Las arterias obstruidas están apareciendo en niños

Un estudio muestra que las dietas grasas y la falta de ejercicio aumentan los riesgos cardiacos de los niños

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

DOMINGO 12 de noviembre (HealthDay News/HispaniCare) -- Los niños con factores de riesgo para la enfermedad cardiaca (como obesidad, hipertensión, diabetes hipercolesterolemia) ya muestran indicaciones de acumulación grasa en sus arterias que podrían causar ataques cardiacos cuando sean adultos, según informan investigadores canadienses.

"La prevención primaria de la enfermedad cardiaca debe comenzar en la niñez. Necesitamos comenzar a evaluar y tratar los factores de riesgo para la enfermedad cardiaca en los niños", aseguró en una declaración preparada la Dra. Sanaz Piran, investigadora y residente de medicina interna en la Universidad McMaster de Hamilton, Ontario.

Piran y sus colegas revisaron datos de 3,630 niños entre los 5 y 18 años de edad que participaron en 26 estudios en Australia, Finlandia, Italia, los Países Bajos, Noruega y los Estados Unidos. Estos estudios usaron métodos no invasivos para medir el flujo sanguíneo arterial y el grosor de las paredes arteriales en los niños con y sin factores de riesgo para enfermedad cardiaca.

En muchos casos, los niños con factores de riesgo para la enfermedad cardiaca mostraban señales precoces de ateroesclerosis.

Se esperaba que la revisión fuera presentada el domingo en la reunión anual de la American Heart Association, en Chicago. Los hallazgos subrayan la necesidad de que los padres y médicos prevengan y traten los factores de riesgo cardiovascular en los niños, afirmaron los autores.

"La dieta y el ejercicio son especialmente importantes para controlar el creciente problema de obesidad infantil", señaló Piran.

"La obesidad pone a los niños en riesgo de hipertensión arterial, diabetes e hipercolesterolemia. Las dietas de los niños han cambiado dramáticamente, influenciadas por los comerciales de televisión y la conveniencia de la comida rápida", apuntó. "Los niños comen demasiados alimentos grasos y procesados. Los padres necesitan involucrar a sus hijos en actividades regulares de ejercicio y reducir las comidas grasas, enfatizando alimentos saludables como las verduras".

Los padres no deben fumar en presencia de sus niños y, si hay antecedentes de colesterol alto en la familia, los niveles de colesterol de los niños deben ser evaluados, aconsejó Piran.

"Las mismas cosas que recomendamos a los adultos deben ser recomendadas a los padres para sus hijos. Tiene que haber un método orientado a la familia para la prevención cardiovascular y para resolver estos factores de riesgo", añadió.

Más información

La American Heart Association tiene más información sobre la salud de los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: American Heart Association, news release, Nov. 12, 2006

--

Last Updated: