niños estadounidenses de origen europeo, niños negros con alto rendimiento académico, y niños negros con bajo rendimiento. Cada grupo se dividió en dos. La mitad recibió la intervención, y la otra mitad fungió como control. Cada grupo tenía entre 65 y 75 niños.

La intervención consistió en una serie de tareas estructuradas de escrituras en que se pedía a los niños seleccionar un valor y escribir sobre el mismo. Cada tarea de redacción conllevaba unos quince minutos, y se repitió entre tres y cinco veces durante el año.

"Lo que encontramos es que a los estadounidenses de origen africano que recibieron la intervención les fue mejor académicamente durante el estudio de dos años. Las calificaciones mejoraron en casi medio punto entre los niños negros con bajo rendimiento. La intervención cerró de forma consistente la brecha racial en el rendimiento", afirmó Cohen.

Entre los negros, los índices de clases de recuperación o repetición del curso pasaron de 18 a cinco por ciento entre los niños que recibieron la intervención.

Una de las maneras en que este tipo de intervención ayuda a los niños es al reducir el estrés, según Cohen. "Si tengo un momento para pensar en mi familia, para reflexionar sobre lo que me importa durante una situación importante de rendimiento (como antes de un examen), la situación estresante de rendimiento se hace menos estresante, y pienso que soy capaz y bueno", señaló.

Este tipo de cambio en el pensamiento podría ser especialmente importante para los estudiantes de minorías, apuntó, porque tal vez sientan que se les juzga de manera estereotipada.

"Los estadounidenses de origen africano tienen más estrés en la escuela, porque tienen la carga extra de la amenaza de estereotipo. Tal vez se preocupan de que profesores y compañeros los vean a través de la lente negativa del estereotipo", apuntó Cohen.

Otra buena noticia del estudio es que los beneficios de la intervención persistieron al menos dos años. Cohen dijo que probablemente se deba a que la intervención rompe la espiral descendiente negativa que con frecuencia se observa en la intermedia.

"Debido a que es un ciclo recursivo, los resultados iniciales hacen una inmensa diferencia. Los ciclos recursivos son sensibles a los resultados iniciales, y las experiencias tempranas tienen un impacto duradero", afirmó.

La Dra. Debra Hollander, jefa de psiquiatría del Hospital de Providence en Southfield, Michigan, no se sorprendió de que la intervención ayudara a algunos niños a mejorar sus calificaciones. "A los niños se les pidió que reflexionaran más, que pensaran sobre qué era importante para ellos, qué valoraban. Esto puede ayudar a reprogramar lo que desean ser, y puede empoderarlos", afirmó.

Pero Hollander dijo que le sorprendió que los efectos positivos sólo se vieran en los niños negros, y añadió que es algo que debería explorarse en investigaciones posteriores.

La moraleja importante de este estudio para padres y educadores, afirmó, es que "la manera en que interactuamos los unos con los otros y los mensajes sutiles que enviamos, pueden tener un inmenso impacto en los niños".

Por ejemplo, dijo Hollander, cuando a los niños no les va bien en la escuela y los padres simplemente los mandan a recibir tutoría, los niños pueden interpretar que eso significa que no son capaces de hacerlo bien por sí mismos. Una mejor manera, sugirió, es preguntar a los hijos qué desean lograr y cómo puede ayudarles a lograrlo.

Más información

La Nemours Foundation ofrece consejos sobre cómo crear autoestima en los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTES: Geoffrey Lawrence Cohen, Ph.D., associate professor, psychology, University of Colorado at Boulder; Debra Hollander, M.D., chief, psychiatry, Providence Hospital, Southfield, Mich.; April 17, 2009, Science

Last Updated: