Una niñez difícil puede acarrear toda una vida de daño, aseguran unos expertos

In English

MARTES, 5 de noviembre de 2019 (HealthDay News) -- Las experiencias traumáticas en la niñez pueden provocar un daño de por vida en la salud física y mental, señalan los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de EE. UU.

Prevenir las experiencias infantiles traumáticas (como el abuso, ser testigo de la violencia o el abuso de sustancias en el hogar, o tener a uno de los padres en la cárcel) podría reducir muchos problemas en el futuro, según los CDC.

Entre ellos se encuentran las enfermedades crónicas, como la enfermedad cardiaca y respiratoria, el cáncer, la diabetes y el suicidio; las conductas riesgosas de salud, como el abuso de sustancias; y las dificultades socioeconómicas más adelante en la vida.

Al menos cinco de las 10 principales causas de muerte en Estados Unidos se asocian con lo que los CDC denominan experiencias adversas en la niñez.

En el primer análisis de los CDC sobre este tema, los investigadores evaluaron datos de 2015-2017 de más de 144,000 adultos de 25 estados. Los hallazgos se publicaron el 5 de noviembre en un informe de Vital Signs.

El estudio encontró que los adultos que reportaron el nivel más alto de experiencias traumáticas en la niñez eran más propensos a tener problemas crónicos de la salud y depresión, a fumar y a consumir alcohol, y a estar desempleados.

Las mujeres, los amerindios/nativos de Alaska y los afroamericanos fueron más propensos a reportar cuatro o más experiencias traumáticas, mostraron los hallazgos.

Según los estimados de 2017, los CDC dijeron que prevenir esos traumas infantiles podría haber evitado hasta 1.9 millones de casos de enfermedad cardiaca en los adultos de EE. UU., y reducido el número de adultos con sobrepeso u obesos en hasta 2.5 millones. También podría haber reducido el número de adultos con depresión en hasta un 44 por ciento (se habría evitado hasta 21 millones de casos).

"Sabemos ahora que las experiencias adversas en la niñez tienen un impacto significativo en la salud futura de un individuo", comentó en un comunicado de prensa de los CDC el Dr. Robert Redfield, director de la agencia.

"Prevenir las experiencias traumáticas en la niñez e iniciar intervenciones clave cuando ocurran reducirá las consecuencias de salud a largo plazo, y beneficiará el bienestar físico y emocional de los individuos en la adultez", señaló Redfield.

Los CDC tiene varias iniciativas para prevenir el trauma infantil y reducir los efectos nocivos de esas experiencias. Incluyen educar a los estados y a las comunidades sobre las formas de reducir las dificultades financieras y otras condiciones familiares que ponen a los niños en riesgo; animar a las empresas a adoptar políticas favorables para las familias, como las licencias pagas y los horarios laborales flexibles; y aumentar el acceso a programas que mejoran la capacidad de los padres y de los niños de gestionar el estrés, resolver los conflictos y reducir la violencia.

Otras iniciativas incluyen enseñar a los proveedores de atención de la salud a reconocer el riesgo actual en los niños y un historial de trauma en los adultos, y a remitir a los pacientes a servicios y respaldo para las familias.

Más información

La Biblioteca Nacional de Medicina de EE. UU. ofrece más información sobre los eventos traumáticos y los niños.


Artículo por HealthDay, traducido por HolaDoctor.com

© Derechos de autor 2019, HealthDay

FUENTE: U.S. Centers for Disease Control and Prevention, news release, Nov. 5, 2019

--

Last Updated: