Los bebés de los fumadores tienen altos niveles de nicotina

Estudio halla que el hábito de la madre cuadruplica la concentración de cotinina en la orina

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MARTES 19 de junio (HealthDay News/Dr. Tango) -- Un estudio británico halla que en hogares en los que al menos uno de los padres fuma, los bebés tienen niveles 5.5 veces superiores de una toxina de la nicotina llamada cotinina en la orina, comparados con los bebés cuyos padres no fuman.

La cotinina se genera cuando el organismo intenta eliminar la nicotina del humo inhalado.

El estudio de 104 bebés de 12 semanas (71 de los cuales tenían al menos un padre que fumaba y 33 cuyos padres no fumaban) también halló que tener una madre que fumaba cuadruplicaba los niveles de cotinina en la orina. Los investigadores hallaron que tener un padre fumador duplicó los niveles de cotinina en la orina del bebé.

Dormir con los padres en habitación de temperatura más baja también se relacionó con mayores niveles de cotinina en los bebés, decía el estudio de investigadores de la Facultad de medicina de la Universidad de Leicester y de la Universidad de Warwick.

"Los bebés afectados por el humo tienden a venir de hogares más pobres, que podrían tener habitaciones más pequeñas y calefacción inadecuada", escribieron los autores del estudio. "Los mayores niveles de cotinina en las épocas más frías del año podrían ser el reflejo de otros factores clave que influyen sobre la exposición al humo pasivo, como peor ventilación o mayor tendencia de los padres a fumar dentro de la casa durante el invierno".

Los investigadores también anotaron que dormir con uno de los padres es un factor de riesgo conocido de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). Sugirieron que una razón para esto podría ser la proximidad del bebé a la ropa de los padres y otros objetos contaminados con partículas de humo.

Los hallazgos fueron publicados en línea el martes antes de su aparición en el boletín Archives of Disease in Childhood.

Más información

La American Academy of Otolaryngology-Head and Neck Surgery tiene más información sobre los niños y el humo de segunda mano.


Artículo por HealthDay, traducido por Dr. Tango

FUENTE: BMJ Specialist Journals, news release, June 19, 2007

--

Last Updated: