Los refrescos carbonatados continúan propiciando la obesidad infantil

Una evaluación reciente contiene duras verdades sobre estas bebidas suaves

Please note: This article was published more than one year ago. The facts and conclusions presented may have since changed and may no longer be accurate. And "More information" links may no longer work. Questions about personal health should always be referred to a physician or other health care professional.

In English

MIÉRCOLES 11 de mayo (HealthDay News/HispaniCare) -- El creciente peso de la juventud estadounidense podría estar siendo impulsado, al menos en parte, por el dulce burbujeante de los refrescos carbonatados.

Según investigadores que informan en la edición de mayo del Journal of Pediatrics, una reciente reseña de datos y opiniones expertas sugiere que el consumo de bebidas suaves incrementa dramáticamente el riesgo de obesidad infantil.

Por ejemplo, "el adolescente típico consume dos latas de 12 onzas (unos 355 ml) de refresco diarias, las cuales contienen 300 calorías y 20 cucharaditas de azúcar", aseguró en una declaración preparada el Dr. Robert Murray, del Hospital Infantil de Columbus en Ohio y líder del estudio.

Las directrices actuales recomiendan un límite del 10 por ciento de calorías diarias provenientes de azúcar adicional, sin embargo, los alimentos como las bebidas suaves ahora representan entre el 18 y el 20 por ciento de la ingesta diaria de calorías de los niños, según informa el equipo de Murray.

Los investigadores revisaron varias fuentes de artículos parecidos, declaraciones y editoriales de investigadores y representantes de la industria de las bebidas suaves. Aunque no existe un factor único que se pueda señalar como única causa de la obesidad infantil, la reseña reveló una correlación entre el consumo de bebidas suaves y el riesgo de obesidad en la infancia.

La evaluación halló que los niños parecen estar eligiendo bebidas suaves o jugos de fruta endulzados en lugar de leche.

El consumo de bebidas suaves en las escuelas puede llevar a la obesidad, según el Comité de Salud Escolar de la American Academy of Pediatrics. Sin embargo, uno de los estudios de esta reseña halló que la mitad de los 523 distritos escolares encuestados tenía contratos vigentes con empresas de bebidas suaves. Dos tercios de esos distritos escolares recibieron incentivos de una empresa de bebidas suaves, mientras que cerca del 80 por ciento de esos distritos escolares recibió un porcentaje de las ventas de esas bebidas.

Las escuelas deberían "fortalecer programas existentes, como el de los desayunos escolares, el nacional de almuerzos escolares, instrucción sobre nutrición en el aula, instrucción diaria sobre el estado físico, competencias deportivas internas y programas después de las clases" en lugar de firmar contratos con empresas de bebidas suaves, sentenció Murray en una declaración preparada.

Más información

The U.S. Department of Health and Human Services describe como prevenir la obesidad infantil.


Artículo por HealthDay, traducido por HispaniCare

FUENTE: Elsevier Health Sciences, news release, May 11, 2005

--

Last Updated: