La amigdalectomía no siempre es rentable cuando se trata de los problemas de la garganta de los niños

Estudio sugiere que la monitorización y tratamiento cercanos con frecuencia podría ser una mejor opción

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

LUNES 19 de noviembre (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio holandés halla que, para los niños que tienen síntomas entre leves y moderados de infección en la garganta, la cirugía para extirpar las amígdalas es más costosa, aunque no necesariamente más beneficiosa, en comparación con simplemente observar y esperar para determinar si los síntomas se resuelven por sí mismos.

Entre 2000 y 2003, los investigadores del Centro Médico Universitario de Utrecht compararon a 151 niños entre los dos y los ocho a los que se asignó a adenoamigdalectomía (extirpación de amígdalas y adenoides) en cuestión de seis semanas con 149 niños asignados a espera vigilante, que consistía en monitorizar de cerca e intervenir según fuera necesario. Se realizaron seguimientos a los tres, a los seis, a los doce, a los 18 y a los 24 meses.

Los costos anuales alcanzaron en promedio cerca de $500 por niño al año en el grupo de espera vigilante, en comparación con $730 (46 por ciento más) en el grupo de la cirugía. Los niños que se sometieron a cirugía tuvieron menos fiebres, infecciones de garganta e infecciones del tracto respiratorio, en comparación con los del grupo de espera vigilante.

"En general, el equilibrio entre los costos y los efectos en esta población parecía desfavorable para la adenoamigdalectomía, con índices de rentabilidad en aumento por más de $423 por episodio de enfermedad evitado", escribieron los autores del estudio.

"Hay que tener en cuenta que este cálculo incluye costos para la sociedad, como las licencias de los padres relacionadas con la enfermedad del niño. Si estos costos se hubieran eliminado de la ecuación, las cifras serían un poco menos favorables. Con el tiempo, el sistema inmunitario del niño madura y la diferencia en episodios adversos desaparece. Así, el incremento inicial en el costo en el grupo de adenoamigdalectomía nunca será contrarrestado por un efecto positivo continuo para la salud", concluyeron.

El estudio aparece en la edición de noviembre de Archives of Otolaryngology - Head & Neck Surgery.

Más información

La American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery tiene más información sobre las amígdalas y los adenoides.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: JAMA/Archives journals, news release, Nov. 19, 2007

--

Last Updated: