Follow Our Live Coverage of Covid-19 Developments

Más allá de balbucearle al bebé: cómo ayudar al lenguaje temprano

In English

MIÉRCOLES, 5 de febrero de 2020 (HealthDay News) -- Enseñarles a los padres cómo hablar con sus bebés podría ayudar a fomentar el desarrollo del lenguaje en sus hijos, señalan unos investigadores.

El estudio de la Universidad de Washington no observó lo que se conoce como balbuceos o lenguaje infantil, que en general consiste en sonidos absurdos y palabras sin sentido.

En vez de ello, los investigadores se enfocaron en lo que se conoce como maternés. Se trata de un habla adecuada con unas vocales alargadas y unos tonos vocales exagerados que atraen la atención de los bebés y los animan a responder.

"Hace tiempo que sabemos que el uso del maternés se asocia con unos mejores resultados en el lenguaje. Pero no sabíamos el motivo", comentó Patricia Kuhl, codirectora del Instituto de Ciencias del Aprendizaje y del Cerebro.

"Creemos que el maternés hace que el aprendizaje del lenguaje sea más fácil debido a su estructura lingüística más sencilla y sus sonidos exagerados. Pero este nuevo trabajo sugiere un motivo más fundamental", comentó Kuhl en un comunicado de prensa de la universidad.

El estudio encontró que los padres que recibieron un entrenamiento individual usaban el maternés con una mayor frecuencia que los padres que no recibieron el entrenamiento. El entrenamiento condujo a más "conversaciones" entre padres e hijos y aumentó las habilidades lingüísticas de los niños meses después.

"Ahora pensamos que el maternés funciona porque es un enganche social para el cerebro del bebé; su tono agudo y ritmo más lento son socialmente atractivos e invitan al bebé a responder", explicó Kuhl.

Los padres alteraron su habla de buen grado cuando les dijeron que la forma de hablar podría ayudar a su bebé a aprender, anotaron los investigadores.

A los 18 meses, unas encuestas con los padres estimaron que el vocabulario de los niños de las familias entrenadas tenía, en promedio, unas 100 palabras, en comparación con 60 palabras entre los niños cuyos padres no fueron entrenados.

"El lenguaje evolucionó para facilitar las habilidades de comunicación social que son esenciales para la supervivencia de la especie. En este estudio, observamos de primera mano cómo el lenguaje y la implicación social de los padres pueden fomentar los sonidos de respuesta iniciales de los bebés, que se convierten en palabras y luego en oraciones, educando a los bebés en el arte de la comunicación humana", aseguró Kuhl.

El estudio fue un seguimiento de un proyecto de 2018. El entrenamiento ocurrió a los 6, 10 y 14 meses, y se dio seguimiento a las familias hasta los 18 meses. Los resultados se publicaron en la edición en línea del 3 de febrero de la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Más información

La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) describe los hitos del desarrollo de la alfabetización temprana.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2020, HealthDay

FUENTE: University of Washington, news release, Feb. 3, 2020

--

Last Updated: